PLAY

ESPECTÁCULOS

Prince llevaba 154 horas sin dormir antes de morir


Desvelan que el artista estuvo trabajando más de seis días sin descanso.
25/04/2016 06:35 p.m.


2.010

Aún faltan "unos días" para conocer los resultados oficiales de la autopsia realizada a Prince. Su muerte continúa rodeada de misterio y ahora sale a la luz un dato revelador. Según informó su cuñado Maurice Phillips, tras la ceremonia de incineración, el artista llevaba "154 horas seguidas sin dormir".

Las autoridades confirmaron que el suicidio y la muerte violenta no entraban dentro de las hipótesis que se barajan. El resultado preliminar de la autopsia descartaba cualquier tipo de traumatismo, pero era pronto para anunciar que los fármacos localizados en la vivienda tenían relación directa.

El dato que aporta Phillips, marido de la hermana de Prince Tyka Nelson, hace que cobre aún más fuerza la teoría de una sobredosis como apuntó el portal TMZ. Estar más de seis días sin dormir es una misión imposible sin no hay un tipo de ayuda de por medio.

Una de las últimas apariciones de Prince, donde su desmejoramiento físico era más que notorio.

Según The Independent, los empleados del negocio de discos Electric Fetus, lugar que solía frecuentar Prince, no lo vieron en su mejor momento la semana previa a su muerte. "Estaba pálido y débil", admitieron los empleados.

Unos días antes de que Prince fuese hallado sin vida en su casa de Chanhassen (Minesota) ya protagonizó un incidente que hizo saltar las alarmas. El avión privado en el que viajaba tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia por una urgencia médica. Los representantes lo achacaron a un brote de gripe, mientras que TMZ aseguraron que era fruto de una sobredosis y que se fue de la clínica a las tres horas en lugar de permanecer un día entero como le recomendaron.

¿Quién fue que lo encontró muerto?

Fue Kirk Johnson, su secretario, quien se fue hacia el teléfono de abajo, en las oficinas y llamó al 911 de emergencias de Minneapolis en busca de un auxilio desesperado. Eran las diez menos cuarto de la mañana del jueves 21 de abril. La ambulancia tardó 15 minutos. A pesar de que los enfermeros llevaban Narcan, un spray nasal que puede revivir a las víctimas de una sobredosis, ni siquiera se lo suministraron. Prince ya no estaba. El músico fue declarado muerto a las diez y siete minutos, hora de Minnesota. Sólo tres personas estaban presentes, en disposición de testificar.

Prince había pasado sólo la noche, perdido en un enorme edificio de más de 25.000 metros cuadrados en el que, en los años 80, requería de más de 100 empleados. La policía confirmó que la última llamada que recibió aquella noche fue la del actor Will Smith.

Toda la pesadilla había comenzado en Atlanta

La tragedia tuvo su primer capítulo el pasado 7 de abril, cuando el promotor de sus dos conciertos en en el teatro Fox de Atlanta recibió una llamada del agente de Prince. De manera imperiosa, había que suspender los dos espectáculos porque el artista no podía ni hablar, víctima de una fuerte gripe. La promotora, Lucy Freas, amenazó con una demanda. Curiosamente, el día 10 de abril, tan sólo tres días después, Freas recibía un mensaje opusto: los conciertos se podían reprogramar el 14 de abril . Así ocurrió. Y ni siquiera en el segundo concierto, se notó que Prince estuviera enfermo o algo parecido. Y eso que tocaba él sólo al piano, dentro de su gira Piano & Microphone. El cantante Cee Lo Green dio pruebas de que Prince estuvo excelente, pasional y soberbio en su segunda actuación en el Fox.

Aquella misma noche, Prince tomó su avión privado en el aeropuerto de Atlanta de regreso a casa. A la una y cuarto de la madrugada de ese misma noche, ya cerca de St. Paul, el aeropuerto internacional de Quad City, en Illinois, a 200 kilometros de Chicago, recibió una petición de aterrizaje de emergencia porque una persona sufría graves problemas de salud a bordo de un avión. A los 10 minutos, el charter aterrizó en Quad City. El enfermo era Prince.

Horas más tarde hubo un comunicado que decía que se había exagerado la alarma por la salud de Prince, que en realidad sólo se trataba de una gripe. El cantante estuvo ingresado tres horas en un hospital cercano al aeropuerto de Quad City. Se dijo que había sufrido una fuerte deshidratación, cuando en realidad le habían suministrado el famoso spray Narcan, porque había sufrido una sobredosis de Percocet, uno de los fortísimos analgésicos que tomaba también Michael Jackson.

Percocet contiene acetrina, pero también es un narcótico opáceo que lleva Oxycodone. Decía su amiga y percusionista Sheila E. que Prince tomaba desde hacía años analgésicos, porque, desde que le habían operado de la cadera por una necrosis, siempre sufría fuertes dolores. Prince había dejado de llevar sus famosas botas de tacones altos para llevar una botas normales, sin demasiado tacón.

Prince llegó a las 10 de la mañana del viernes 15 de abril a Paisley Park, en Chanhassen, a 24 kilómetros de St. Paul, una de las dos ciudades gemelas junto a Minneapolis. Descansó todo el día. Al día siguiente, sábado , True Blue, el mánager de Prince, no quiso suspender la fiesta que se había anunciado en ña casa, algo habitual en muchos fines de semana. En esas ocasiones, Prince solía aparecer un rato e incluso improvisaba pequeños conciertos. Sobre las ocho de la noche del sábado, Prince le dijo a Michael Holtz, el disc-jockey de Paisley Park, que esperaba noticias sobre su salud en un par de días, y le animó a que se pusiera a rezar. Era una broma pero ahora parece una premonición.

De modo que Prince apareció al sábado en el escenario del teatro de Paisley Park para presentar a sus fans un nuevo piano de color púrpura, con el que tocó Chopsticks, el último tema que interpretaría en público. Los testigos recuerdan a Prince muy delgado y más pálido que nunca. Parecía un hombre enfermo.

En septiembre aparecerá su nuevo álbum

El piano púrpura aparecerá en la portada de su nuevo álbum, con una selección los mejores temas de nueva iniciativa con él sólo al piano. El nombre de álbum será Piano and microphone y está previsto que aparezca en septiembre próximo. Incluirá una florida versión de Purple rain al piano.

Ni el domingo ni el lunes se vio a Prince fuera del recinto de Paisley Park, salvo para realizar sus diarios ejercicios en una particular bicicleta , porque hasta para eso era peculiar. El martes día 19, Prince cenó y presenció la actuación de Lizz Wright en el club de jazz Dakota, en pleno downtown de Minneapolis. Liz es una de las cantantes favoritas de Prince y también es amiga de la desparecida Natalie Cole. El cantante estuvo acompañado por la baterista Hannah Welton, de su nuevo grupo de acompañamiento 3rdEyeGirl, por y su marido Josh Welton. Era la pareja con quien más se veía en los últimos tiempos. Sus amigos recientes más cercanos. La idea de hacer una gira sólo con su piano, era una opción que se planteaba porque Hannah está embarazada y no podrá actuar en un tiempo.

El miércoles día, 20, al mediodía, Prince fue a visitar a su médico de cabecera en la ciudad. Por la tarde, sobre la siete de la tarde , Acudió a su farmacia habitual en Walgreens, muy cerca de Paisley Park, en la misma Chanhassen. A la gente de su farmacia les pareció que Prince estaba nervioso y frágil. Llevaba la misma camisa negra y el mismo pantalón de su muerte. A las ocho de la tarde, todavía de día, Meron Bekure, lo dejó en Paisley Park. Fue la última persona que lo vio vivo.


tag Prince
Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D