REL/RAW

5.6°
CRD

5.1°
PMY

10.4°
EQS

-0.5°
PLAY

Editorial / Las PASO, una herramienta necesaria


Leé La Columna del Domingo, el análisis de la edición impresa de Jornada.

13/08/2017 03:00 a.m.


670
Unos 435 mil chubutenses tendrán la oportunidad hoy de elegir a sus representantes para competir en las elecciones legislativas generales del próximo 22 de octubre. Sin embargo, por esas cosas de la política, serán unos cuantos miles de peronistas, justicialistas o simplemente adherentes a esa causa, los únicos que terminarán eligiendo entre varias opciones.

Más precisamente, entre seis listas del PJ saldrá la que en poco más de dos meses competirá por una de las dos bancas de la Cámara de Diputados de la Nación que estarán en juego en nuestra provincia. El resto de las agrupaciones que hoy expondrán sus boletas en los cuartos oscuros (otras seis) sólo estarán para cumplir un trámite. No menor, pero un trámite al fin.

Las que tienen más aspiraciones para quedarse con una o dos bancas en octubre, esperan salir airosas de esta primera medición en tiempo real del pulso electoral de los chubutenses. El resto -la gran mayoría- pugnará por pasar el piso de 1,5% que las habilite a participar en octubre, en donde no sacarán mucho más que esos exiguos porcentajes que suelen exponer.

Con ese panorama en donde lo único interesante –al parecer- será saber qué sector del peronismo será el que represente al PJ en las elecciones generales, los chubutenses asistirán hoy a las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), que tendrán algo de cada cosa pero muy poco de “primaria”.

Las PASO, creadas por el kirchnerismo en 2009, nacieron con un profundo espíritu democrático que intentó dejar atrás las mañosas internas partidarias, en donde pesaba más el “aparato” que la discusión de ideas entre dirigentes de un mismo sector que pensaban distinto.

El transcurrir de los años terminó convirtiendo a las PASO en una mera “encuesta” con precisión meridiana y limó el espíritu original de ser el mecanismo simultáneo para que todos puedan votar por el precandidato que mejor representa sus intereses, sea del partido que fuere.

Aunque algunos intenten borrar con el codo ese espíritu original, las PASO son y seguirán siendo necesarias. Representan la mejor herramienta para que sea la gente la que elija a sus candidatos y nos los dedos del poder de turno.
 
Escenarios
 
En Chubut, las últimas dos PASO definieron escenarios bien distintos. En 2013, cuando se renovaron dos bancas –como ahora- el actual gobernador Mario Das Neves halló un terreno fértil para comenzar a reconstruir un poder que había perdido dos años antes, no sólo por la traición política de Martín Buzzi y César Gustavo Mac Karthy, sino también por su fallida aventura presidencialista, que terminó con una dura derrota como aspirante a vicepresidente de Eduardo Duhalde.

Das Neves, sin partido y aprovechando los flancos que dejaba la grieta entre el “buzzismo” y el kirchnerismo chubutense de la primera hora, arrasó a Norberto Yauhar –aspirante del Frente para la Victoria- y se quedó con las dos bancas para diputados nacionales que estaban en juego. Fue la última PASO de medio término, es decir, el comicio que se da entre dos elecciones de gobernador.

Hace dos años, cuando Das Neves volvió a la gobernación en un regreso triunfal (no por amplio margen pero triunfal al fin), no pudo imponer en las PASO a su lista de diputados nacionales. La gente quería que “vuelva Mario” pero, a la luz de los resultados de aquellas primarias -confirmados en las generales de octubre-, no transfirieron sus votos de manera automática.

El ejemplo de las últimas dos PASO realizadas en Chubut demuestra que las elecciones de diputados nacionales (sea de medio término o cuando se renueva la presidencia, la gobernación y las cámaras locales), no responden a una lógica y tienen su propia impronta.

Aquellos analistas que suelen sugerir que las elecciones de cargos nacionales “plebiscitan” gestiones provinciales tampoco tienen en el caso de Chubut argumentos que lo demuestren con contundencia.

De este modo, lo que pueda pasar hoy no sólo es una incógnita en términos numéricos sino que también abre un enorme signo de interrogación sobre la motivación del voto. Se supone que hay mucha gente enojada con lo que está pasando pero nadie sabe de qué manera expresará ese enojo.

No hay que soslayar en este sentido que será la primera elección en muchos años con una economía virtualmente dinamitada. Ya sea como consecuencia del descalabro general causado por las medidas que ha venido aplicando el gobierno de Mauricio Macri contra Chubut, o por las cuestiones atribuibles a las últimas gestiones locales, la economía podría jugar hoy un papel en la motivación del voto.

Es por eso que muchos de los precandidatos que se presentan han venido hablando de “poner un freno” a las medidas del Gobierno nacional, que vienen sacudiendo las estanterías de muchos.  

Otros, en cambio, estiman que las figuras de peso que hoy no estarán en las boletas –gobernador o intendentes, por ejemplo- incidirán más que las propuestas de sus propios candidatos a diputados nacionales. Los resultados anteriores demuestran lo contrario.

La gente irá a votar hoy, además, sin saber dónde está Santiago Maldonado, el joven desaparecido en el oeste de Chubut en medio del violento conflicto que algunas organizaciones mapuches mantienen con la Nación y Chubut. Hace casi dos semanas que las campañas de los precandidatos quedaron en un segundo plano ante la escalda de un conflicto de difícil resolución.
Es posible que este tema irresuelto no impacte de manera concluyente en el resultado de las PASO. Pero podría llegar a ser altamente influyente si no hay respuestas claras de las autoridades antes de las elecciones del 22 de octubre. #    

tag Chubut elecciones PASO PJ
Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D