PLAY

PAÍS & MUNDO

Un día de locura: hubo protestas, represión y debió suspenderse la sesión


Tenía que tratarse la reforma previsional en la Cámara de Diputados. Ante los incidentes, fuera y dentro del Congreso, no pudo sesionar. Hubo muchos heridos y serios daños.
15/12/2017 02:00

Las inmediaciones del Congreso Nacional se convirtieron ayer en un campo de batalla entre manifestantes contra la reforma previsional y efectivos de Gendarmería y Policía Federal, que durante más de tres horas arrojaron gases lacrimógenos, agua y balas de goma para dispersar a los manifestantes que arrojaban piedras.
En medio de un fuerte operativo de seguridad que blindó el edificio, se registraron momentos de extrema tensión cuando los manifestantes intentaron cruzar las vallas colocadas en los alrededores del Parlamento, donde estaba previsto el tratamiento del proyecto oficialista.
Por los enfrentamientos, diputados nacionales de la oposición recibieron golpes y fueron rociados con gas pimienta, mientras que reporteros gráficos resultados heridos con balas de goma y piedrazos.
Según confirmaron fuentes policiales a NA, al menos ocho personas fueron detenidas durante los incidentes.
Las vallas alrededor del Congreso fueron colocadas en las primeras horas de este jueves, ante las marchas que estaban previstas en rechazo al tratamiento de la ley de reforma del sistema previsional, en un operativo digitado por el Ministerio de Seguridad que lidera Patricia Bullrich.
La sesión especial estaba pautada para las 14:00, pero los incidentes comenzaron antes y se mantuvieron durante varias horas después de levantada la convocatoria, en medio de un escándalo dentro del recinto.
Desde la mañana, agrupaciones como el MST, PTS, el Partido Obrero y otros partidos de izquierda se acercaron al vallado, para intentar pasar y llegar al Palacio Legislativo.
En horas del mediodía, ante la gran cantidad de manifestantes, el operativo de seguridad se incrementó y llegó a tener alrededor de 1.000 efectivos de la Gendarmería y la Policía Federal, además de carros hidrantes, que arrojaron agua de color amarillo, que contenía el químico del gas pimienta.
Las protestas rodearon la zona del Congreso y todos los accesos al tradicional edificio fueron cortados, lo que dificultó el acceso de empleados y también de los diputados nacionales que deben participar del debate.
Hubo momentos de tensión sobre la calle Rivadavia cuando diputados del Frente para la Victoria denunciaron que la Gendarmería no los dejaba ingresar, lo que motivó al jefe del bloque del PRO, Nicolás Massot, a salir a la calle a discutir con sus pares del kirchnerismo.
“Están los diputados del Frente para la Victoria adentro, solamente quedan diez afuera. No provoquemos, vamos a discutir adentro”, le dijo el cordobés a Daniel Filmus, uno de los que se encontraba en la puerta de ingreso a la Cámara baja, acompañado por Leopoldo Moreau, entre otros.
“¡Deciles entonces que nos dejen entrar!”, le retrucó el exministro de Educación, ante lo cual el legislador macrista afirmó: “Vamos y los marcamos uno por uno para que ingresen, pero entren, discutamos adentro”.#


1.721

balas de goma federales gases
Relacionadas

Graves incidentes en Almagro- Paraná

El partido donde los entrerrianos le ganaban al Tricolor 1-0 como visitante, por la 19na fecha de la B Nacional, se suspendió restando solamente 3 minutos por incidentes entre hinchas y la policía. Resultó herido con un balazo de goma en la cabeza el jugador local Franco Quiroz.



Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D