PLAY

PROVINCIA

El madrynense que puede ser ministro de Economía de CFK


Se llama Hernán Lorenzino, tiene 39 años y nació en Madryn. Ocupa la estratégica Secretaría de Finanzas.
09/10/2011 02:00

<strong>Por Carlos Baulde (Especial para Jornada)</strong><br /><br />Hernán Gaspar Lorenzino es un funcionario clave de la estructura económica del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Tanto, que aún sin haber llegado a la actual gestión kirchnerista de la mano del ministro Amado Boudou, construyó con él una relación muy cercana y sin fisuras, lo que permite que a dos meses de que asuma el nuevo gobierno –casi seguramente el segundo período de Cristina-, muchos lo señalen como el futuro ministro de Economía de la Argentina. <br /><br />Hay un dato que no muchos conocen de Lorenzino: es chubutense, de Puerto Madryn para ser más precisos. Y aunque no ha tenido ninguna actuación profesional relevante en su provincia, suele reafirmar con orgullo su lugar de origen.<br /><br />A los 39 años, casado y padre de tres hijos, Lorenzino está a punto de dar el gran salto de su carrera. A pesar de su edad, ya ha recorrido un largo y exitoso camino. Se recibió de abogado en la Universidad de La Plata y cursó dos masters: uno en Gestión Pública y Finanzas –en La Plata– y otro en Economía –en la Universidad Di Tella.<br /><br />Además, fue Director de Política de Financiamiento y Crédito Público de la provincia de Buenos Aires, durante la gobernación de Felipe Solá, donde gestionó la cuantiosa deuda de la provincia y fue nexo con el gobierno nacionalen todo lo atinente a las finanzas bonaerenses. Y participó del exitoso rescate de los Patacones, aquel bono de emergencia que había inventado el ex gobernador bonaerense Carlos Ruckauf para paliar la crisis desatada en 2001.<br /><br />En 2008, Lorenzino llegó al Ministerio de Economía de la Nación de la mano del entonces ministro Carlos Fernández. Primero fue designado representante financieroargentino en Washington, y más tarde regresó al país para hacerse cargo de la Secretaría de Finanzas.<br /><br />Cuando Boudou llegó a la cartera económica, en julio de 2009, muchos creían que la estratégica Secretaría de Finanzas sería para alguien de su confianza. Pero, tal vez por cuestiones de edad, la relación entre ambos entró rápidamente en sintonía y el recambio nunca se dio.<br /><br />Es más, la relación se afianzó de tal manera que al poco tiempo se hizo más que estrecha. Y hoy Lorenzino forma parte del círculo íntimo del ministro que, casi seguro, dejará el Palacio de Hacienda para sentarse en el sillón de la presidencia del Senado de la Nación.<br /><br />Lorenzino, que se reconoce como un economista heterodoxo, no sólo forma parte de equipo económico del gobierno kirchnerista, sino que también –siguiendo el estilo Boudou- se embandera detrás del espíritu “nacional y popular” que los K predican. A punto tal que se sumó a “La graN maKro” (sí, con la N y la K mayúsculas, en homenaje a Néstor Kirchner), una agrupación de profesionales y estudiantes de ciencias económicas y otras disciplinas sociales que tiene por objetivo principal estudiar, conceptualizar y difundir los lineamientos estratégicos del modelo económico que se desarrolla en nuestro país desde el 25 de mayo de 2003 (el día que asumió NK).<br /><br />“Hoy no tenemos necesidad de mirar el minuto a minuto de los bonos como lo hacían otros secretarios de finanzas”, le dijo Lorenzino hace pocas semanas el diario Miradas al Sur. “No está claro aún el alcance de la crisis, pero independientemente de ello, en la Argentina no necesitamos nuevos planes de contingencia, anticrisis, como escuché en algún ex banquero central y candidato de la oposición. En los últimos ocho años, acumulamos reservas, generamos superávit comercial y fiscal, generamos las herramientas para enfrentar la crisis. Esto es lo distintivo de la Argentina de 2011 respecto de lo que pasaba antes. La crisis nos encuentra con una deuda saneada, crecimiento de la economía y robustez fiscal”, explica Lorenzino. <br /><br />La heterodoxia económica de Lorenzino se sintetiza en lo que piensa de las calificadoras tipo Moody’s (“Son un mamarracho”) o del propio Fondo Monetario Internacional (“queremos una relación adulta pero sólo técnica”).<br /><br /><strong><em>– ¿Qué es la política de desendeudamiento?</em></strong>, le preguntaron hace poco.<br /><br />– “Haber pasado de una relación de deuda del 170 por ciento del PBI a menos del 50 por ciento. Hoy, casi la mitad de esa deuda está en el sector público; eventualmente, sólo un tercio de la deuda, es decir un 17 por ciento en términos del PBI, debe afrontarse en los mercados sin posibilidad de refinanciarse. En 2002, necesitábamos casi dos años de generación de nuestra economía para repagar la deuda. Hoy, con menos de medio año la repagamos. El desendeudamiento implica repago de deuda. Es no aumentar la deuda pública con el sector privado, que no puedo refinanciar internamente.”<br /><br />Así piensa Lorenzino, el chubutense que pisa fuerte en la economía argentina.#<br /><br />


3.500



Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D