*

sábado, 01 de noviembre de 2014
INICIO / SOCIEDAD / 07/02/2012 02:00 a.m.

Los carnavales de Dolavon, una fiesta popular que tiene 95 años de historia

El inicio de los corsos en el pueblo se remonta a febrero de 1917. Los chacareros hacían desfilar sus vagonetas adornadas de flores y colores por la calle principal. Con el mismo fervor y entusiasmo de los primeros pobladores, los dolavenses continúan celebrando este festejo casi centenario.
Todavía no se había conformado el pueblo de Dolavon y los primeros pobladores, en su mayoría chacareros, festejaban los carnavales haciendo desfilar sus vagonetas y carros adornados con flores, telas y papeles multicolores. En ese entonces, el pueblo denominado Valle Superior, vivía los carnavales con mucho fervor y entusiasmo, después de un año duro de trabajo rural.

La historia

Según cuenta la historia, en el mes de febrero de 1917 se inician los corsos en Dolavon. Los bailes de carnaval se realizaban en el mítico Café Lírico con gran éxito. Toda la población de la zona se daba cita a los cuatro bailes que se organizaban en ese entonces.

Durante la década del 30, si bien los bailes de carnaval continuaron desarrollándose con relativa concurrencia decae notablemente la asistencia a los corsos.

Para la década del 40 nace el Conjunto Típico del maestro Celano amenizando las reuniones danzantes organizadas por el Club Deportivo Dolavon o por el Tiro Federal Argentino de la localidad. Los corsos recién vuelven a organizarse con la vuelta a la democracia en 1984. Las celebraciones de carnaval se realizaban todos los sábados de febrero, y los pobladores esperaban ansiosos aquel día.

Era un festejo familiar y participaba todo el pueblo dolavense. En aquellos corsos se jugaba con agua, y al decir de algunos que recuerdan aquella época: “se jugaba a baldazos, incluso, se arrojaba gente al canal y más de un uniformado policial salió empapado por la efusividad de los festejos”.

Los noventa

Los festejos de carnaval en Dolavon se suspendieron por un largo tiempo y durante la gestión del intendente Héctor Williams, en la década de los noventa, se conformó una comisión organizadora para volver con esta tradicional fiesta popular.

Se organizó el desfile por la Avenida Julio A. Roca, con comparsas, carrozas y disfrazados y se trató de evitar el juego con agua. Después de los corsos se abrieron también los tradicionales bailes como en sus comienzos, en 1917.

Este estilo de organización perduró hasta la actualidad, con la particularidad que durante la intendencia de Martín Bortagaray, los corsos en Dolavon tuvieron una relevancia provincial, siendo una fiesta distinguida en el calendario de las fiestas populares de la provincia del Chubut. Con un estilo propio y buscando cada año la calidad en su desarrollo pero siempre manteniendo el carácter popular y para toda la familia chubutense. #


tag




Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D