*

jueves, 23 de octubre de 2014
INICIO / POLICIALES / 21/04/2013 02:00 a.m.

Garachico será llevado a juicio por crímenes en La Plata

El ex gerente del casino local integraba la banda del represor Etchecolaz. Está acusado en una causa por el homicidio de dos militantes peronistas. Una de las victimas era hermano del actual embajador en España.
Julio Cesar Garachico, quien durante décadas vivió en Puerto Madryn y llegó a ocupar la gerenciadel casino local, será llevado a juicio en los próximos meses como partícipe del asesinato de dos militantes peronistas. La noticia se conoció en los últimos días, cuando la justicia federal de La Plata confirmo la elevación a juicio oral de la causa por los homicidios de Marcelo Gabriel José Bettini, hermano del embajador argentino en España, Carlos Bettini, y de su compañero de militancia, Luis Eduardo Sixto Bearzi, ambos ocurridos en 1976.

Además de Julio “el gordo” Garachico, quien pertenecía a la policía bonaerense durante la última dictadura militar, el expediente tiene otros cuatro acusados, entre los que se encuentran el ex jefe policial Miguel Etchecolatz,mano derecha de Ramón Camps en la represión de la provincia de Buenos Aires y el ex ministro de gobierno bonaerense durante la dictadura, Jaime Lamont Smart. También fueron imputados el ex jefe policial Horacio Luján y el ex policía Eduardo Gargano.

Según publicó el diario Tiempo Argentino, el juzgado federal Nº3 de La Plata, a cargo del renunciado juez Arnaldo Corazza elevó la causa caratulada “Marcelo Bettini y Luis Bearzi sobre presuntas víctimas de homicidio”, que investiga los asesinatos de esos dos militantes peronistas, quienes fueron emboscados en una esquina del barrio platense de Tolosa, el 9 de noviembre de 1976, cuando concurrían a una reunión política. La Fiscalía Federal y los querellantes pidieron que esta causa sea unificada en su tratamiento y posterior juicio junto con el expediente que ventilará los crímenes del centro clandestino de detención de La Plata conocido como La Cacha, en el que fueron secuestrados el padre y la suegra del diplomático Bettini.

Los antecedentes

La primera mención publica resonante del nombre de Garachico ligado a causas de la represión ilegal fue del testigo desaparecido Jorge Julio López en su declaración en el juicio que condenó al ex comisario Miguel Osvaldo Etchecolatz. “El día uno (de estadía en el campo de Arana) nos saca Etchecolatz con el grupo de picaneadores, grupo en el que reconozco a algunos, como Garachico, Urcola, Aguiar” dijo López ante el Tribunal Oral Federal Nº1 de La Plata. Cuando el albañil, desaparecido desde el 18 de Septiembre de 2006, hizo aquella declaración, el “Gordo” Garachico todavía estaba en Madryn, pero a los pocos días se fue de la ciudad y recién se tuvieron noticias de el tras su captura en la ciudad de Mar del Plata el 9 de Abril de 2012.

Ahora Garachico está procesado e ira a juicio por los homicidios Luis Eduardo Sixto Bearzi y de Marcelo Gabriel José Bettini, hermano del actual embajador argentino en España, Carlos Bettini, cometidos en el barrio de Tolosa el 9 de noviembre de 1976. El detenido era jefe del servicio de calle de la Unidad Regional (UR) La Plata de la Policía de Buenos Aires y según los legajos policiales habría participado del operativo.

No solo López vinculó a Garachico con los circuitos de la represión ilegal platense. En el juicio por los crímenes cometidos en el denominado Circuito Camps fue un ex policía, Carlos “El Oso” García, quien dijo que Garachico pertenecía a la “patota” del titular de la Unidad Regional de Policía, el comisario Juan Fiorillo, entre otros testimonios que lo vinculan con Etchecolaz e investigaciones periodísticas lo sindican como encargado de liberar zonas antes del golpe de estado para permitir el accionar del grupo parapolicial CNU.

El hecho a juzgar

El hecho ocurrió el mediodía del 9 de noviembre de 1976 en 4 bis, entre 528 y 530 de Tolosa, donde Bettini, de 19 años, y Luis Eduardo Sixto Bearzi habían concurrido a una cita. Sin embargo, cuando llegaron los estaba esperando la Policía Bonaerense. Bearzi fue ultimado a disparos y Bettini se envenenó antes de ser detenido.

En su momento la Sala III de la Cámara Federal de La Plata confirmara los procesamientos y sostuvo que la muerte de Bettini, quien ingirió una pastilla de cianuro, constituye un crimen de lesa humanidad y encuadra en la figura de homicidio. De acuerdo al criterio de los jueces “Bettini actuó coaccionado como consecuencia de los medios violentos -e ilegales- desplegados por parte de las fuerzas represivas durante el operativo, quedando su intervención circunscripta a decidir entre el suicidio o a ser, muy presumiblemente, detenido por la Policía provincial e ingresado al circuito represivo que se encontraba activo en la época”, señalaron los jueces en el fallo.

tag Trelew




Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D