PLAY

DEPORTES

Un símbolo de Rawson: Germinal cumple 91


En la esquina noroeste de Mariano Moreno y Pedro Martínez estaba situado el club “La Sportiva de Rawson”. Una noche, los muchachos de La Sportiva discutieron feo y hubo un grupo que se separó del resto. Ahí comenzó la historia del albiverde.
03/09/2013 01:00

Dicen que el tiempo puede con casi todo, pero no con la memoria. ¿Cuántos años? Muchos. En realidad…91. Tantos y tan intensos que le permitieron al club nacer y morir varias veces. Volar, caer y volver a subir. Sabe, Germinal, como nadie, que el final feliz depende de él y como es una constante en su vida, seguramente, tendrá este nuevo capítulo un prólogo y un epílogo tormentoso.

La fundación

En la esquina noroeste de Mariano Moreno y Pedro Martínez estaba situado el club “ La Sportiva de Rawson”. Una noche, los muchachos de La Sportiva discutieron feo y hubo un grupo que se separó del resto.

Ese grupo eligió como lugar de reunión la parte de abajo de la garita de la cárcel. Alguien que ignoraba la trascendencia que habría de tener su propuesta dijo: “formemos un nuevo club”. La aceptación fue unánime; donde no hubo acuerdo fue en el nombre. Luego de algunas deliberaciones, la historia se posó en Rawson para no irse jamás; había nacido Germinal, el 3 de septiembre de 1922.

El origen del nombre del club es todavía tema de discusión. Están los que sostienen que el nombre fue extraído del libro de Emile Zolá titulado “Germinal”, novela referida a una huelga trágica de mineros franceses del carbón y que es la versión más sólida. Otros aseguran que alguien que se encontraba en aquella reunión del 3 de septiembre de 1922 había visto cantar a Gardel en un bar de Buenos Aires que se llamaba Germinal. Se ha comprobado que el bar existió y que fue en él dónde debutó como bandoneonísta Astor Piazzola.

Su primer presidente fue el señor Cipollina, no hay actas que lo certifiquen, el dato llegó a nuestros días de boca en boca. Sin embargo, la primera acta lo señala a Ángel Etcheverry como el titular. El nacimiento fue humilde, pobre sin pretensiones. Lo único que tenían los fundadores eran sueños e ilusiones.

Había que elegir colores para la nueva institución. Verde y blanco a bastones verticales para la camiseta, negro para los pantalones y las medias grises. Germinal existía, tenia nombre y colores. A partir del año 1957 comenzaron las innovaciones con los pantalones y las medias. Con los primeros se intentó con el blanco, con las segundas con rombos verdes y blancos. Luego pasaron otras combinaciones: pantalones totalmente verdes, medias totalmente blancas o verdes.

La cancha de fútbol fue un paso muy importante en el desarrollo del club

La primera cancha de Germinal se ubicaba en el predio que hoy ocupan los talleres de la gobernación y la banda de música de la policía provincial (San Martín y Luis Costa). Mas tarde se trasladó el campo de juego a pocos metros sobre la ruta que conduce a Playa Unión, cerca de la Escuela de Suboficiales de la Policía Provincial y en donde hoy se levanta el barrio de SEROS. A mediados de la década del 60, Germinal vende los terrenos y algunas instalaciones (que pretendían ser parte de la futura sede social) a la XXIV Agrupación de Gendarmería Nacional y con el importe se decide la compra de los terrenos pertenecientes a la familia Laurini, actualmente situados sobre la ruta provincial N° 7 donde se inicia el barrio parque Gregorio Mayo. En dichos terrenos comenzó a tomar forma el viejo Fortín. Entre los años 1990 y 1992, con esfuerzo de todos los germinalistas, se dio comienzo a la remodelación del estadio, construyendo en primera instancia la tribuna popular (en un principio una parte era platea –1992-) denominada “Mulco” y las populares cabeceras. Finalmente para 1995 se completaron los codos y se aumentó la capacidad de las plateas (Abuela Quintana) y remodelan y modernizan los vestuarios con el fin de participar en el Torneo Argentino A de ese año. Pero quizás uno de los logros mas importantes en cuanto a infraestructura se refiere para nuestro club fue la concreción de la cancha de césped. El Fortín en su esplendor fue inaugurado el 17 de septiembre de 1995 jugando un partido amistoso contra Ferrocarril Oeste de Capital Federal bajo un cielo gris y con llovizna.

El “Don Luis González”

En cuanto al gimnasio cubierto de básquetbol, fue otro gran logro del club. Se inauguró oficialmente el 2 de septiembre de 1977 bajo el nombre de “Don Luis González”, en un partido oficial por el torneo de la ABECH frente a Independiente de Trelew. Sin embargo, el hecho más trascendente sucedió el año pasado, cuando por la Liga Nacional de Básquetbol se enfrentaron el Deportivo Madryn y Boca Juniors a raíz que el “aurinegro” tenía suspendida su cancha.

Éxitos

El primer gran éxito llegó en el año 1983, cuando Germinal escribió la pagina más gloriosa de su historia al quedar en la puerta del Torneo Nacional (la primera división del fútbol argentino), perdiendo la final contra Ferrocarril de General Pico ( La Pampa ). La primera final se jugó en Trelew (el Verde hacía de local en Racing) y ganaron los pampeanos 2 a 1. En la revancha en Pico fue empate 0 a 0 y Ferro jugó el Nacional de 1984, en donde enfrentaría en su zona –entre otros- a Boca Juniors.

Pero Germinal tenía mucho que decir. En la década del 90 volvió al plano nacional jugando los Torneos del Interior y los Argentino A, ambos clasificatorios a la antigua Primera Nacional B. En la temporada 92/93 el verde volvió a ser protagonista al llegar a la semifinal del Torneo del Interior (dejando en el camino a Bancruz de Río Gallegos, Huracán de Comodoro, Cipolletti, Ferrocarril de General Pico y Club Mercedes de la provincia de Buenos Aires), donde cayó con San Miguel de Buenos Aires. En Rawson fue victoria 2 a 1, y en un controvertido partido en Buenos Aires (que se jugó 20 días después de lo previsto porque había paro de árbitros), donde faltó la figura por ese entonces del equipo, Edgardo Geoffroy por lesión, Germinal cayó 3 a 0.

Golpeado por quedar otra vez en las puertas del ascenso, Germinal no pudo clasificar para el Torneo del Interior 94/95 (el último) y el equipo se desarmó. Pero igual estaba clasificado para el primer Argentino A, el 95/96. El verde volvió a armar un gran equipo (para muchos el mejor de su historia), conformado por excelentes jugadores como Claudio Lemes, Luis Torres, Patricio Barriga, Víctor Zwenger, Daniel Bazán Vera, Sergio Bastida, entre otros. Germinal no defraudó y realizó una campaña espectacular, llegando hasta la Fase Final , donde Cipolletti le quitó la posibilidad de llegar a la final con Juventud Antoniana al derrotarlo 3 a 1.

En el Argentino 96/97 el verde hizo una gran temporada considerando que sólo había 16 jugadores en la primera, de los cuales 14 eran de las inferiores y tenían un promedio de edad de 19 años, pues de los refuerzos traídos por el técnico Hugo Pedraza no quedaron prácticamente ninguno tras la cada económica y deportiva de la entidad. De todas maneras el esfuerzo de los pibes no alcanzó, y a pesar de dejar bien parado al verde con su fútbol (en un partido en Bahía Blanca contra Villa Mitre se retiraron aplaudidos por la hinchada local) no pudieron evitar el descenso. Este fue el último Torneo Argentino A de Germinal, por ahora, el verde tiene mucho que decir y hay más páginas en blanco en la historia que esperan ser llenadas.


2.850

Fútbol Germinal

Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D