PLAY

PROVINCIA

En promedio cada familia de Chubut debe 25 mil pesos por deudas vinculadas al consumo


Según un informe privado, las familias de Chubut se encuentran entre las más endeudadas del país.
18/03/2014 02:00

Un reciente estudio de la consultora NOAnomics revela el endeudamiento que han tenido las familias a lo largo del último tiempo y ubica a Chubut entre aquellas provincias donde el nivel de deuda es más elevado, si se lo mide en términos absolutos. Así, mientras que la media de deuda de un asalariado formal asciende en el promedio país a $ 20.101, en Chubut llega hasta los $ 24.956, quedando detrás únicamente de la Ciudad de Buenos Aires (CABA), La Pampa y Tierra del Fuego.

Los últimos datos corresponden al tercer trimestre del año pasado. De acuerdo con el análisis realizado por la consultora, el endeudamiento de las familias tiene que ver con“el importante crecimiento de los préstamos a los trabajadores formales (públicos y privados), bajo la figura de préstamos personales, prendarios y financiación de tarjetas de crédito, lo que “ha sostenido la trayectoria del consumo masivo y de durables permitiendo expandirlo por encima de la capacidad de compra real de los salarios”. La toma de un préstamo implica un aumento del consumo presente pero una disminución del futuro.

De ese modo, se explica que “a fines de 2013 el stock nominal de préstamos de todo tipo otorgados a empleados en relación de dependencia asciende a unos $ 168 mil millones. En valores absolutos el endeudamiento promedio del trabajador formal público y privado resulta de $ 20.101. Por jurisdicción, encabezando la lista de endeudamiento absoluto se encuentra la CABA, con una deuda media de $ 33 mil, siguiendo La Pampa y Tierra del Fuego con niveles de 27 y 26 mil respectivamente”.

“Chubut, Formosa y Salta también superan la media nacional con deudas per cápita en el rango de $ 25 mil a $21 mil. En el otro extremo las familias menos endeudadas en valores absolutos son las de Catamarca ($8.259) y San Juán ($9.126), mientras que Río Negro, La Rioja y San Luis obtienen deudas por empleado formal cercanas a la mitad que la media nacional”, puntualizan desde NOAnomics.

En salarios

Otra forma de medir las deudas que arrastran las familias es en cantidad de salarios. Allí Chubut se ubica en el lote del medio, con casi dos salarios adeudados al tercer trimestre de 2013. El valor está por debajo de la media nacional, de 2,3 salarios y los 3,4 que ostenta Capital Federal, que aparece liderando nuevamente la tendencia.

El resultado vuelve a ser muy variable. Considerando a 20 provincias (excluyendo Corrientes, La Pampa, San Luis y Santa Cruz) se tiene que la que presenta mayor endeudamiento relativo es la CABA, con 3,4 salarios por trabajador formal, siguiendo Santiago del Estero con 3,1; Salta con 2,8 y Misiones con 2,7. Continúan por encima del promedio Tucumán, Formosa y Chaco con valores de 2,5.

En este grupo las que registran la menor incidencia son San Juan, Catamarca y Río Negro, con deudas que oscilan entre 1,1 a 1,2 salarios per cápita. En provincias grandes como Buenos Aires (2,2), Córdoba (1,9) y Santa Fé (1,8) el nivel se ubica más cerca del promedio total de 2,3.

Evolución

Al mirar la evolución del la última década, se percibe que “la deuda promedio de un empleado formal pasó de 1,8 salarios brutos en el tercer trimestre del año 2003 a 2,3 para el mismo período de 2013; es decir un aumento del 32%. Sin embargo, al desmenuzar el grado de endeudamiento relativo por jurisdicción surgen diferencias muy importantes”, explican desde NOAnomics.

Para el caso de Chubut, en el último decenio el crecimiento del endeudamiento de las familias fue de 0,6 salarios, a la altura de lo que ocurrió en el promedio del país. En la otra vereda, están as que más incrementaron su deuda, hasta en algo más de un salario. Es el caso de Misiones, Buenos Aires y Salta. Donde, en cambio se produjo una caída en términos de salarios fue en las provincias de Entre Ríos, La Rioja, Catamarca, Tierra del Fuego, Mendoza y San Juan.

Desde Noanomics se advierte que “sin considerar la inflación este stock es un 255% superior al que se observaba para el mismo trimestre del año 2003. En la última década los préstamos reales crecieron 87 punto porcentuales (p.p.) más que la masa salarial total formal (pública y privada), que lo hizo en un 168%”.

Nótese que en un período de diez años los préstamos reales sólo presentaron una caída en el año 2008, consecuencia de los efectos combinados de la crisis financiera internacional y el conflicto con el campo.

En este sentido también corresponde mencionar que el stock de préstamos analizado es el otorgado a personas físicas en relación de dependencia laboral.

Entre sus conclusiones, la consultora dirigida por Félix Piacentini, indica que entre las provincias que presentan un mayor nivel de deuda per cápita absoluta y relativa se destacan la CABA y provincias del norte como Salta, Formosa, Misiones, Tucumán, Chaco y Santiago del Estero.

Por otro lado, dentro del grupo de provincias grandes y centrales como Buenos Aires, Córdoba y Santa Fé los registros son más parecidos al promedio; mientras que las del sur y Cuyo son, en su mayor parte, las menos comprometidas. Vale aclarar que tanto Chubut como Tierra del Fuego figuran entre las que cuentan con habitantes más endeudados de forma absoluta, aunque el crecimiento de sus deudas en la última década no fue tan significativo. De hecho en Tierra del Fuego bajó el nivel de endeudamiento, mientras que en Chubut se elevó 0,6%.

Por otra parte, hay que tener en cuenta el endeudamiento relativo. Esto es el peso que tiene la deuda dentro de los salarios con los que cuenta cada una de las familias.

Allí la ecuación da algo mejor para la provincia, debido a sueldos que son mejores en comparación con el resto del país.

“Al margen de que el peso del endeudamiento sobre el ingreso disponible de las familias disminuirá en términos reales por efecto de la inflación, serán las familias de las provincias más endeudadas las que mayor porcentaje de sus ingresos deberán destinar para el repago de sus créditos, disminuyendo por ende la porción destinada a otros fines como el consumo”.

“Sin embargo y en cuanto a la tendencia futura, dado el panorama macroeconómico y financiero actual con un horizonte de salarios reales estancados o decrecientes y tasas de interés en ascenso, resulta difícil pensar en que el endeudamiento relativo de las familias pueda aumentar por encima de los valores actuales, sino más bien iniciar una nueva fase de disminución”, concluye el anásisis Félix Piacentini. #


3.236

consumo deudas tarjetas

Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D