PLAY

ECONOMÍA

Pierde fuerza el poder adquisitivo en la provincia


El año pasado sólo creció un 1,6% y prácticamente se estancó.
01/04/2014 02:00

Por Federico Sánchez

El consumo, se sabe, fue determinante a lo largo de la última década para darle impulso a la economía del país. Los salarios en términos reales crecieron de forma contundente, provocando un incremento gradual del poder adquisitivo de la gente. Esta lógica que se dio a lo largo de toda la década, comenzó a resentirse desde el año pasado.

Un estudio de la consultora NOAnomics, que dirige Félix Piacentini, alertó sobre la fuerte desaceleración en el poder de compra de los argentinos. De crecer a un promedio del 10,9% en la última década, el poder adquisitivo apenas lo hizo en un 2% el año pasado, como consecuencia del fuerte proceso inflacionario.

Para el caso de Chubut, el impacto parece haber sido aún mayor. El poder de compra perdió fuerza y en 2013 tan sólo avanzó un 1,6%, contra el 11% promedio durante los últimos diez años. La provincia se ubica por debajo de la media del país en este indicador y al menos en los últimos doce meses el salario estuvo casi estancado en su carrera contra la inflación.

En diálogo con el Económico, Piacentini (director de NOAnomics) explicó que “el problema yace en que en Chubut el empleo privado está estancado desde 2008. Si tomamos el último quinquenio, 2008 a 2013, el empleo privado formal ha decrecido a una tasa promedio anual del 0,3% (contra +1,6% del total país), mientras que el empleo público ha crecido a una tasa promedio anual del 5,5% (contra 3,1% del total país)”.

“Adicionalmente el salario real del 3° trimestre de 2013 cayó en Chubut con relación al mismo período de 2012: -1,2% para el sector privado y -0,4% para el sector público. De ahí que se esté por debajo del promedio nacional”, analizó el economista en relación a lo ocurrido para la provincia.

Para dar cuenta de esta realidad en Chubut y en el resto del país, desde NOAnomics se comparó lo ocurrido durante la última década con estas variables.

“El consumo fue la estrella de la “década ganada” y tuvo como combustibles fundamentales el aumento en el poder adquisitivo de la masa salarial formal pública y privada, y el impulso adicional de los préstamos personales extendidos a ese universo de asalariados.La masa salarial formal pública más privada, en términos reales (sin inflación), ha crecido un 180% en esta última década. La mayoría de las provincias ha logrado superar este incremento”.

“Sin embargo, 2013 marca un quiebre en la tendencia de la década y el crecimiento de la masa salarial real se desacelera fuertemente como consecuencia de salarios reales estancados o en baja y la desaceleración en la creación de empleo privado. Así, para el total nacional, mientras que la tasa promedio de crecimiento anual para la década es del 10,9%; la de 2013 sólo llega al 2%”. En el caso de Chubut la variación del poder adquisitivo de la población tuvo un promedio anual del 11% en los diez años anteriores y una brusca desaceleración en 2013, con tan sólo un crecimiento del 1,6% en el salario real.

En base a este análisis comparativo, desde la consultora económica especializada en asuntos regionales sostienen que “en la mayoría de las provincias la “década ganada” del consumo, que fue explicada por el aumento en la capacidad de compra de un sector de asalariados, ha llegado a su fin en 2013. Con una agudización del proceso inflacionario, el alza en las tasas de interés, la aceleración en la devaluación del peso, y la necesidad de realizar un ajuste real en el gasto en personal público de las provincias, ambas variables perderán energía”.

El economista Daniel Peiretti forma parte del conjunto de docentes de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco. Desde su punto de vista, el fenómeno de aumento del salario real también fue una constante en este tiempo, aunque en los últimos años se produjo una desaceleración.

“En cuanto a 2014 en el sector público hay conflictos más evidentes como el de los docentes. A fines del año pasado estuvo el conflicto con la Policía. A mí me parce que esto puede ser un indicador de lo que está pasando. En qué contexto se están negociando los salarios, porque antes esto no pasaba”, señaló Peiretti, quien de todas formas sostuvo que estudios sobre consumo en Chubut para el año pasado todavía mostraban que la masa salarial real de la gente se había fortalecido.

“En algo que es más de la calle, de hablar con la gente de la inflación y muchos decían, incluso jubilados, que había inflación, pero que los salarios se iban ajustando. Entonces al final a ellos no les terminaba afectando tanto y era algo más o menos generalizado. Ahora quizás la situación luce un poco diferente”, añadió el analista.

En esa dirección, evaluó que ahora “en algunas paritarias de Chubut se están acordando negociaciones semestrales, para sentarse antes de fin de año. La impresión es que los ajustes salariales en general quedan compensados por los ajustes de precios y que el salario real no sé si cayó, pero si creció lo está haciendo a un menor ritmo que antes”.

La paritaria semestral es algo a tener en cuenta de cara a lo que pueda pasar en 2014. Las negociaciones por seis meses parecen ser un indicador de que los precios se aceleraron, producto de la devaluación de enero, pero que también, al menos en Chubut, se están buscando acuerdos más acordes con estas variaciones.

Un ejemplo de ello es la reciente paritaria con los docentes de Chubut. Se dispuso un aumento del 27% al básico que será por seis meses. A mitad de año se sentarán nuevamente a discutir un nuevo porcentaje para incrementar los sueldos. Ante este contexto, lo que ocurrirá este año con el bolsillo de los consumidores es una incógnita. Lo que está claro es que al menos en el último tiempo el salario real tuvo una merma respecto al ritmo que venía mostrando.#


703



Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D