PLAY

PROVINCIA

La Patagonia fue una de las zonas más afectadas por la furia del gran temporal


En Neuquén aún quedan 1.500 evacuados y hubo graves daños en Río Negro y Chubut.
09/04/2014 02:00

El mejoramiento climático en la mayoría de las provincias afectadas por el temporal causó alivio a numerosos pobladores que comenzaron ayer a volver a sus hogares, aunque persistía la gravedad de la situación en Neuquén, en donde la cantidad de evacuados ascendía a 1.500 y en Chubut, donde varias ciudades se vieron afectadas el martes a la madrugada por las lluvias. En esa provincia la localidad de Telsen fue la más castigada por el aguacero que se cobró una víctima.

Por otra parte, las buenas condiciones meteorológicas de ayer favorecieron a los habitantes de Entre Ríos, Santa Fe y Córdoba, en donde lentamente los pobladores volvían ayer a sus hogares al escurrir el agua de las calles, mientras que los cauces de ríos y arroyos retornaban a sus niveles normales.

En otras provincias como en La Pampa y Río Negro, si bien disminyó la intensidad de las precipitaciones, el fuerte viento tornaba dificultosa la tarea de retorno para los habitantes que intentaban desalojar el agua del interior de sus viviendas con la ayuda de Defensa Civil y Bomberos.

Distinta es la situación de Neuquén, en donde permanecen evacuados 1.500 pobladores en toda la provincia, de los cuales 900 son vecinos de la capital provincial que están alojados en centros de evacuación provinciales y municipales.

En esta provincia, los daños a viviendas y comercios ocasionados por el temporal de lluvia serán relevados por el gobierno provincial para elaborar un plan de contingencia y reparación.

Pero se advirtió a los comerciantes que serán sancionados aquellos que especulen con los precios de artículos necesarios en esta crisis.

La vicegobernadora Ana Pechen anunció que “el gobierno provincial va a auxiliar en la medida de las necesidades que cada uno presente” y precisó que el plan de contingencia “será para atender los requerimientos de los ciudadanos más afectados por el temporal y los pequeños comerciantes”.

Ayer al mediodía cesó la lluvia que amenazó por la mañana complicar aún más el panorama de la capital neuquina y se espera para las próximas horas un paulatino mejoramiento, aunque persisten fuertes ráfagas de viento que han ocasionado la caída de árboles. En toda la provincia, se cumplió ayer el segundo día consecutivo de asueto en la administración pública con suspensión de clases y paralización del servicio de transporte público de pasajeros.

En la provincia de Buenos Aires, la fuerte lluvia de ayer a la madrugada causó el desborde del río Luján, que superó los cuatro metros y generó la evacuación de 81 personas. Además, se asistió “a los pobladores de Carmen de Areco, donde se mantiene el río en nivel alto, pero tiende a bajar, San Pedro con siete evacuados y voladura de algunos techos, y La Matanza, cuya situación no reviste mayor gravedad”, explicó el ministro de Desarrollo Social Eduardo Aparicio. “En tanto, por las intensas lluvias también enviamos asistencia a General Arenales, Saladillo, Salto, Ezeiza y Brandsen”, afirmó el ministro. En Catamarca, un total de 400 personas continuaban evacuadas en la localidad catamarqueña de Bañado de Ovanta, afectada por el temporal de lluvia, que causó aludes de barro, informó el Comité Operativo de Emergencia (COE). El titular del COE, Norberto Bazán, informó que si bien la situación está “controlada”, unas 400 personas se encuentran evacuadas, mientras que “algunas familias retornaron a sus hogares, luego de permanecer durante 48 horas en la iglesia y centro comunitario”. El hospital de Santa Rosa “está completamente inutilizado ya que el caudal del río inundó las instalaciones, por lo que las atenciones se realizan en el Hospital Móvil del SAME”, dijo Bazán. En Río Negro, si bien cesó la lluvia, continuaban evacuadas entre 450 y 500 personas.


1.600

Patagonia temporal

Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D