PAÍS & MUNDO

El titular del Parlamento venezolano tildó de "hipócrita" a Macri


El presidente del Parlamento venezolano, el opositor Henry Ramos Allup, rechazó la postura adoptada por el gobierno argentino ante la Organización de Estados Americanos (OEA) al promover una alternativa a la activación de la Carta Democrática invocada por la Secretaría General del organismo, y expresó que la misma le dio "pena".
02/06/2016 11:50

1.250

"Una pena la posición Argentina en sesión de la OEA", indicó en un mensaje en Twitter el diputado opositor, que se declaró desencantado del presidente Mauricio Macri, quien durante su campaña y a pocos días de ser electo expresó una crítica posición contra su par venezolano, Nicolás Maduro.

"Yo creía que Macri era otra cosa", lamentó Ramos Allup, quien consideró que Cristina Fernández de Kirchner, una de las aliadas más cercanas al gobierno chavista, "al menos no era hipócrita".

"Después del cambiazo, opositores democráticos venezolanos que somos amplia mayoría ahora escribiremos micro en vez de Macri", añadió irónicamente el parlamentario.

Argentina, junto a varios estados, encabezó en la OEA la promoción de una vía conciliadora alternativa al proceso de aplicación de la Carta Democrática impulsada por el secretario general del organismo, el uruguayo Luis Almagro, que había sido solicitada por los opositores que controlan el Parlamento venezolano.

El gobierno argentino había expresado previo a la asamblea extraordinaria celebrada ayer que la carta pedida por los opositores y activada por Almagro "no necesariamente sirve" para resolver el problema del país caribeño, refirió Efe

La propuesta argentina llevó a que los 34 países miembros suscribieran una declaración de apoyo al proceso de diálogo que pretende iniciar el gobierno de Nicolás Maduro con sus opositores respaldado por la Unión de Naciones Suramericana (Unasur).

Ramos Allup, sin embargo, valoró que el "sólo hecho que se esté debatiendo en OEA la espantosa crisis de Venezuela es ya una derrota para el régimen de Maduro, internacionalmente desnudada".

La declaración aprobada por la OEA fue negociada en una sesión de diez horas a la que Venezuela, tras un receso de tres horas, se sumó con algunas modificaciones de poco calado, un texto que durante una semana habían negociado más de 20 estados bajo el liderazgo de la Argentina.


Macri OEA Venezuela