PAÍS & MUNDO

Una guerra con Norcorea sería "horrenda", afirma jefe militar norteamericano


La máxima autoridad militar agregó también que es "inimaginable" que Washington permita a Pyongyang desarrollar la capacidad para lanzar un ataque nuclear contra territorio estadounidense.
17/08/2017 09:01

834


La máxima autoridad militar de Estados Unidos dijo hoy en China que una guerra contra Corea del Norte sería "horrenda", pero agregó que también es "inimaginable" que Washington permita a Pyongyang desarrollar la capacidad para lanzar un ataque nuclear contra territorio estadounidense.

El jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, el general Joseph Dunford, dijo a periodistas en Beijing que el presidente Donald Trump dio instrucciones concretas de "elaborar opciones militares viables, y eso es exactamente lo que estamos haciendo".

El general fue consultado por declaraciones del principal asesor de Trump, el estratega ultraconservador Steve Bannon, quien en una entrevista publicada hoy dijo que la amenaza militar que constituye Corea del Norte no puede manejarse con la fuerza.
"No hay una solución militar, olvídenlo", dijo Bannon a la revista política progresista The American Prospect. 

"Hasta que alguien resuelva la parte de la ecuación que me muestra que 10 millones de personas no mueren en Seúl en los primeros 30 minutos de ataques con armas convencionales, no sé de lo que están hablando, acá no hay una solución militar, nos tienen agarrados", declaró el estratega del presidente.

En Beijing, Dunford dijo que sería "absolutamente horrendo que hubiera una solución militar a este problema, no hay duda sobre ello", informó la cadena CNN.

Pero agregó: "Lo que es inimaginable es permitir a KJU (Lim Jong-un, el líder norcoreano), desarrollar misiles balísticos con una cabeza nuclear que puedan amenazar a Estados Unidos y seguir amenazando a la región".

Dunford se reunió más tarde con el presidente chino, Xi Jinping, y ambos resaltaron la importancia de los contactos entre las Fuerzas Armadas de sus países para intentar estabilizar una relación frecuentemente complicada por disputas sobre cuestiones de defensa, diplomacia o comercio.

"Los dos sabemos que usted y el presidente Trump están comprometidos con el mejoramiento de nuestras relaciones Ejército-Ejército, y ciertamente queremos cumplir con resultados", dijo Dunford a Xi en comentarios ante periodistas.

Más temprano, Dunford se reunió con su par chino Fang Fenghui, jefe del Departamento del Comando Conjunto del Ejército Popular de Liberación, con otro poderoso general, Fan Changlong, y el principal asesor del gobierno chino en política exterior, Yang Jiechi.

El general Fan dijo a Dunford que Beijing insiste en que una acción militar debería ser descartada y que "las negociaciones son la única opción efectiva" para lidiar con la situación en la Península de Corea, según informó el Ministerio de Defensa en un comunicado.

Dunford visitó Corea del Sur esta semana y mañana estará en Japón.

La tensión entre Estados Unidos y Corea del Norte llegó la semana pasada a niveles récord después de que el régimen de Kim amenazara con bombardear las inmediaciones de isla estadounidense de Guam, en el Pacífico Occidental, en respuesta a las últimas sanciones de la ONU.

El presidente Trump replicó con especial beligerancia, prometiendo "fuego y furia" si Corea del Norte no rebajaba el tono, lo que desató todas las alarmas de un posible conflicto armado.

Sin embargo, en los últimos días tanto Washington como Pyongyang se han inclinado a rebajar el tono notablemente, con Kim anunciando una suspensión de los planes de atacar a Guam y Trump elogiando su "sabia decisión".

En Seúl, en tanto, el presidente surcoreano, Moon Jae-in, dijo estar dispuesto a mandar un enviado especial a Corea del Norte si el país comunista, que ya probó cinco bombas atómicas desde 2006 y lanzó decenas de misiles de prueba, detiene sus ensayos de misiles y de armas atómicas.

Además, el mandatario, al cumplir tres meses en un cargo al que llegó con la promesa de mejorar las relaciones con sus vecinos del Norte, agregó que "nunca más" habrá otra guerra en la península, que se dividió en dos luego de la Guerra de Corea (1950-1953).

"No habrá guerra en la península coreana nunca más", dijo Moon en una declaración televisada.

"Cualquier acción militar que vaya a emprenderse en la península coreana requiere el consentimiento de Corea del Sur", aseguró el mandatario liberal, advirtiendo que su país rechaza la posibilidad de que Estados Unidos, su socio estratégico, pueda realizar un intervención militar en Corea del Norte sin su consentimiento.


Corea del Norte EE.UU. Militares