PAÍS & MUNDO

"El cuerpo de las mujeres no está preparado para manejar un colectivo"


Los dichos del titular de la UTA de Rosario, Manuel Cornejo, acerca de que el "el cuerpo de las mujeres no está preparado para manejar un colectivo", recibió este miércoles múltiples repudios mientras la Justicia avanza en una acción de amparo por "discriminación".
15/05/2019 21:11

1.317

La jueza laboral de Rosario, María Andrea Deco, admitió una acción de amparo interpuesta por cuatro mujeres choferes de la empresa pública de colectivos Movi, quienes reclamaron quedar en planta permanente luego de realizar reemplazos durante las pasadas vacaciones de verano.

"Después de trabajar tres meses no quedaron como choferes en forma permanente por su carácter de mujer", dijo a Télam la abogada Romina Perea, representante de las amparistas.

Explicó que, en cambio, la empresa municipal Movi tomó varones para ocupar las vacantes, lo que revela el contenido discriminatorio de la medida.

Consultado sobre esa resolución judicial, el secretario general de la UTA Rosario, Manuel Cornejo, dijo el miércoles a la mañana que "el físico de la mujer es más débil que el del hombre".

"Me pueden decir que hay muchas mujeres manejando taxis y autos, pero no es lo mismo que un colectivo, que tiene chasis y carrocería de camión", amplió el dirigente gremial, para quien "el cuerpo de la mujer no está preparado para manejar un colectivo".

A contramano de la resolución judicial, Cornejo explicó que una empresa de ómnibus llamada Victoria contrató sólo a mujeres como choferes, pero "no quedó ninguna".Ausentismo y maternidad"No les dio resultado porque esas mujeres fueron quedando en el camino por el tema del ausentismo, que es mayor en las mujeres, por cuestiones de la maternidad y porque el organismo no está preparado para eso", dijo.

Para suavizar sus dichos, el dirigente agregó que "la UTA no tiene ningún problema de que trabajen mujeres" porque, amplió, "para nosotros es lo mismo una mujer que un hombre, gana el mismo sueldo, hace los mismos aportes, no cambia en nada".

La concejala rosarina de Cambiemos, Renata Ghiliotti, que también es vicepresidenta del Ente de la Movilidad Rosario (EMR), repudió los dichos de Cornejo por "retrógrados".

"La verdad es que es muy triste seguir escuchando declaraciones de este tenor en el año 2019, y sobre todo de parte de aquellos que deberían conducir un gremio en pos de la igualdad entre sus afiliados", dijo.

Su par justicialista, la concejala Norma López, señaló que "decir que las mujeres no tienen el organismo preparado para ser chofer de colectivo es una falta de respeto total y absoluta".

"Pero además -siguió- habla de un nivel de desconocimiento que me sorprende viniendo de una persona que defiende derechos como el de los trabajadores".

La seccional Santa Fe de la UTA también se distanció del dirigente rosarino al recordar que en una línea de esa ciudad hay una chofer con 20 años de antigüedad y que "no hay ningún requisito distinto" para acceder a ese empleo.

La abogada de las choferes amparistas, Romina Perea, explicó que la acción iniciada por cuatro trabajadoras de la empresa de transporte Movi dio el primer paso con la admisión del planteo por parte de la jueza.

Esta semana la abogada presentará las pruebas -que consideró "evidentes porque no hay mujeres como choferes de colectivos"- y aguarda que la medida solicitada se resuelva a favor de sus clientas.

"Que haga lugar al amparo significa que la Justicia ordene que ingresen a la empresa a trabajar ya, y que de ahora en más se cumpla efectivamente una ordenanza de 2006 que establece que por carda cargo, uno debe ser ocupado por un hombre y otro por una mujer", concluyó.


colectiveros Mujeres Santa Fe UTA