DEPORTES

Guillermo Brown, sin afinación, volvió a tropezar en casa


La "Banda" portuaria no tuvo una mañana feliz. Un descuido defensivo en el gol del "Celeste" así como la falta de puntería propia aseguraron la tercera derrota del equipo de Marcelo Broggi en la Zona A del campeonato de segunda división. Sin tantos ni puntos en la actual campaña, se mantiene en el sótano de la tabla de posiciones. En la próxima fecha, el equipo portuario visita a Platense.
02/09/2019 02:00

636

Por Francisco Caputo

Guillermo Brown de Puerto Madryn volvió a trastabillar en condición de local en la Primera Nacional. En la mañana de ayer, sucumbió por 1-0 ante Temperley y encadenó la tercera derrota en igual número de partidos jugados en la Zona A.

Falta de eficacia

El elenco conducido por Marcelo Broggi, al igual que en la derrota ante Barracas Central, colisionó ante un equipo de juego conservador. Incómodo por el planteo del adversario y sin eficacia en el arco rival, la "Banda", por el nuevo traspié, se mantuvo en el sótano de la tabla de posiciones.

La velada comenzó con un augurio adverso. Causó sorpresa ver en la alineación inicial a Emanuel Moreno y Cristian García, dos jugadores que no aparecían en la citación oficial, que fue publicada el día anterior en las redes sociales del club portuario.

¿Habrá sido un error de comunicación interna o una maniobra de distracción de Broggi? El entrenador no supo explicar la confusa situación tras la consumación de la derrota.

En un principio, el presagio no se hizo carne en el césped, dado que Guillermo Brown construyó dos nítidas ocasiones para abrir el marcador. A los nueve minutos de juego, Matías Castro, arquero visitante, se lució con una destacada atajada. Once minutos después, un remate local provocó suspiras en la zaga visitante.

Sin embargo, a medida que el tiempo avanzaba, decaía la ofensiva browniana. Federico Fattori, el capitán y volante central del "Gasolero", asistía de forma permanente a la línea de cuatro zagueros dispuesta por Cristian Aldiricio, entrenador visitante. Otros dos volantes, Leonardo Di Lorenzo y Mauro Cerutti, tenían como misión principal fortalecer el sistema defensivo.

Sin vocación ofensiva "Celeste", César Taborda era en un espectador en el césped del Raúl Conti.

Rival letal

Sin embargo, en el comienzo segundo tiempo, Temperley asumió una postura más osada. Esto expuso algunas falencias en la zaga local, de labor no sólida ante el "Guapo" y ante Deportivo Morón.

A los 18 minutos, Taborda se vio forzado a abandonar su rol de plateísta vip en el campo de juego, dado que fue exigido con un remate del recientemente ingresado Emanuel Ibáñez que se estrelló en uno de los postes antes de salir por la línea de meta.

En la jugada siguiente, Enzo Baglivo, con un potente cabezazo, convirtió el saque de esquina en el único gol del encuentro. La defensa y el arquero no reaccionaron ante la maniobra del "Gasolero", que en su primer minuto de voracidad, abría el marcador.

Como un león herido, Guillermo Brown apeló al espíritu para evitar otra derrota en condición de local. La intención dio frutos, dado que gestó ocasiones para igualar el tanteador.

Sin embargo, no pudo plasmar el puñado de oportunidades en las redes. Joel Martínez, en sus botines, realizó dos disparos. El primero, una chilena al inicio del último tercio del partido, causó suspiros. El segundo, en tiempo de descuento, se trató de un remate elevado dentro del área.

Entre ambas oportunidades, a los 34, un remate de Abel Méndez fue despejado en la línea.

De este modo, Guillermo Brown sigue sin puntos ni goles a favor. Mostró leves mejorías respecto de la derrota ante Barracas Central. Pero pulir la puntería y refinar la zaga son dos aspectos cruciales si se aspira a lograr el primer triunfo. Ante Platense, en Buenos Aires, será la nueva oportunidad.#


Guillermo Brown Primera Nacional