POLICIALES

La Fiscalía dijo que hay versiones contrapuestas en la presunta toma de la comisaría de Corcovado


Mientras que la Policía indicó que dos personas en estado de ebriedad hirieron a una uniformada, los presuntos agresores denunciaron que hubo apremios ilegales en el lugar.
18/05/2019 02:00

562

Las representantes del Ministerio Público Fiscal de Esquel explicaron las intervenciones de la parte investigadora, respecto de los hechos registrados el jueves en Corcovado. En este sentido, la funcionaria María Elena Cimadevill, indicó que existen dos versiones contrapuestas, vinculadas a las denuncias presentadas en la Comisaria y el accionar del personal policial en un presunto copamiento a esa dependencia policial. En consecuencia se realizarán diversos tipos de medidas y diligencias en dos legajos de investigación.

En este contexto, se informó que el día de los hechos, la funcionaria de turno y las profesionales del Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito se constituyeron en esa localidad cordillerana.

Allí, los empleados de la Comisaría y el personal de Infantería estaban a la espera de una orden judicial de allanamiento para ingresar a un domicilio en busca de un arma de fuego.

La versión policial sostenía que en esa casa se podría encontrar el rifle que dos personas habrían utilizado para apuntar contra una empleada policial, cuando reclamaban la intervención de los preventores en la zona del establecimiento ganadero “Poncho Moro”, señaló un parte oficial de la Fiscalía

En tanto, los investigadores ya contaban con información respecto de que las dos personas sindicadas por la Policía como presuntos autores de agresión al personal de Comisaría, habían sido detenidas y golpeadas, en el marco de un procedimiento policial. Además, uno de ellos se encontraba hospitalizado.

Así las cosas, Cimadevilla, afirmó que la ley orgánica del Ministerio Público Fiscal establece el deber de objetividad en las investigaciones. En consecuencia se investigará la probabilidad de que algunos empleados policiales hayan cometido los delitos de vejaciones, lesiones y daño.

Mientras que también se indagará la situación sobre las dos personas que fueron denunciadas por haber ingresado con un arma de fuego a la Comisaría y apuntar a una policía.

Versiones contrapuestas

El relato de la versión policial indica que dos ciudadanos se presentaron, durante la madrugada del jueves, en la guardia de la Comisaría. Su reclamo era la presencia policial en la zona del establecimiento ganadero “Poncho Moro”. El motivo de su pedido obedecía a que habían escuchado disparos de arma de fuego y habían observado movimientos de vehículos. La sospecha, entonces, era que habría personas que podrían estar cometiendo el delito de abigeato.

A ello, agregaron que los denunciantes utilizaron un arma de fuego, con la que apuntaron a una empleada policial. Luego se retiraron del lugar a bordo de una camioneta.

A los pocos minutos la Policía los detuvo en la vía publica. Uno de los sospechosos habría intentado defenderse utilizando un cuchillo y causó lesiones a un uniformado.

Finalmente fueron llevados a la Comisaría. En ese contexto el detenido más joven se descompensó, por lo que se dispuso su trasladado al Hospital.

Disparos

Por otra parte, los familiares y los detenidos por la Policía describieron una situación muy diferente respecto de los hechos ocurridos.

En principio coincidieron en que las dos personas se presentaron en la Comisaría y dieron conocimiento de lo que estaba ocurriendo en su lugar de trabajo. Hasta allí concurrió un móvil policial pero no observó ninguna situación sospechosa.

En tanto, indicaron que luego un patrullero interceptó la camioneta del denunciante.

Lo obligaron a descender del rodado y éste sufrió un golpe en la cabeza. También golpearon y dañaron las puertas de su vehículo.

Al observar esa situación, su hijo se acercó al lugar donde estaban desarrollando el procedimiento. Allí recibió disparos de postas de goma que le provocaron lesiones en las piernas. Fue golpeado en la espalda, esposado y trasladado a la Comisaría.

Al llegar a la dependencia policial sufrió un ataque de asma, por lo que las autoridades resolvieron su traslado a un centro de atención de salud.

Asimismo, hay testigos que refirieron una diferencia notoria respecto del horario en el que habrían ocurrido los hechos, señaló la gacetilla oficial del MPF.


comisaría Corcovado