Se levantó el paro de municipales en Madryn y en Esquel firmaban anoche

En el Golfo se abrieron las cajas para recaudar y el lunes terminan de pagar. En la Cordillera, tras mucha tensión, el acuerdo se cerró por teléfono.

19 SEP 2014 - 22:38

Largas y extensas negociaciones, que se extendieron hasta última hora de anoche, y tras ocho días de conflicto, finalmente el Ejecutivo y los gremios municipales llegaron a un acuerdo. Después de una mañana movida y sin definición (ver página 16), las novedades llegaron recién por la tarde y se esperaba al cierre de esta edición que se firmaran todos los puntos acordados para que los trabajadores levanten la retención de servicios.

El municipio y los gremios arreglaron los puntos centrales por teléfono: el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales desde el corralón municipal y el Ejecutivo, desde la vivienda del propio intendente de Esquel, Rafael Williams que desde las 18 de ayer reunió a todo su gabinete y puso a todos al tanto de la negociaciones.

Lo más problemático

El aspecto más problemático quizá radicó en la implementación del 6 por ciento que pretendía el SOEME y así cumplir con el salario mínimo vital y móvil.

Se acordó entonces un incremento del 15% a partir del momento que se firme el acta, que finalmente se acordó sobre el adicional ya existente de 1.300 pesos, que sería modificado y en enero llegaría a 1.500 pesos y sumarle 600 pesos más a partir de enero. “Con esto ningún trabajador va a quedar por debajo del mínimo vital y móvil”, dijo Antonio Osorio, secretario general del SOEME.

Pases a planta

Además el municipio y los gremios acordaron el pase a planta permanente de 72 operarios, 20 de ellos antes de fin de año, misma tanda a principio del año entrante y 32 entre julio y agosto del próximo año.

En tanto, las partes lograron ponerse de acuerdo en la reincorporación de una docente a la que no se le había renovado su contrato en el área de Deporte, a quien según palabras de Osorio se le daría una “nueva oportunidad” en dicha dependencia. Esto fue un gesto político del Ejecutivo teniendo en cuenta que caso contrario la negociación seguiría estancada.

En cuanto a la retención de servicios, según lo manifestado por el gremio continuaría hasta tanto no quede todo lo acordado firmado en acta, que iba a ser ratificada al cierre de nuestra edición luego de que se reunieran en asamblea.

Además se acordó de palabra trabajar en el mes de marzo sobre los básicos de los empleados y tratar de ordenar el escalafón. También se charló la posibilidad de que de solucionarse la discusión por coparticipación -en debate a nivel provincial- y regalías hidroeléctricas, debatir porque aseguraron desde el SOEME que se debe acompañar este reclamo del municipio.

Reconoció Osorio que el municipio hizo un esfuerzo más que importante en cuanto a los números para poder llegar a un acuerdo. De esta forma, parece apaciguarse una grave crisis institucional en la cordillera.

Las más leídas

19 SEP 2014 - 22:38

Largas y extensas negociaciones, que se extendieron hasta última hora de anoche, y tras ocho días de conflicto, finalmente el Ejecutivo y los gremios municipales llegaron a un acuerdo. Después de una mañana movida y sin definición (ver página 16), las novedades llegaron recién por la tarde y se esperaba al cierre de esta edición que se firmaran todos los puntos acordados para que los trabajadores levanten la retención de servicios.

El municipio y los gremios arreglaron los puntos centrales por teléfono: el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales desde el corralón municipal y el Ejecutivo, desde la vivienda del propio intendente de Esquel, Rafael Williams que desde las 18 de ayer reunió a todo su gabinete y puso a todos al tanto de la negociaciones.

Lo más problemático

El aspecto más problemático quizá radicó en la implementación del 6 por ciento que pretendía el SOEME y así cumplir con el salario mínimo vital y móvil.

Se acordó entonces un incremento del 15% a partir del momento que se firme el acta, que finalmente se acordó sobre el adicional ya existente de 1.300 pesos, que sería modificado y en enero llegaría a 1.500 pesos y sumarle 600 pesos más a partir de enero. “Con esto ningún trabajador va a quedar por debajo del mínimo vital y móvil”, dijo Antonio Osorio, secretario general del SOEME.

Pases a planta

Además el municipio y los gremios acordaron el pase a planta permanente de 72 operarios, 20 de ellos antes de fin de año, misma tanda a principio del año entrante y 32 entre julio y agosto del próximo año.

En tanto, las partes lograron ponerse de acuerdo en la reincorporación de una docente a la que no se le había renovado su contrato en el área de Deporte, a quien según palabras de Osorio se le daría una “nueva oportunidad” en dicha dependencia. Esto fue un gesto político del Ejecutivo teniendo en cuenta que caso contrario la negociación seguiría estancada.

En cuanto a la retención de servicios, según lo manifestado por el gremio continuaría hasta tanto no quede todo lo acordado firmado en acta, que iba a ser ratificada al cierre de nuestra edición luego de que se reunieran en asamblea.

Además se acordó de palabra trabajar en el mes de marzo sobre los básicos de los empleados y tratar de ordenar el escalafón. También se charló la posibilidad de que de solucionarse la discusión por coparticipación -en debate a nivel provincial- y regalías hidroeléctricas, debatir porque aseguraron desde el SOEME que se debe acompañar este reclamo del municipio.

Reconoció Osorio que el municipio hizo un esfuerzo más que importante en cuanto a los números para poder llegar a un acuerdo. De esta forma, parece apaciguarse una grave crisis institucional en la cordillera.


NOTICIAS RELACIONADAS