POLICIALES

Incendio del HiperTehuelche

Un incendio de proporciones destruyó ayer a la madrugada el depósito del corralón de materiales que la firma HiperTehuelche tiene en Puerto Madryn y a pesar de la intensidad del siniestro la tarea de los bomberos impidió que las llamas afectaran el salón comercial y viviendas linderas.

07/11/2014 02:00

Las llamas consumieron gran parte del material acopiado, no se vio afectado el salón de ventas.

5.088

El fuego empezó en la madrugada del jueves, alrededor de las 02:30 y la tarea de los bomberos se prolongó hasta media mañana de ayer, ya que los servidores públicos debieron remover una importante cantidad de materiales acopiados que horas después de iniciado el siniestro, aún seguían en combustión.

En el incendio intervinieron cinco dotaciones y 25 integrantes del cuerpo activo de bomberos voluntarios de Puerto Madryn, quienes trabajaron más de dos horas para controlar el fuego y evitar que las llamas llegaran al salón principal de ventas y a viviendas linderas al predio que la firma tiene en el ingreso a la ciudad, en un terreno ubicado a pocos metros de las avenidas 20 de Junio y 9 de Julio de la ciudad portuaria.

Sospechas

El jefe del cuerpo activo de bomberos de Puerto Madryn, Marcelo Dopazo, confirmó que recién a media mañana de ayer se culminó con las tareas en el lugar, “ya que se quedaron enfriando brasas y tratando de remover los escombros con maquinaria porque había brasas de abajo y a medida que se iban retirando, se iba enfriando”.

Contó que fue “necesario movilizar prácticamente todo el material del cuartel, tanto en equipamiento como en recursos humanos, para poder controlar el incendio” y destacó el profesionalismo del personal en cuanto a su labor durante el siniestro.

Añadió que “a prima facie la presunción es que puede tratarse de un hecho intencional, porque arranca prácticamente en una reja pegada a la vereda, en un depósito semi abierto donde había tanques plásticos, rollos con cables eléctricos, palets con cerámicos y después va propagándose a un sector de almacenamiento que es al frente, también al aire libre, con elementos combustibles, como caños de PVC, rollos de mangueras plásticas, de manera que se fue haciendo bastante ardua la tarea para controlar este fuego que tenía un importante carga térmica y la amenaza de propagación a otros sectores, tanto del híper como viviendas vecinas”.

Confirmó que el fuego no llegó al salón de ventas, “afortunadamente fue cortado a tiempo, y con pérdidas importantes en los sectores afectados, pero llegó al salón”, aunque otras dependencias adyacentes sí fueron afectadas en su estructura. El jefe del cuartel local dijo que en el lugar había elementos altamente combustibles, como telgopor, cartones y maderas, lo que facilitó la rápida propagación del fuego.