POLICIALES

Gaiman: fueron amenazadas de muerte y las golpearon para robarles la pensión y un celular


El drama de una familia desamparada.
16/12/2014 02:00

Temen por su vida. Silveria y su hija Lorena María llegaron a Jornada para contar la situación que vivieron.

1.094

Silveria Manquín y su hija Lorena Garay viven en un sector marginal de Gaiman. No tienen trabajo ni ayuda del municipio. Solo cobran una magra pensión que les sirve para comprar algunos medicamentos y comida.

Este fin de semana volvieron a ser víctimas de la violencia que viven en ese poblado del Valle. Denunciaron que un vecino las golpeó y amenazó con acabar con sus vidas. La Policía asegura que fueron a robarles la plata que cobran por discapacidad. Las mujeres temen por su vida y dicen estar cansadas de la vida que llevan en ese sector que antaño no era así.

El barrio Baraibar está comprendido por una serie de cañadones donde una calle atraviesa dos hileras de viviendas custodiadas por las lomas. Allí vive Silveria con su hija.

El hecho

Dijeron que un vecino de entre 18 y 20 años de apellido Fuentes habría llegado a su casa en madrugada. Cerca de las 4 Silveria dormía. Su hija se despertó por los ruidos y allí habría sido atacada por el violento. Con una botella de cerveza habría querido cortarle el cuello pero Lorena pudo bloquearle los brazos y evitar los cortes.

En ese marco un cómplice entró a la vivienda y atacó a patadas a la anciana que nada pudo hacer para evitar el embate. Los delincuentes revisaron la casa en búsqueda de dinero pero sólo pudieron llevarse un celular que usa Lorena para estar comunicada con su madre.

La otra cara

Las víctimas viven en un completo estado de desamparo. Forman parte del Gaiman que el turismo no ve. Esa zona está escondida entre las lomas y alejada de las casas de té.

Lorena y Silveria aseguraron que no se las atiende y tampoco les brinda oportunidades de trabajo. Solo cuentan con una tarjeta social que les brinda el Estado Nacional.

En ese sector del este gaimense las entrevistadas aseguraron haber vivido una pesadilla. Ahora esperan no ser víctimas de represalias.

Contaron que incluso el vecino que las atacó les arroja basura en el frente de su vivienda. “Nos tiran preservativos, cajas de vino, basura, de todo” contó. Por otra parte el comisario de Gaiman, Eladio Cheuquehuala, confirmó que intervinieron en el caso. Dijo que se trató de un conflicto de vecinos que conocieron tras la denuncia de las víctimas. Señaló que tienen identificadas a las personas que habrían actuado. Hay rondines policiales en esa zona donde recurrentemente ocurren incidentes de esa y otras índoles.