SOCIEDAD

El clima favoreció el combate de las llamas


El subsecretario de Bosques de Chubut, Hernán Colomb, indicó que la baja de las temperaturas y el incremento de la humedad ayudó hoy al combate de los incendios de la cordillera de la provincia, que tienden a disminuir en su intensidad y facilitan los intentos de control de brigadistas y medios aéreos.
31/03/2015 20:00

1.417

"La única dificultad climática que tenemos es el viento, que por el contrario aviva el fuego en algunos focos", agregó el funcionario en diálogo con Télam.

No obstante indicó que la mejora climática favoreció al trabajo en los principales focos ubicados en el Parque Nacional Lago Puelo, en El Desemboque y Puerto Patriada, a 12 kilómetros de El Hoyo, que se dieron por contenidos, aunque tienen sectores con "actividad ígnea importante".

En esas zonas el fin de semana pasado el fuego arrasó tres viviendas y otras estructuras, y para poder salvar otras viviendas demandó un intenso trabajo de brigadistas, apoyado por aviones hidrantes y helicópteros con helibaldes.

En tanto, el tercer incendio del área, cercano al lago Puelo, ya está extinguido y con guardia de cenizas.

Por otra parte, Colomb indicó que el incendio del Parque Nacional Los Alerces "está prácticamente contenido y apenas mantiene un poco de actividad en la cola, con puntos calientes en los cañadones y en las partes altas. Pero lo importante es que no avanzo ni salió del Parque".

En ese aspecto indicó que las autoridades de combate al fuego, de Bosques y Defensa Civil de Chubut, y de Parques Nacionales, entre otros organismos provinciales y nacionales, trabajan con imágenes satelitales diarias de puntos calientes que provee la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae).

"Esto nos ayuda mucho a monitorear y decidir acciones, y sumado a los sobrevuelos que realizamos también a diario, podemos determinar si hay sectores en los que poner más atención", agregó.

Bomberos y brigadistas de Santa Cruz y Córdoba se sumaron hoy al combate de las llamas y se agregaron a los que ya habían viajado desde el Litoral.

Además trabaja un helicóptero enviado por Bolivia, mientras que hay tres más de estos aparatos que vienen desde Chile junto con los diversos medios aéreos del Plan Nacional de Manejo del Fuego.

El fuego en el Parque Nacional Los Alerces se inició hace ocho días y ya consumió 1.300 hectáreas de bosque nativo pero se encuentra controlado "en su flanco derecho, desde la cola del incendio hasta la Villa Futalaufquen".

"De acuerdo a las previsiones meteorológicas, se esperan entre 15 y 20 milímetros de precipitaciones para el día de mañana", informó a través de un comunicado la Dirección de Parques Nacionales.

Unos 150 brigadistas trabajan denodadamente para controlar las llamas en esta zona, mientras continúan con las tareas de control y prevención en las zonas de Arroyo Cascada, Villa Futalaufquen, Puerto Bustillo, Puerto Limonao y Hostería Futalaufquen.

A ellos se le suman unos 23 brigadistas de Santa Cruz, 33 de San Luis y más de 40 de Córdoba que entrarán en la operación esta tarde para el relevo del personal, que "trabajó arduamente en los últimas días y que necesita horas de descanso como corresponde", señaló el secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Sergio Lorusso.

"La tarea de los brigadistas que son quienes ponen en peligro sus vidas es una lucha desigual contra la sequía, los vientos y el fuego", agregó.

En cuanto a la circulación vehicular, se encuentra habilitado el acceso a la Villa Futalaufquen, aunque permanecen cerrados tanto el camino a Puerto Limonao como el antiguo acceso a Villa Futalaufquen, por el puente del Arroyo Cascada.


Bosques brigadistas Chubut Colomb Cordillera incendio incendios