POLICIALES

Caso Huaiquilaf: revelan video de reconstrucción

Lo presentó la fiscal. Además declaró una joven que denunció amenazas y daños en su casa por ser testigo del hecho. El imputado continúa detenido. El lunes declararán más testigos.

11/04/2015 02:00

La defensora apunta a probar que Artiles no disparó el arma.

1.279

Desde las 9 de ayer continuó la tercera jornada de juicio oral y público por el asesinato de Darío Huaiquilaf. Es el albañil de 25 años que fue baleado en la cabeza el 19 de octubre de 2013 en el barrio norte de Trelew. Por este caso, hubo una exposición de un video filmado como representación secuencial de los hechos.

En la causa se encuentra imputado Fernando “Ruli” Artiles, sobre quien recaen las sospechas de haber activado el arma que produjo el disparo mortal. La audiencia fue presidida por el Juez Alejandro Defranco. El tribunal es complementado por los magistrados Adrián Barrios y César Zaratiegui.

Por el Ministerio Público Fiscal, la acción represora la ejerce la fiscal general María Tolomei. En tanto, la defensa es ejercida por la doctora Angélica Gómez Lozano, del Ministerio Público de la Defensa Penal. Constituidas las partes, declararon testigos del hecho que fueron aportados por la fiscal.

El video

El testimonio de un integrante de la Brigada de Investigaciones parecía estar muy bien complementado con la deposición de Tolomei, que llegó a la audiencia con un video filmado en una inspección ocular hecha tiempo después del asesinato. Bien ensayado el relato del policía, parecía estar encastrado con lo que los datos fílmicos ofrecían. El registro fílmico mostró, a quienes estuvieron en la sala del sexto piso de tribunales, un escenario hostil. Casas de asentamientos, pobreza y marginalidad. Un buen panorama del sitio donde se desarrollaron los hechos. Pequeñas calles sin nombre, veredas de tierra y recónditas zinguerías. Tolomei y el policía coincidían en las descripciones temporespaciales.

El video registró la casa del imputado, las zonas por donde el occiso y su agresor se persiguieron y el lugar exacto donde encontraron tendido el cuerpo de Huaiquilaf.

En la sala estaban los padres del albañil asesinado junto a otros familiares. Se escucharon algunos sollozos en las partes más fuertes de la deposición. También estaban los padres de “Ruli”, respetuosos, en pleno silencio, aguardando que se compruebe la inocencia de su hijo.

Un Policía en la puerta

Otra testigo llevada por la fiscal, fue una joven madre que vivía muy cerca del lugar del crimen. Vecina de los Artiles. Su testimonio fue más bien conmovedor. Habrá que ver qué incidencia tiene en materia penal. Contó que momentos antes del crimen lo vio muy nervioso a “Ruli”, quien iba acelerado por el frente de su casa como llevando un arma en la cintura. El arma no la vio, dijo. Luego, aseguró que se dirigió con dirección al sur y en el trayecto se topó con el crimen y “ahí relacioné que pudo ser el que lo mató”.

Tras la especulación, reveló que por ser una testigo que complica al imputado, familiares de éste le apedrearon la casa y la amenazaron.

Ante eso, el juez Defranco, por pedido de la Fiscal, ordenó una consigna policial en la casa de los padres de la joven. “Avísele a su familia que van a tener un policía en la puerta, así no se asustan”, inquirió el magistrado con su característico tono desdramatizador.

Mientras todo esto ocurre, Artiles continúa con prisión preventiva. El juicio durará algunos días más. Aún queda escuchar testimonios de testigos, tanto de la Defensa como de Fiscalía. El falló se leería el lunes 20 de este mes.