POLICIALES

Murió el jardinero al que le habían disparado en la cabeza en Trelew

Juan Antonio Carabajal tenía 50 años. Lo habían baleado cerca de la medianoche del 24 de abril. Por el hecho está imputado un sujeto de 41 años.

02/05/2015 02:01

Tras el ataque, la Policía efectuó dos allanamientos, secuestró un arma y aprehendió a José Cayulef.

2.626

Juan Antonio Carabajal, el jardinero de 50 años que fue baleado en su cabeza cerca de la medianoche del viernes 24 de abril próximo pasado en el barrio Abel Amaya de Trelew, falleció en la tarde del pasado miércoles. Por el hecho, está imputado un sujeto de 41 años, detenido horas después de dos allanamientos efectuados por la Policía provincial. Carabajal tuvo cinco días de agonía hasta su deceso.

Ante ello, la fiscalía trelewense pediría en las próximas horas una nueva audiencia en donde le cambiaría la imputación al detenido. Es decir de tentativa de homicidio a homicidio.

Carabajal había recibido un tiro en su cabeza, presuntamente con un revólver calibre 38, que fue incautado en los procedimientos que personal de la Brigada de Investigaciones local, realizó horas después. Tras el ataque, la víctima estaba internada en grave estado, producto de las heridas sufridas por los disparos.

El sangriento episodio ocurrió el viernes 24 de abril a las 23.45. Tras el ataque a Carabajal, efectivos policiales de la comisaría distrito Tercera de Trelew tomaron intervención a las 0.30 del sábado 25, en las calles Epuyén y Río Negro del barrio Abel Amaya. Allí se constató la presencia de un hombre, que luego fuera identificado como Juan Antonio Carabajal (50), que presentaba una herida de arma de fuego en la cabeza. Debido a la urgencia del caso, el herido fue derivado inmediatamente al hospital local, lugar donde permaneció internado con pronóstico reservado hasta su fallecimiento. Carabajal tenía severas lesiones neurológicas y permanecía con respiración artificial mecánica.

Al tomar intervención personal de la Brigada de Investigaciones, se lograron reconstruir los acontecimientos que desencadenaron la agresión sufrida por Carabajal. En un rápido y eficaz trabajo investigativo, se logró establecer la autoría del disparo, solicitándose al fiscal de Turno las medidas judiciales respectivas.

Como consecuencia de ese accionar, durante la mañana del sábado 25, los investigadores realizaron dos diligencias de allanamiento en el mencionado barrio.

Uno se desarrolló en cercanías del lugar del hecho y otro sobre la calle Paso de Indios. Como resultado de estas diligencias, se secuestró un arma de fuego calibre 38 con cartuchos de bala en su tambor y vainas servidas.

Asimismo, en una chacra cercana al mencionado conglomerado barrial trelewense se detuvo a José Cayulef (41), sindicado como autor del disparo.

Tras averiguaciones en el lugar de los hechos, concentradas en la esquina de las calles Epuyén y Lago Rosario, se presumió que el autor podría haber sido un domador de caballos que, según testigos del hecho, se encontraba totalmente alcoholizado. Cerca del mediodía hicieron un allanamiento en una vivienda, propiedad de otra persona de apellido Smith, de donde se llevaron detenido a José Agustín Cayulef. Allí secuestraron un revólver calibre 38 con dos proyectiles en el tambor. También secuestraron una boina con restos de cabello.

En la audiencia de control de detención posterior donde debió comparecer Cayulef, la jueza Ivana González abrió la investigación por pedido de la fiscal María Tolomei. La representante de fiscalía narró el hecho y cargó contra el detenido, a quien señaló como autor del disparo. Reveló que en su investigación queda establecido que hubo una dura pelea en la que el presunto agresor le habría dicho “andate, andate”, y acto seguido disparó en dos oportunidades a la cabeza. Un proyectil lo hirió y lo dejó al borde de la muerte.

Señaló que, según las entrevistas que se tomaron a los testigos que estaban en la casa de Smith, se escuchó una discusión y luego el disparo.

El doctor Carlos Pericich asistió como defensor de Cayulef y fue categórico al proclamar la inocencia del acusado. Aseguró que no hay nada claro en torno a las actuaciones policiales. Y dijo que en el procedimiento a su defendido lo requisaron y, como estaba completamente ebrio, lo mandaron a la casa. Cerca del mediodía lo encontraron y secuestraron el arma homicida en lo de Smith, sitio que habría sido el escenario de una regada reunión etílica. Desconfió de los testimonios y dio a entender que cualquiera de los otros podría haber sido el autor del disparo.

El defensor insistió en que Cayulef nunca portó armas y que es un hombre dedicado a la labranza de la tierra, en la chacra de un conocido productor. Además, señaló que no tiene antecedentes de violencia y que es muy poco probable que haya asistido a la reunión con dicha arma.

La jueza dispuso la apertura de investigación. El imputado deberá permanecer en prisión preventiva por 10 días. Pero será menester de la Fiscalía reunir más pruebas y clarificar ciertos puntos. A todo esto, se conoció que el fiscal de la causa será Fabián Moyano.

Sin embargo, la muerte de Juan Carabajal, obligará al Ministerio Público Fiscal a cambiar la carátula que tuvo como génesis una tentativa de homicidio; como así también, la situación procesal de Cayulef, detenido preventivamente por el término de diez días.#