POLICIALES

Caso Antillanca: el martes declararán testigos citados por la defensa


En la jornada de este viernes finalizó, con tres testimonios, la etapa de exposición de los testigos convocados por la Fiscalía. Aún restan declarar unas veinte personas y el viernes 26 o el lunes 29 serían los alegatos de las partes.
19/06/2015 13:26
1.432

Con tres testimonios escuchados durante esta mañana en la sala de audiencias de la cámara penal, en Trelew, finalizó la etapa en que deponían los testigos convocados por el Ministerio Público Fiscal, representado en este debate por la fiscal general Mirta Moreno.

En el transcurso de esta jornada, en el marco del juicio oral por la muerte del joven Julián Antillanca, se escuchó a un joven que trabajaba en el boliche de la zona sur, cercano a la rotonda 5 de octubre, así como el chofer que trasladó el patrullero involucrado para su peritaje y la madre de una de las principales testigo.

Antes, las partes interesadas se habían trasladado al segundo piso, donde se efectuó una comunicación por videoconferencia para recibir el testimonio de Néstor Basso, un médico del Cenpat, a propósito de exámenes genéticos solicitados en su momento.

Este jueves, lo más importante resultó el contacto con el director del servicio de huellas digitales genéticas, doctor en ciencias biológicas Daniel Corach, quien desde su centro en Capital Federal, brindó un pormenorizado panorama de los estudios efectuados sobre elementos encontrados en el patrullero que habría trasladado el cuerpo de Julián.

El profesional indicó que los análisis hablan de una evidencia razonable, encontrándose en un porcentaje restos del linaje familiar de la víctima. No obstante, aclaró que no podría aseverar estadísticamente tal circunstancia, en el sentido que las muestras marcaban un desgaste que en el momento de los exámenes no permitía una mayor seguridad en cuanto a sus resultados, pero sí da un indicio en tal sentido.

Otro de los peritos que pasó por la sala y se explayó ampliamente fue el comisario Claudio Fernández, quien apoyándose en imágenes realizó una exhaustiva exposición de varios informes.

Uno de ellos se llevó adelante en el lugar donde fue hallado Julián, y aseveró que el cuerpo fue arrojado allí provocándole la herida principal en el rostro, llegando a tal conclusión, debido a que no pueden observarse elementos en los alrededores que hagan suponer lo contrario.

Según fue mostrando a través de las imágenes, Julián fue golpeado en otro lugar, luego arrastrado y trasladado donde fue encontrado definitivamente. Inclusive puede verse la marca de neumáticos en las cercanías que confirmarían estas evaluaciones. Las ropas mostraban los tironeos y las marcas que produjeron el arrastre, a la vez que la campera tenía polvo que podría pertenecer al calzado.

Por otro lado, otro de los informes daba cuenta de la inspección realizada sobre una camioneta, secuestrada en su momento a partir de alguna hipótesis manejada por la policía, donde se recogieron diversas muestras. En este vehículo habrían acudido varios jóvenes al boliche, y la estrategia defensiva trata de establecer si guarda alguna relación con la muerte de Julián.

Lo cierto es que el juicio oral y público ha avanzado y quedan unas veinte personas convocadas por la defensa que comenzarán a deponer el martes 23 a partir de las 8.30, tal lo ha informado el tribunal integrado por los Jueces Adrián Barrios, Darío Arguiano y Marcelo Nieto Di Biasse.

Es posible que durante ese día y el miércoles pueda culminar esta etapa, estableciéndose a partir de allí cuando se escucharán los alegatos de las partes, lo que podría suceder el viernes 26 o lunes 29 del corriente mes.

El hecho

El cuerpo de Julián Antillanca fue encontrado sin vida y golpeado en la madrugada del 5 de septiembre de 2010, luego de haber ido a bailar junto a sus amigos, y se encuentran acusados por este motivo los policías Martín Solís, Laura Córdoba, Jorge Abraham y Carlos Morales, mientras que por encubrimiento está acusado el ex comisario Sandoval.