Madryn: atropelló y huyó

Pero la madre lo entregó a la Policía .

09 JUL 2015 - 21:33

Los vecinos que disfrutaban de la mañana del 9 de julio en la costa madrynense quedaron azorados cuando sintieron una brusca frenada y una mujer caída en el piso. Sobre las 11.10 de la soleada mañana un automovilista, que transitaba a una importante velocidad, embistió a la reconocida vecina de Puerto Madryn, Coca Gongora, que fue arrastrada durante 15 metros sufriendo un importante golpe en su cabeza.

El desaprensivo conductor dejó abandonada a la mujer, que sufría un corte en su cabeza, para darse a la fuga. Vecinos del lugar iniciaron una persecución a los efectos de poder tomar los datos de la patente del automóvil aunque la persona realizó maniobras evasivas tomando por calles en contramano para eludir la persecución. Pasada las 15, el conductor (19) acompañado de su madre se apersonó ante la sede policial para ponerse a disposición de la justicia por ser el autor del accidente que dejó a la mujer internada en el hospital Isola y con múltiples politraumatismos.

El accidente sucedió sobre el boulevard Brown entre Perlotti y Leopoldo Lugones. El personal policial al arribar a la zona constató que se trataba de una mujer mayor de edad, que había sufrido lesiones de carácter grave por la zona afectada en el impacto.

Los datos recabados por los uniformados con los ocasionales testigos permitieron dar los primeros elementos relacionados con las características del automóvil, así como la chapa patente del mismo. Junto a ello, confirmaron que el sujeto tras atropellar a la mujer se dio a la fuga siendo intensamente buscado por parte de los efectivos policiales.

Las autoridades policiales confirmaron que la mujer sufrió un importante golpe en su cabeza, situación que llevó a los facultativos a diagnosticar pronóstico reservado atento a la zona del impacto y las características que el mismo tuvo. Tras una serie de estudios se determinó que no existían lesiones neurológicas aunque sí una importante cantidad de quebraduras debido a que el auto la golpeó en sus piernas y al arrojarla por el aire la embistió con el parabrisas para –posteriormente- caer sobre la cinta asfáltica.

Sobre las 15, una mujer se apersonó en sede policial para poner a disposición de la justicia a su hijo de 19 años de edad que conducía el vehículo, de color blanco, que protagonizó el tremendo accidente en la mañana de la ciudad portuaria.

09 JUL 2015 - 21:33

Los vecinos que disfrutaban de la mañana del 9 de julio en la costa madrynense quedaron azorados cuando sintieron una brusca frenada y una mujer caída en el piso. Sobre las 11.10 de la soleada mañana un automovilista, que transitaba a una importante velocidad, embistió a la reconocida vecina de Puerto Madryn, Coca Gongora, que fue arrastrada durante 15 metros sufriendo un importante golpe en su cabeza.

El desaprensivo conductor dejó abandonada a la mujer, que sufría un corte en su cabeza, para darse a la fuga. Vecinos del lugar iniciaron una persecución a los efectos de poder tomar los datos de la patente del automóvil aunque la persona realizó maniobras evasivas tomando por calles en contramano para eludir la persecución. Pasada las 15, el conductor (19) acompañado de su madre se apersonó ante la sede policial para ponerse a disposición de la justicia por ser el autor del accidente que dejó a la mujer internada en el hospital Isola y con múltiples politraumatismos.

El accidente sucedió sobre el boulevard Brown entre Perlotti y Leopoldo Lugones. El personal policial al arribar a la zona constató que se trataba de una mujer mayor de edad, que había sufrido lesiones de carácter grave por la zona afectada en el impacto.

Los datos recabados por los uniformados con los ocasionales testigos permitieron dar los primeros elementos relacionados con las características del automóvil, así como la chapa patente del mismo. Junto a ello, confirmaron que el sujeto tras atropellar a la mujer se dio a la fuga siendo intensamente buscado por parte de los efectivos policiales.

Las autoridades policiales confirmaron que la mujer sufrió un importante golpe en su cabeza, situación que llevó a los facultativos a diagnosticar pronóstico reservado atento a la zona del impacto y las características que el mismo tuvo. Tras una serie de estudios se determinó que no existían lesiones neurológicas aunque sí una importante cantidad de quebraduras debido a que el auto la golpeó en sus piernas y al arrojarla por el aire la embistió con el parabrisas para –posteriormente- caer sobre la cinta asfáltica.

Sobre las 15, una mujer se apersonó en sede policial para poner a disposición de la justicia a su hijo de 19 años de edad que conducía el vehículo, de color blanco, que protagonizó el tremendo accidente en la mañana de la ciudad portuaria.


NOTICIAS RELACIONADAS