POLICIALES

Víctima de un incendio criticó duramente a los jueces Minatta y Defranco por decisión judicial

Esquel: los autores fueron condenados a 3 años en suspenso y trabajos comunitarios.

18/10/2015 02:00

El dueño de “Bianca perfumería”, Héctor Luna dijo que los jueces le causaron un perjuicio mayor que los delincuentes.

1.059

El dueño del local comercial Bianca Perfumería incendiado el 19 de septiembre de 2013 en Esquel, Héctor Luna criticó duramente a los jueces por su decisión de morigerar la pena de los responsables del siniestro a través de un juicio abreviado y de una probation. Es que dos años y dos días después de las pérdidas casi totales del comercio, se conoció el fallo para las dos personas implicadas en el hecho. Luis Alejandro Simeoni fue condenado a tres años de prisión en suspenso en un juicio abreviado, mientras que Claudio Alberto Ríos accedió a la probation y deberá realizar trabajos comunitarios.

La víctima, Héctor Luna indignado con el fallo, entre lágrimas criticó a los jueces Omar Florencio Minatta y Alejandro Defranco diciendo que ellos causaron un perjuicio mayor que el que ocasionaron los mismos delincuentes. Se refirió a un autor intelectual de mucho poder en la ciudad caratulándolo como un psicópata, que contrató a estos “sicarios” para que incendiaran su local.

Recientemente, la Cámara Penal integrada por Minatta, Defranco y Guillermo Alberto Müller, decidió que Claudio Alberto Ríos -uno de los implicados- tiene el derecho de acceder al beneficio de la Suspensión de Juicio a Prueba. Con esa resolución, la Justicia dispuso las condiciones que deberá cumplir el imputado por los próximos tres años que sí las incumple perderá el beneficio. El damnificado, y propietario de la perfumería, Héctor Luna manifestó en conferencia de prensa que los jueces Minatta y Defranco causaron en él un perjuicio peor que el que realizaron los “delincuentes”.

“Estos jueces fueron tan insensibles con la víctima a tal punto que me invisibilizaron y fueron muy respetuosos de la ley”, dijo Luna.

La gravedad y las características del hecho motivaron a la Fiscalía a rechazar el pedido de Suspensión de Juicio a Prueba que reclamó insistentemente el defensor Horacio Hernández. Entendieron, del mismo modo, los distintos jueces que intervinieron en la causa, que tanto en relación a Ríos como a Simeoni, que terminó condenado a tres años de prisión en suspenso en un juicio abreviado.

Probation

Con la decisión de la Cámara Penal, la Oficina Judicial fijó una nueva audiencia con un juez penal para tratar los términos de la concesión de la probation. Luego de la exposición de las partes, el magistrado resolvió otorgar el beneficio por el plazo solicitado por la Fiscalía, el tope de lo previsto por la ley, tres años. Durante ese plazo, Ríos deberá mantener el mismo domicilio y no lo podrá modificar sin autorización judicial. Se le impuso una prohibición de acercamiento a la víctima, su vivienda y el comercio. Abstenerse de abusar de bebidas alcohólicas y de consumir estupefacientes. También tendrá que mantener su trabajo de mecánico y deberá realizar un curso de mecánica en el Instituto de Formación Profesional vinculado a su oficio. Además tendrá que realizar trabajo comunitario no remunerado por 120 horas en los Bomberos de Esquel.

Violentado

“Dos años y dos días después del incendio en mi comercio, nuevamente me siento violentado señor juez. Y esta vez el daño, desde mi punto de víctima, es mucho más grave y mucho más doloroso porque los que me provocan este dolor y este daño son dos jueces”, agregó. “Por qué digo que es más grave y más doloroso porque comparándolo con septiembre de 2013, en ese momento se produce el hecho y el daño, pero automáticamente tuve el apoyo de mucha gente y la esperanza y confianza puesta en la Justicia. Pero en septiembre de 2015, con el fallo de estos jueces, me siento en una impotencia total”, manifestó.

“Me siento con una impotencia total, atado de pies y manos”, dijo apesadumbrado la víctima y añadió “con un daño tan profundo, que se va a prolongar en el tiempo, porque esta persona que es el autor intelectual, este psicópata, queda totalmente impune”, comentó dando a entender que los autores actuaron por encargo de un tercero. “Si ustedes supieran quien es el autor intelectual se caerían de espalda”, dijo Luna. Indicó también que es una persona conocida en la comunidad y reconocida por su actividad laboral.

“Estos jueces ignoraron la gravedad del hecho, la magnitud del daño, ignoraron acumulación de pruebas presentadas, ignoraron el hecho de que había una investigación en curso tratando de imputar a un autor intelectual, siendo que teníamos indicios más que firmes”, dijo.