POLICIALES

Se recibieron 19 presos de la escuela de la Alcaidía de Trelew

Egresaron en un emotivo acto conducido por el equipo docente. Destacaron el éxito del programa de enseñanza y la buena voluntad de los presos.

20/12/2015 02:00

Jonathan Vega, el abanderado en momentos que entonaban el Himno.

5.009

El viernes por la tarde, 19 internos de la Alcaidía Policial de Trelew egresaron del siclo primario. Se trata de un grupo de en su mayoría jóvenes de distintos cursos que durante este año, culminaron el sexto grado del ciclo de enseñanza primaria dependiente del instituto 608, cuyas dependencias también funcionan en un aula instalada muros adentro recientemente.

Los docentes a cargo de impartir conocimientos a los internos, tuvieron palabras de aliento hacia los egresados y no faltaron demostraciones de confianza hacia ellos a quienes incentivan a que mejoren sus conductas de vida de cara al futuro.

Gilda Malatesta, es la directora de la 608. Muestra pasión por su trabajo al igual que los docentes que día a día dedican horas a los presos. “Muy contenta, muy satisfecha por todo el esfuerzo que han hecho.

Son muchos los egresados, de cada curso han egresado unos cuantos”, comentó.

Consultada respecto de la experiencia que significa trasladar la docencia a contextos carcelarios, Malatesta comentó que “es una experiencia que pocos se atreven a tener, pero les aseguro que es muy positivo contribuir a dar conocimientos. Todos se lo merecen”.

La experiencia

Silvia Jara, lleva años como docente dentro de la Alcaidía, comentó que décadas atrás dio clases a adolescentes en riesgo, dentro de escuelas que aglutinaban a niños y jóvenes con problemas de conducta y sociabilización. Como dato contó que varios de aquellos adolescentes, se los volvió a encontrar de grandes en la Alcaidía. “Siempre les digo que hay posibilidades de cambiar y ser mejores. Que deben confiar en que se puede”, comentó.

Malatesta informó que “el año que viene vamos a incorporar clases de inglés. Es algo nuevo. Vamos a probar a ver qué sucede, pero es importante que la currícula lo tenga. Los alumnos están muy entusiasmados”, señaló.

Mucho respeto

Lejos de lo que se podría imaginar, las docentes comentaron que los alumnos de los pabellones son muy respetuosos y mantienen un perfecto orden en clase. “Ellos son muy ordenados, se preparan muy bien para venir a clase. Tienen muy buena conducta y mantienen el orden. Para mí y mis compañeras no es para nada traumático. Hay mucho respeto”, confirmó.

Pocos reemplazos

Las maestras comentaron que cuando alguna de ellas o su fiel compañero, el profesor Carlos Washington, deben faltar a clase, no consiguen reemplazantes. “Cuando alguno de nosotros no puede venir, nos la ingeniamos para que no pierdan el día. Les dejamos fotocopias y bastante tarea para que hagan. Generalmente no conseguimos reemplazantes”.

Posteriormente comentó que “yo vengo siempre y dejo cosas separadas para los distintos pabellones, sin importar si es domingo o sábado. El día que es feriado vengo y les dejo el material para que no se atrasen y ellos van haciendo lo que pueden”.

Jara sostuvo que recorre las comisarías donde también hay presos distribuidos en esos centros.

Consultada respecto de la importancia que significa para los presos recibir clases estando detenidos, la maestra precisó que “ellos se entusiasman un montón y tienen muchísimos proyectos, siempre esperan, en su mayoría, elaborar proyectos, mantenerse activos”.

Al unísono, las docentes comentaron que para el año que viene buscan adquirir nuevas materias, pese a que a veces es complicado conseguir gente que quiera darles clase.

Presencias destacadas

El exdirector de políticas penitenciarias estuvo presente en el acto. Rodrigo García Palumbo, hoy se desempeña como defensor penal en Puerto Madryn y fue destacado por su rol cuando fungía dicho cargo, desde el cual, entre otras cosas, impulsó la creación de la actual aula. También estuvo presente la defensora penal de Trelew, Patricia Scuffi.

Destacaron la presencia del jefe de la Alcaidía, Ulises Calfuquir, el segundo jefe Elvio Terán, el jefe interno, Pedro Muñoz, la supervisora de adultos Alicia Pavón, la directora de políticas penitenciarias Ibalú Francia y del servicio social de la Justicia local, Gabriela Huenchual.