PAÍS & MUNDO

Xi Jinping y Rohani inauguran "nueva era" entre China e Irán


Irán y China abrieron "una nueva era" en sus relaciones con la consecución de una "sociedad estratégica integral" en todos los campos, en particular en el económico y comercial, afirmaron hoy en Teherán los presidentes de ambos países, Hasan Rohani y Xi Jinping, respectivamente.
23/01/2016 13:10
1.556

Los dos líderes presentaron una declaración conjunta de "sociedad estratégica" en una rueda de prensa tras reunirse durante la primera visita oficial de un mandatario de China a ese país en 14 años en la que se firmaron 17 acuerdos de cooperación bilateral.

En virtud de esta nueva relación, ambos países se comprometieron a expandir sus relaciones en el campo político, económico, cultural y humano, en cuestiones judiciales, de seguridad y defensa, y en la esfera regional e internacional, informó la agencia EFE.

"Hemos discutido respecto al impulso de las relaciones estratégicas de los dos países, que plasmaremos en un documento para los próximos 25 años, y sobre el aumento de nivel de cooperación bilateral en los próximos 10 años hasta llegar a los 600.000 millones de dólares", explicó Rohani al término del encuentro.

El mandatario mostró su alegría por el viaje de Xi a Irán, reflejo de una sintonía respaldada por "2.000 años de historia" conjunta, por "la cercanía de pensamiento" de los dos gobiernos "en temas globales" y por la creciente cooperación y colaboración en todos los campos entre ambos.

Rohani destacó la importancia de que Xi haya sido el primer mandatario extranjero en visitar el país tras la entrada en vigor del acuerdo nuclear que puso fin las sanciones económicas contra su país, lo que posibilitó que "el día de hoy se hayan firmado documentos finales para temas de interés" común.

"Hemos discutido temas bancarios, financieros, de crédito, la inversión bilateral, los contratos a largo plazo en campos de energía, en el ferrocarril, puertos, industria, turismo, tecnología y otros muchos", subrayó Rohani, quien también destacó los temas de "seguridad y defensa".

Además, agregó que trataron también sobre la forma de "crear estabilidad y seguridad en Oriente Medio" y para tener consultas mutuas y colaboración para resolver conflictos como los de "Irak, Siria y Yemen", en donde "está involucrado el terrorismo".

"El unilateralismo en el mundo y en la región en el futuro y las amenazas en un plazo medio contra ambos países que deben de ser consideradas" fueron otros de los aspectos tratados en el encuentro.

Por su parte Xi, quien antes del encuentro afirmó que con su visita empezaba una "nueva era" en las relaciones entre Teherán y Beijing, expresó su satisfacción por estar en Irán y destacó las consecuencias que una alianza estrecha entre ambos puede tener para el mundo, tal y como ya tuvieron en el pasado.

El presidente chino señaló que con la entrada en vigor del pacto nuclear hay "una nueva oportunidad de desarrollo" de estos lazos que progresarán con la idea común de impulsar la "Ruta de la Seda" del siglo XXI defendida por su Gobierno y que Irán apoyó hoy con todo vigor.

Durante su visita a Teherán, Xi viajó acompañado por una alta delegación política y económica, en la que hubo tres viceprimer ministros, seis ministros e importantes representantes de la economía y el comercio chinos.

El viaje de Xi responde a la invitación de Rohani, después de que éste visitase China el año pasado.

Xi llegó a Teherán tras pasar por Egipto y Arabia Saudita, en su primer viaje al exterior de 2016 orientado a fortalecer los lazos económicos de su país en Medio Oriente y también para intentar calmar los ánimos de una región cuya seguridad y estabilidad son vitales para los intereses chinos.