POLICIALES

Acusado de violación: seis meses de preventiva

Ayer se llevó a cabo en Trelew la audiencia de detención del presunto abusador de su vecina, delante de los hijos de ésta. Su defensora pidió que “lo cuiden en la cárcel”.

15/06/2016 02:05

El imputado por este aberrante hecho no declaró. Por el delito, la pena va de 6 a 15 años de prisión.

3.228

El juez Darío Arguiano ordenó ayer 6 meses de prisión preventiva para el sujeto acusado de violar a su vecina frente a los hijos menores de la mujer. Además, la apertura de la investigación.

En la audiencia de control de detención, el fiscal relató el desgarrador hecho en Trelew. Lo definió como “gravísimo”. Expuso detalles sobre cómo fue abusada la víctima, las lesiones que sufrió y las secuelas psicológicas de ella y sus hijos. El delito es “abuso sexual con acceso carnal y violación de domicilio”.

La defensora del imputado pidió que se extremen las medidas de seguridad en el lugar de detención para que su cliente “no sea atacado”. El juez le aclaró que la Policía sabe bien las funciones que debe realizar y que no es él a quien le corresponda sugerir el cuidado de los internos. “Saben cómo hacer su trabajo y preservar la integridad física de los detenidos”, le contestó.

Dolor

La audiencia de control de detención se llevó a cabo ayer a las 10.40 en el segundo piso de Tribunales. El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por Omar Rodríguez y la Defensa Pública por Angélica Gómez Lozano. Estuvo además por parte de la víctima el papá de uno de los hijos de la mujer abusada. Lloró. No pudo ocultar su dolor ante lo que a su exmujer le tocó en desgracia vivir.

Omar Rodríguez dio lectura al relato de Fiscalía sobre lo ocurrido el día 12 de junio a las 4 de la mañana en una vivienda de la calle Pietrobelli del barrio Presidente Perón de Trelew. “La víctima se encontraba durmiendo con sus hijos menores de edad. El acusado, buscando satisfacer sus bajos instintos, se dirigió al patio trasero, abriendo una ventana corrediza. Ingresó a la habitación. Esa situación despertó a la víctima. Asustada le pedía que se retirara. El imputado, por el contrario, haciendo caso omiso y bajo amenaza de hacerles daño a sus hijos, le decía que haga lo que pedía”.

Amenaza y abuso

Ante todo lo que estaba aconteciendo en el hogar, se despertó la hija menor de 6 años. “El imputado le pidió que la callara y la haga dormir. De lo contrario le iba a pasar algo. La víctima le habló a la niña. Le dijo que se duerma que estaba todo bien. En ese momento, la mujer se pone de pie en el dormitorio. Él, la toma y la lleva hacia la cocina. Le pidió que se desvista. Y continuó amenazándola con sus hijos. Así logra que se desvista y la coloca en un sillón para proceder a abusarla con acceso carnal. La obligó a realizarle sexo oral mientras continuaban las amenazas”.

Dramática situación

Rodríguez dijo además que “no conforme con el sometimiento, tomó la ropa interior de la mujer y le sujetó las manos para accederla carnalmente”. En tal sentido “pasó el tiempo mientras la joven intentaba no gritar para no asustar a sus hijos. A la par que resistía para salir de esa situación. Hasta que en un momento, logró zafarse y quedó sentada en el sillón”.

Tras esta dramática situación, el fiscal indicó que “el imputado la tomó de la cabeza, la tiró y le tapaba la boca; lo que provocó la falta de aire de la víctima mientras continuaba el forcejeo. La chica trató salir de la casa y buscar ayuda. Lo cual fue impedido por el imputado quien la ingresó nuevamente al domicilio arrojándola al piso, mientras que los chicos lloraban y pedían por su madre”, sostuvo.

Lesión

A modo de defensa, la mujer le tomó la mano al imputado y lo mordió causándole una lesión sangrante. “Luego, aparece la menor de 6 años encontrándose el imputado en la cocina mientras que la víctima le suplicaba que se retirara de la casa. Se vistió y se retiró por el mismo lugar que entró. Es decir, por la ventana que da al patio de atrás. La joven llamó a su abuela quien concurrió al domicilio y llamaron al personal policial. En la comisaría radicó la denuncia”.

Prisión preventiva

La calificación legal, tal como expresara Omar Rodríguez, es la figura de abuso sexual agravado por acceso carnal y violación de domicilio.

Argumentó la prisión preventiva indicando ante el juez que se toma en consideración “la denuncia de la víctima donde relata en forma pormenorizada. A pesar de que estaba en shock. Pudo describir la persona, cómo estaba vestida. Donde vivía el imputado, indicando la puerta. Viven casa de por medio. Dio características personales. Dijo que vivía cerca porque lo veía. No recordaba la casa. Luego, logra recordar dónde era la vivienda”, consignó.

Como dato excluyente, Rodríguez reiteró que “en el momento que se resistía, la víctima le muerde uno de los dedos y el imputado, presentaba una lesión en la mano derecha. Corroborado por el médico forense”, agregó.