SOCIEDAD

Centro de Salud Mental: “Trabajamos para que los pacientes logren ser independientes”


Bailan, cocinan, se relacionan y avanzan en su recuperación. Son pacientes que en su mayoría padecen psicosis. Un experto grupo profesional trata cada caso en particular y hace un seguimiento hasta lograr que se inserten en la sociedad sin tener que depender de nadie.
08/08/2016 02:00

6.065

Trabajamos para que los pacientes logren la independencia personal. Que puedan insertarse en la sociedad y logren sus propias habilidades sin depender de otro”. Así resume su trabajo el equipo de profesionales que trabajan en el Centro de día de Salud Mental. Son 20 pacientes los que concurren al edificio ubicado en la calle Chile casi Yrigoyen de Trelew. Los estimulan con talleres de todo tipo: desde artísticos hasta de cuidados personales. La mayoría padecen psicosis: “Cuando una persona se separa de la realidad que la rodea”. El objetivo es evitar la internación y los manicomios. Y no es imposible.

Las instalaciones en las que funciona el Centro son estratégicas. En el ingreso se ubica una amplia sala de estar con una mesa de grandes dimensiones en donde los pacientes pueden merendar, sentarse a compartir charlas y participar de los talleres que se ofrecen: bailan por ejemplo, en el espacio de folklore. Luego se ingresa por un pasillo en donde están las oficinas administrativas y consultorios en el segundo piso. Todos se comunican y están pendientes de lo que sucede.

El jefe de área es el licenciado Sergio Fernández. Lo acompaña como coordinadora del Centro la psicóloga Romina Rossi. El prestigioso equipo que realiza el diario seguimiento de los pacientes se integra por la licenciada en terapia ocupacional María Laura Coutaz, el psicólogo Sebastián González, la médica clínica Selva Cattáneo, el psicólogo clínico Fernando Paván Vitale y Guillermo Gallardo, psiquiatra.

Establecer un equipo de trabajo permanente no deja de ser un logro importante para el área. La licenciada Coutaz valora la conformación profesional y explica que se trabaja con más propuestas y diversidad. “Trabajamos con los pacientes del servicio de Salud Mental, más deteriorados o con patologías de más duración. Lo que intenta el Centro de Día es mejorar y mantener las habilidades de los pacientes y la integración social. Hay quienes están muy aislados en sus domicilios o en lugares residenciales también aislados. Que no participan de ninguna actividad. La búsqueda del Centro de Día es trabajar la independencia personal y favorecer la participación social”, resumió.

La licenciada informó que en Centro de Día hay actividades que rotan todas las mañanas. Indicó que el profesor de Educación Física trabaja en la pista de atletismo y en el gimnasio de boxeo. Lo que se intenta hacer es lograr la exteriorización. Que la persona conecte con la sociedad.

Proceso de admisión

El número de personas con las que realizan tareas a diario, varía. Actualmente concurren unos 20. Hay lugar para más pero el ingreso conlleva un proceso de admisión. Se evalúa a cada una personalmente para corroborar si cumple los requisitos para el ingreso. Además, para esa persona se elabora un plan de tratamiento a seguir.

La edad no es una cuestión sine qua non para el ingreso. Pero la mayoría son mayores de 18 años. “Son por lo general, pacientes que vienen solos. No trabajamos con traslados. Lo hacemos con familias o acompañantes. Vienen solos. Hacen actividades y después se van a sus domicilios”, explicó Coutaz.

Aseguró que el objetivo es que el abordaje de los talleres que se ofrecen sean con abordaje integral y del tiempo. “Egresan cuando adquieren ciertas habilidades que le permitan ser independientes, conseguir un trabajo. Algunos participan de actividades y otros, necesitan asistir a otros lugares”, agregó.

La búsqueda de los profesionales, está en que la persona pueda llegar a funcionar de la mejor manera posible retirando los apoyos. Que puedan vivir solas y participar de las actividades sociales. “Que puedan ir al mismo museo que vamos todos. Que sean parte de una sociedad. Esa es el objetivo desde el Centro de día”.

La tarea interna se caracteriza por ser realizada en forma grupal. Así se conciben los talleres. “Salvo los tratamientos médicos y psiquiátricos que son individuales: poder saludar, resolver conflictos, etcétera, cosas sencillas para nosotros pero no para los pacientes de Salud Mental”.

Los talleres que se encuentran a disposición son los de estimulación cognitiva, taller de cocina, folklore, educación física, artesanías y ahora se agregó musicoterapia. “Se trabaja con actividades puntuales que fortalezcan la capacidad de los pacientes”.

Las familias

Los casos más frecuentes, son los de personas que cuentan con muy poca presencia de familia. “Convocamos a la familia y no vienen. Por las tardes tenemos un grupo de apoyo para familiares y amigos. En realidad lo que pasa es que hay personas con muy bajos recursos y con muy poca red social, poca familia que acompañan el proceso. Eso, nos está costando mucho”, admitió.

El licenciado Paván Vitale coincidió en afirmar que el aspecto más difícil de abordar muchas veces es el familiar. “Es muy difusa la familia. Cuando la podemos constatar, tratamos de capitalizar lo más que se puede”.

Aclaró que no todos los casos son iguales. “En algunos pasa por la desinformación, en otros prejuicio y a veces, por no saber cómo actuar. También, hay muchos pacientes que llegaron de otros lados y pierden el vínculo con la familia en ese interín”, ejemplificó.

Desgaste

Las idas y vueltas que acarrean el proceso de tratamiento de pacientes de Salud Mental se traducen en lógicos desgastes en el seno de la familia. La licenciada Coutaz explicó que muchas veces se compensan y vuelven a tener una descompensación. “Es difícil contener una persona con trastornos mentales cuando no es acompañado con un equipo de salud”.

Guillermo Gallardo es claro para transmitir sus conocimientos. Hace poco que se incorporó al equipo. Como psiquiatra asegura que en la evolución del paciente no solo es importante el tratamiento terapéutico: lo fundamental es la familia. “Lo que nosotros tratamos de hacer, es favorecer que el individuo sea lo más independiente posible. Que pueda tener las habilidades sin la necesidad constante de otro. Lo que es real, es que son patologías difíciles que necesitan su control crónico. La idea es mantener eso”.

Evitar la internación

Gallardo reiteró que lo que busca el equipo profesional del Centro de Salud Mental a través de los talleres, actividades y tratamientos, es evitar la internación. “En este tipo de patología repetitiva es muy común. Pero las internaciones favorecen a que la patología se agrave más. La idea, es evitarla con controles y terapias”

La mayoría de los pacientes padecen psicosis. Las demencias no se trabajan. Tampoco casos de adicciones porque llevan otra dinámica de tratamientos e intervienen otros dispositivos orientados a eso. La psicosis, según explicaron los profesionales, es cuando la persona en algún momento de su vida se desconecta de la realidad. Tiene una sintomatología rara. Se caracteriza por delirios y por pensar cosas que no son reales: alucinaciones, ideas de perjuicio, de ruina y de daño.

El psiquiatra definió la psicosis como la ruptura del “yo mundo”: cuando una persona se separa de la realidad que lo rodea.

Reiteró Gallardo que lo que se persigue es “evitar los manicomios”. Para eso, es la creación de Centros de Día y de Hogares que contribuyen para que una persona con trastornos mentales no se pase la vida en un manicomio o institución similar.

Los profesionales se refirieron a casos específicos. “Hay muchos de estos pacientes que vivían en manicomios y que a los 40años se tienen que reinsertar en la sociedad. Hay muchos que han funcionado muy bien”.

Hablaron del trabajo específico. “Buscamos una derivación médica o psicológica. Se hace una entrevista, se da un turno de admisión y se evalúan antecedentes y condiciones. Se lo puede derivar también. Cuando hay patologías agudas con riesgos se lo deriva a una internación breve. Hay que trabajar el después y volver a la casa cuando no hay riesgo. Es importante que el paciente esté estable, o sea, sin sintomatología”.

Acompañan el trabajo de los profesionales en el Centro de Salud Mental, la musicoterapeuta Agustina Hérnández, la licenciada en Trabajo Social Vanesa Labraña, la tallerista Carolina Dominguez y el profesor de Educación Física Sebastián Bello.

Los “Centros de Día”

Los Centros de Día de Salud Mental son recursos destinados a desarrollar programas de rehabilitación y reinserción a la comunidad de personas con trastornos mentales.

Ofrecen mantenimiento y recuperación de habilidades personales y sociales necesarias para el funcionamiento de la comunidad, potenciación y apoyo a la integración social, mantenimiento de la autonomía personal, la minimización del proceso de deterioro de la enfermedad y programas de atención individualizados, de apoyo a la familia y de intervención comunitaria Así también, la continuidad asistencial a través de la coordinación con el Servicio de Salud Mental de referencia y con la red de Servicios Sociales y facilidades para la integración en los recursos sociocomunitarios.

Cabe acotar, que los centros de día buscan ser una herramienta crucial en la reinserción del paciente a su ámbito social, familiar y también emocional.

La rehabilitación psicosocial es una práctica que debe estar presente en todo el transcurso de la asistencia a la enfermedad mental. La pérdida de habilidades o capacidades para las exigencias de la vida diaria, para hacerse cargo de los diversos tratamientos o para mantener todas las funciones psíquicas son habituales en las enfermedades mentales especialmente si estas se alargan en el tiempo.

A menudo estas discapacidades aparecen muy precozmente y se deben ir tratando en los diferentes contactos que el paciente tiene con los servicios sanitarios, sean especializados no. Pero cuando estas discapacidades son más importantes y afectan a toda la persona o a los aspectos significativos y en su entorno se necesitan equipos, programas o recursos específicos en la rehabilitación psicosocial que actúen conjuntamente con el Centro de Salud Mental.

El Centro de Día y su evolución el Servicio de Rehabilitación Psicosocial cuida del restablecimiento de las habilidades perdidas, de acoplar el entorno familiar y comunitario a las posibilidades del paciente.


centro pacientes Salud Mental