DEPORTES

Final suspendida por falta de árbitros


La ABECh hizo conocer en conferencia de prensa que no hay árbitros disponibles para el partido programado para esta noche, ya que Dinamarca, Velasco y Sosa. los jueces designados alegaron no estar "en condiciones psicológicas, físicas y anímicas" de dirigir el 5to juego de la serie entre Madryn y Ferro, luego de los sucesos en el choque del viernes.
10/12/2016 16:30

2.345

Eñ próximo martes tomarán en la Asociación de Básquetbol del Este una determinación sobre el partido que coronará al campeón del último semestre, se espera por la confirmación de los árbitros. Se había estipulado un importante operativo policial en el gimnasio del "aurinegro" para el partido de esta noche.

Cuando la serie se trasladó al gimnasio de Ferrocarril Patagónico, Madryn lo tenía match point porque había vencido en los dos jugados en su estadio. La mayoría creía que en el tercer partido la serie se terminaba, pero La Maquinita mostró carácter, mejoró considerablemente su juego respecto a los anteriores y así se aseguró un cuarto partido donde debía volver a ganar para estirar la definición a quinto partido.

El jueves por la noche, en un final con escándalo en la que intentaron agredir a los árbitros, aunque alguno aseguró que uno de ellos, Julio Dinamarca, habría recibido algún golpe o puntapié, por ello realizó una denuncia policial y elevó un informe al Tribunal de Disciplina, también habría que esperar los fallos.

El desarrollo fue absolutamente parejo, tal lo demuestra la historia entre ambos y aunque en los dos primeros juegos Madryn ganó por más de 20 puntos cada uno de ellos, esa diferencia no era real, como tampoco lo era que ferro vaya ganado en el tercero por casi 30.

En el de anteanoche se mostró en cancha la realidad de uno y otro. La paridad desde el arranque hizo que el juego fuera altamente emotivo e intenso. Los dos entregaron todo lo que tenían para dar y hasta el minuto final del juego, que allí se desvirtuó, cualquiera podía quedarse con la victoria.

Ferro cambió a tiempo y pudo forzar el desempate, porque del equipo de los dos primeros juegos a este último solo quedaron los nombres. El juego mejoró y el equipo entendió que si quería alimentar esperanzas de título no podía parecerse al del gimnasio Luján Barrientos, que literalmente fue una sombra del Ferro de fase regular.

Un punto separó a ambos el primer parcial. Ferro lo ganó 22-21 y otro punto sacó el local en el segundo tramo para irse al descanso largo arriba 40-38. Una muy buena tarea de Sebastián Beunza y de Franco Zalabardo en el goleo en ese tramo, mantuvo al local por encima de Madryn, que tenía en Lucas Manitta y Rodrigo García a los mejores intérpretes del juego aurinegro.

Punto a punto, triple a triple, así fueron avanzando en el juego en el que ninguno dominaba ni podía ejercer supremacía. Debajo de los tableros parecía Madryn tener mayor presencia pero después no encontraba vías de gol en el perímetro o por el juego y dependía excesivamente de lo que podían entregar los hermanos García.

Y eso lo capitalizó Ferro, porque los fue neutralizando y el local jugó más en función equipista, administró mejor sus ofensivas y aunque le costó mucho defender debajo del canasto, fue más inteligente para jugar los minutos finales después de un tercer parcial parejo que terminó 59 iguales.

El último cuarto fue para mirarlo de pie. Cada bola venía cargada de tensión y un error definía el pleito porque faltando 37 segundos Ferro estaba arriba 79-77. Madryn se había acercado peligrosamente con un soberbio parcial de Riolfo y daba pelea.

Zalabardo recibe falta en mitad de cancha después de una bola perdida por el “Depo”, fue a la línea y estiró 81-77 al anotar sus dos lanzamientos. A la vuelta, Madryn pierde otra vez una pelota y el propio Zalabardo debajo de su propio cesto se hace del balón y recibe una falta. De ahí derivó un altercado entre algunos protagonistas en la que se mezclan los del banco también y los árbitros deciden descalificar a Gonzalo García por Madryn y también a Agustín Marino por Ferro. Aplica dos técnicos a la banca del “Depo” y Zalabardo sentenció el juego desde la línea anotando otros cuatro puntos para cerrar 85-77 ya sin tiempo para que el “Depo” reaccione.

Ferro pasó de ser un equipo casi liquidado en la final a otro que hoy puede ser campeón, si es que logra repetir lo que pudo producir en el tercero y cuarto. Madryn tendrá que sacudirse un poco y repensar el juego para definirlo en su estadio, y hacer pesar la localia como lo hizo en los dos primeros juegos.


ABECh Deportivo Madryn Ferrocarril Patagónico