PROVINCIA

Das Neves criticó a Panizzi por reunirse con el Lof de Resistencia Mapuche


“No nos gustó ver a un ministro dándole la mano a un encapuchado, no es un buen síntoma”, dijo el gobernador.
17/01/2017 02:01

2.588

Nosotros no sólo tenemos la función de juzgar los crímenes, también tenemos una función de gobierno que va más allá de estar sentados en el estrado”, dijo el ministro del Superior Tribunal de Justicia, Alejandro Panizzi, único interlocutor el viernes con integrantes de la Lof de Resistencia Ancestral Mapuche del departamento Cushamen.

En diálogo con Jornada, el integrante del máximo tribunal provincial contó que su presencia en Leleque “se dio a partir de un pedido, más que un pedido una voz de auxilio o alarma que emite el abogado representante de la Pastoral Aborigen, Eduardo Hualpa”. Este letrado en una nota dirigida a la Presidencia del STJ sugirió que “nuestra presencia allí podría descomprimir la situación y fue lo que hicimos”.

“Nuestra tarea como Superior es muy acotada, simplemente nos limitamos a llamar a la pacificación y enmarcar el conflicto en el ámbito adecuado, que es el diálogo; exhortamos a los interesados a concurrir a una mesa de diálogo, y ofrecimos el Poder Judicial como ámbito físico” dijo Panizzi. “Simplemente creo que con nuestra presencia, más los representantes de organismos de Derechos Humanos ayudaron descomprimir la situación”.

El ministro de la corte provincial explicó que “se hablaba de que la situación iba a llegar al máximo de la tensión con consecuencias que uno nunca conoce; pude haber rehusado el convite o haberlo aceptado y contribuir, que fue lo que hice. Me pareció más sensato”.

Panizzi, quien ostentó la presidencia provisoria del STJ hasta ayer ya que el Poder Judicial está en feria, consultó el tema con los ministros Mario Vivas y Miguel Donnet. “Les pareció razonable, que podía ser ventajoso para descomprimir la situación y allí fuimos”. Ayer, con el regreso de los ministros Jorge Pfleger y Marcelo Guinle, se hizo un plenario en el cual se informó a todos los miembros de lo ocurrido en la visita a la Lof del RAM.

Sobre el encuentro dijo que al llegar al lugar “realmente la tensión se percibía, manifestaron que habían sufrido graves hechos de violencia estatal, estaban con cierto recelo; yo era el primer funcionario de Estado no armado que entraba en unos cuantos días a la Lof y la exhortación fue positiva, por lo menos creo que la situación se descomprimió”.

La reunión duró más de dos horas y participaron dos abogados de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos y dos abogados del Centro de Estudios Legales y Sociales. “Entendía que la situación se estaba saliendo de madres, y que había que reencauzar el conflicto a través del diálogo, había que salirse de las vías de hecho y exhorté a cesar la violencia en ambas direcciones”.

El plenario de ministros tuvo ayer un encuentro con la directora de Resolución de Conflictos de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, Jimena Psathakis. “El panorama que nos proporcionó fue similar al que percibí, las cosas no estaban bien y estaban llegando a nivel de máxima tensión”, dijo Panizzi.

Tuvo reuniones en la cordillera con el defensor jefe de la Jurisdicción de Esquel, Gerardo Tambussi, y con Fernando Radzilowski, de la misma área. “Expresaron que hubo mucha tensión, refieren que hubo violencia estatal excesiva, donde se esposaron mujeres con el único fin de identificarlas”.

En cuanto a las críticas del gobernador Mario Das Neves, quien dijo que “no es un buen síntoma” ver a un ministro del Superior dándole la mano a un encapuchado, Panizzi dijo: “Lo comprendo, debe haber entendido que pretendí subrogarme a las funciones de la cartera política, pero no es así; simplemente fui a hacer una modesta exhortación de una posición que me parecía fructífera y en buena parte lo fue, los niveles de tensión se atenuaron”.

“El Estado es uno solo y más cuando hay una situación in extremis donde se intuye la inminencia de una violencia de consecuencias irreparables; podría haber rehusado la petición de la Pastoral Aborigen de la Iglesia o haber aceptado, que es lo que hice porque me pareció lo más ventajoso” aseguró. “Que el gobernador se enoje lo comprendo, es como si él pretendiera involucrarse en el Poder Judicial, cuando eso pasa yo me enojo; pero no fue el caso, la intención fue fuera de todo espíritu pecaminoso”.

Panizzi entiende “que haya gente que puede no gustarle lo que uno hace, pero aseguro que lo hice con las mejores intenciones, más allá del resultado”.

En cuanto a si este encuentro puede suponer un motivo de excusación si le toca dictar sentencia sobre causas que involucren a personas de las comunidades mapuches de Leleque, Panizzi advirtió: “De ninguna manera porque yo lo dejé bien en claro; un integrante de la Lof me pidió pronunciamiento y le dije no puedo después me voy a tener que apartar de los hechos que me toque juzgar”.

Panizzi planteó en su visita que llegaba para “interceder por pedido de la Pastoral, me pareció razonable acudir a ofrecer el ámbito del Poder Judicial como un escenario de diálogo; ni siquiera me ofrecí a interceder yo, simplemente exhorté a que se recobre el diálogo, no está comprometida mi opinión, porque la verdad ni siquiera la tengo formada, mal puedo opinar algo de lo cual desconozco”.

El juez sí sabe que “hubo conflictos entre civiles y fuerzas de seguridad, que podrían salirse de cauce con consecuencias impensadas, hasta ahí puedo decir”. En cuanto al futuro de la situación, expresó que “está en manos del Gobierno nacional, van a desplegar los plazos y el proceso de negociación, el Superior tiene un ámbito muy acotado de competencia en cuestiones así; tenemos infraestructura, logística y Servicio de Mediación, pero hasta ahí”.


Das Neves Lof Panizzi Resistencia Mapuche

Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D