DEPORTES

Gámez insultó a Macri y lo responsabilizó por la crisis del fútbol

El titular de Vélez insultó feo al presidente de la Nación: "Es un hijo de puta, un soberbio y una basura" y lo responsabilizó por la crisis que atraviesa el fútbol argentino.

17/01/2017 20:16

Gámez no se guardó nada y le pegó duro al presidente de la Nación.

2.713

"Es un hijo de puta, un sinvergüenza, lo que hizo con el fútbol, éste tipo pedante, soberbio, basura, del presidente de los argentinos, no tiene perdón de Dios, es una basura total, un tipo del que tenemos que tener mucho cuidado. Quiero que le vaya bien, en otras cosas, como en el país", disparó Gámez en diálogo con Radio Télam.



"Es un cachivache total, que deje el fútbol, porque es una vergüenza la presión que esta haciendo en los clubes para que seamos más pobres y él sacarse el gusto de que saquen más plata sus amigos, haciendo sociedades anónimas", agregó Gámez, que supo ser barrabrava en los 70' y 80' y protagonizó enfrentamientos violentos con los hooligans ingleses durante el Mundial de México 86.



El titular de Vélez agregó: "Lo más grave, pero lo muy grave, es lo que escuché del Presidente de todos los argentinos. Decir con una soberbia increíble, al hablar de los dirigentes que ya nos avisó hace seis meses (sobre el termino del Fútbol Para Todos y el dinero que perciben los clubes). Por qué no regularizó el tema de la TV, a través de la Comisión Normalizadora que él armó".



Gámez increpó a Macri porque más temprano el presidente sostuvo que el Estado "no intervendrá más en el fútbol" y que espera a que "tengan previsto cómo van a hacer febrero”, mientras desde el seno del fútbol argentino se aguarda por la resolución en la venta de los derechos de televisión y además de las próximas elecciones para elegir presidente en la máxima entidad madre fútbol nacional.



“Digo abiertamente que Vélez no le debe plata a la AFA, sino que es al contrario. Tenemos 34 millones de pesos y no nos pagaron mayo, junio, agosto, septiembre. No se de dónde sale esa información, o sí, pero es para debilitar a los clubes”, finalizó Gámez.