PAÍS & MUNDO

El Papa denuncia la tragedia de los niños soldados en el Congo


El papa Francisco denunció hoy la "tragedia de los niños soldados" en el conflicto de la República Democrática del Congo (RDC) y pidió rezar por las víctimas de guerra en todo el mundo, en especial en Pakistán e Irak.
19/02/2017 14:20
2.082

"Lamentablemente siguen llegando noticias de enfrentamientos violentos y brutales en la región de Kasai Central, de la República Democrática del Congo. Siento profundo dolor por las víctimas, en especial por tantos niños arrebatados de sus familias y de la escuela para ser usados como soldados. ¡Ésta es una tragedia: niños soldados!", aseguró el Pontífice en el Ángelus de todos los domingos.

"Aseguro mi cercanía y mi oración, también al personal religioso y humanitario que trabaja en esa difícil región", expresó Jorge Bergoglio, en referencia al país que puede ser uno de los destinos de sus viajes para este año, luego de que a fines de 2016 prometiera una visita a África aunque sin precisar el país.

"Y renuevo un apremiante llamamiento a la conciencia y a la responsabilidad de las autoridades nacionales y de la comunidad internacional, con el fin de que se tomen pronto decisiones adecuadas para socorrer a estos nuestros hermanos y hermanas", pidió.

"Oremos por ellos y por todas las poblaciones que, en otros lugares del continente africano y del mundo, sufren a causa de la violencia y de la guerra", sentenció el Obispo de Roma.

"Pienso, en particular, en las queridas poblaciones de Pakistán y de Irak, golpeadas por crueles actos terroristas en días pasados. Oremos por las víctimas mortales, por los heridos y sus familiares. Oremos fervientemente para que todo corazón endurecido por el odio se convierta a la paz, según la voluntad de Dios", finalizó Francisco..

Según denunció la ONU, más de 40 personas fueron asesinadas y 400 heridas por los conflictos en la RDC, donde a los históricos pleitos por el control sobre los recursos naturales y a las etnias se les agregó la crisis política desatada a causa de la negativa del presidente Joseph Kabila a abandonar el cargo como dicta la Constitución.

La decisión de Kabila, en su cargo desde 2001, de quedarse en el poder tras concluido su segundo mandato y su negativa a convocar a elecciones como lo establece la ley, desató en los últimos meses una ola de masivas protestas de la oposición, que fueron fuertemente reprimidas por la policía.

En enero pasado, tras semanas de negociaciones para poner fin a la crisis política, el gobierno y la oposición de la RDC acordaron organizar elecciones presidenciales a finales de 2017.