El caso de los dos fugados de la U-14 de Esquel que volcaron cuando huían pasó a la Justicia Federal

La Fiscalía describió las circunstancias de la detención, la calificación legal provisoria y pidió que se decline la competencia por corresponder la intervención del juzgado federal. El juez José Colabelli declaró legal la detención de los dos sujetos y remitió las actuaciones a la Justicia federal.

20 FEB 2017 - 17:14

El juez de Esquel José Colabelli declaró legal la detención de los dos sujetos que fueron aprehendidos el domingo luego de protagonizar un vuelco con el vehículo con el que huían de la ciudad cordillerana, llevando consigo a una persona cautiva. La Fiscalía describió las circunstancias de la detención, la calificación legal provisoria y pidió que se decline la competencia por corresponder la intervención de la Justicia Federal.

El planteo fue acompañado por el defensor y aceptado por el juez penal que ordenó remitir todo lo actuado al Juzgado Federal de Esquel.

El fiscal de turno, Fidel González, relató el derrotero de los imputados, desde el momento en que, luego de evadirse de la Unidad 14 del Servicio Penitenciario Federal, tomaron por asalto a un vecino de Esquel en pleno centro de la ciudad. La víctima del robo, ingresaba el vehículo en su domicilio, cuando los dos sujetos se metieron al patio de la vivienda y mediante golpes y amenazas le exigieron dinero y celulares. El asaltado, les indicó que se llevaran el vehículo, el escaso dinero que llevaba encima y las tarjetas de crédito y débito.

Fue entonces que, al delito de robo, se sumó la privación ilegítima de la libertad coactiva. Tomaron por la fuerza al vecino, lo metieron en la parte trasera del rodado y lo obligaron a guiarlos rumbo a la ciudad de El Bolsón, donde procurarían sacar dinero del cajero automático. El destino final era la ciudad rionegrina.
 
Según el relato de la víctima, al comienzo hubo un fuerte ejercicio de violencia, hasta que él se identificó como pastor evangélico. Luego el trato cambió, aunque no su situación personal. Lo preocupaba la impericia que demostraba el conductor. Esa impericia llevó a que el vehículo volcara, diera varios tumbos y quedara detenido con las luces encendidas.
 
El conductor había sido despedido del rodado, el otro sujeto lo seguía amenazando y lo obligó para que despierte a su cómplice y así retomar la fuga. Logró reanimarlo, pero este no pudo moverse debido a los golpes. Pasaron un par de vehículos pero ninguno se detuvo. Un tercer auto paró y la víctima pudo contar lo que pasaba y pedirle que lo llevara a un lugar seguro.
 
En la portada de Esquel se dio aviso de lo ocurrido, la víctima quedó a resguardo y quién lo había recogido, un policía, regresó con el patrullero, indicando la zona en la que ocurrió el vuelco y las características de los sujetos que conocía por los datos que le dio el damnificado.
 
González pidió que se declare incompetente la justicia provincial. En su planteo explicó las implicancias legales de la conducta que se achaca a los dos imputados y la ley que establece la competencia federal en los casos de privación de la libertad coactiva. Los argumentos fueron aceptados por la defensa, más allá de que Marcos Ponce aclaró que esta aceptación no implica consentir que los hechos sucedieron según el relato del fiscal.
 
El juez Colabelli, entendió que el planteo fue debidamente formulado y es acorde a la normativa vigente. Decretó la incompetencia de la justicia provincial y el reenvío de todo lo actuado al juzgado federal local.

Los detenidos pidieron que se los aloje juntos. Al requerimiento, el juez indicó que es un asunto que deberá resolverse por las autoridades del centro de detención.
 
(Fuente: Fiscalía de Esquel)

Enterate de las noticias de POLICIALES a través de nuestro newsletter

Anotate para recibir las noticias más importantes de esta sección.

Te podés dar de baja en cualquier momento con un solo clic.
20 FEB 2017 - 17:14

El juez de Esquel José Colabelli declaró legal la detención de los dos sujetos que fueron aprehendidos el domingo luego de protagonizar un vuelco con el vehículo con el que huían de la ciudad cordillerana, llevando consigo a una persona cautiva. La Fiscalía describió las circunstancias de la detención, la calificación legal provisoria y pidió que se decline la competencia por corresponder la intervención de la Justicia Federal.

El planteo fue acompañado por el defensor y aceptado por el juez penal que ordenó remitir todo lo actuado al Juzgado Federal de Esquel.

El fiscal de turno, Fidel González, relató el derrotero de los imputados, desde el momento en que, luego de evadirse de la Unidad 14 del Servicio Penitenciario Federal, tomaron por asalto a un vecino de Esquel en pleno centro de la ciudad. La víctima del robo, ingresaba el vehículo en su domicilio, cuando los dos sujetos se metieron al patio de la vivienda y mediante golpes y amenazas le exigieron dinero y celulares. El asaltado, les indicó que se llevaran el vehículo, el escaso dinero que llevaba encima y las tarjetas de crédito y débito.

Fue entonces que, al delito de robo, se sumó la privación ilegítima de la libertad coactiva. Tomaron por la fuerza al vecino, lo metieron en la parte trasera del rodado y lo obligaron a guiarlos rumbo a la ciudad de El Bolsón, donde procurarían sacar dinero del cajero automático. El destino final era la ciudad rionegrina.
 
Según el relato de la víctima, al comienzo hubo un fuerte ejercicio de violencia, hasta que él se identificó como pastor evangélico. Luego el trato cambió, aunque no su situación personal. Lo preocupaba la impericia que demostraba el conductor. Esa impericia llevó a que el vehículo volcara, diera varios tumbos y quedara detenido con las luces encendidas.
 
El conductor había sido despedido del rodado, el otro sujeto lo seguía amenazando y lo obligó para que despierte a su cómplice y así retomar la fuga. Logró reanimarlo, pero este no pudo moverse debido a los golpes. Pasaron un par de vehículos pero ninguno se detuvo. Un tercer auto paró y la víctima pudo contar lo que pasaba y pedirle que lo llevara a un lugar seguro.
 
En la portada de Esquel se dio aviso de lo ocurrido, la víctima quedó a resguardo y quién lo había recogido, un policía, regresó con el patrullero, indicando la zona en la que ocurrió el vuelco y las características de los sujetos que conocía por los datos que le dio el damnificado.
 
González pidió que se declare incompetente la justicia provincial. En su planteo explicó las implicancias legales de la conducta que se achaca a los dos imputados y la ley que establece la competencia federal en los casos de privación de la libertad coactiva. Los argumentos fueron aceptados por la defensa, más allá de que Marcos Ponce aclaró que esta aceptación no implica consentir que los hechos sucedieron según el relato del fiscal.
 
El juez Colabelli, entendió que el planteo fue debidamente formulado y es acorde a la normativa vigente. Decretó la incompetencia de la justicia provincial y el reenvío de todo lo actuado al juzgado federal local.

Los detenidos pidieron que se los aloje juntos. Al requerimiento, el juez indicó que es un asunto que deberá resolverse por las autoridades del centro de detención.
 
(Fuente: Fiscalía de Esquel)


NOTICIAS RELACIONADAS