POLICIALES

Comodoro: murió joven baleado y es el décimo crimen del año


Tras tres días de agonía murió Walter Leiva, el joven baleado en la cabeza el pasado martes en un episodio ocurrido en barrio Máximo Abásolo.
02/03/2017 21:21

887

Tras una agonía de tres días, murió en el hospital Regional el joven que permanecía en estado crítico tras ser baleado en la cabeza en el barrio Máximo Abásolo. Walter Leiva falleció en horas de la tarde y se trata del décimo crimen en Comodoro en lo que va del año.
 
Este jueves se efectuó en sede de los tribunales penales la audiencia de apertura de investigación  por el hecho ocurrido el pasado 28 de febrero que tiene como víctima Leiva y como imputado a Jonathan Ezequiel Lillo.
 
Los representantes de fiscalía solicitaron se le formalice el hecho al imputado en base al delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en grado de tentativa” y que se dicte su prisión preventiva por seis meses. En contraparte el defensor solicitó su libertad y subsidiariamente su arresto domiciliario.
 
Finalmente el juez penal resolvió formalizar la apertura de investigación preparatoria en contra de Lillo, pero difirió su decisión hasta mañana viernes a las 8 la prisión preventiva solicitada.
 
Presidió el acto Mariano Nicosia, juez pena; por el Ministerio Público Fiscal asistieron Ricardo Carreño y Cristian Olazabal, funcionarios de fiscalía; en tanto que la defensa del imputado Lillo fue ejercida por Mauro Fonteñez, abogado particular del mismo.

El hecho
 
Los funcionarios se refirieron al hecho a investigar cuando el pasado 28 de febrero de 2017, aproximadamente a las 7.30 hs. cuando el imputado Lillo se hizo presente en el pasaje frente al domicilio de la víctima y efectuó disparos hacia la vivienda de Leiva. Éste se levanta y se dirige hacia el portón, momentos en que Lillo efectúa otro disparo que da en el parietal derecho de Walter Leiva.
 
Su pareja alcanza a divisarlo en el piso y a Lillo con el arma de fuego. Por su parte Leiva es trasladado hacia el Hospital Regional con diagnóstico de coma irreversible por herida de arma de fuego en la cabeza. Calificando provisoriamente el hecho como “homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en grado de tentativa” para Lillo.
 
Por su parte el imputado accedió voluntariamente a declarar, negando su participación en el hecho. El defensor presentó un informe socio-ambiental y un certificado de discapacidad.
 
A continuación los funcionarios solicitaron la prisión preventiva, por seis meses, del imputado en base a la existencia de los peligros procesales de fuga y entorpecimiento de la investigación. Por la evidencia reunida para tenerlo como probable autor del hecho, por la gravedad del mismo y la pena que se espera como resultado del procedimiento. También mencionaron una sentencia condenatoria previa de Lillo.
 
En contraposición la defensa se opuso a esto en base al principio  de inocencia ya que el imputado no se encontraba en el lugar del hecho. Existe prueba de descargo como un enfermero que cuida a su primo discapacitado y una video-filmación en casa de su tía que así lo corrobora, sostuvo el defensor. Solicitando su libertad y subsidiariamente su arresto domiciliario.
 
Finalmente el juez resolvió formalizar la apertura de investigación preparatoria, por seis meses, dando por anoticiado al imputado del hecho y la calificación legal que se le imputa, y por asegurada su defensa técnica. Decidiendo postergar su decisión sobre la medida de coerción, hasta mañana viernes a las 8.00hs., cuando se pueda corroborar la evidencia de descargo, es decir la filmación y el enfermero que cuida a su primo, que ofreció el defensor.

Fuente: ADNSur

 


Comodoro Rivadavia Homicidio Policiales