POLICIALES

Encuentran muerta a mujer policía embarazada e investigan a su marido


La víctima tenía 26 años y cursaba el sexto mes de embarazo. Su pareja es un oficial de la Policía Bonaerense que tenía arresto domiciliario por un homicidio ocurrido el año pasado.
08/03/2017 10:12

818

Una mujer policía de 26 años, embarazada de seis meses, fue encontrada muerta en una casa de la localidad bonaerense de El Palomar, y los investigadores intentan determinar si fue asesinada por su marido, un oficial de la policía de la Provincia de Buenos Aires que estaba cumpliendo un arresto domiciliario por un homicidio desde abril del año pasado, informaron fuentes policiales.

El hecho que se conoció hoy ocurrió ayer por la mañana en una casa de la calle República de Perdriel al 827 de El Palomar, partido de Morón, en el oeste del conurbano bonaerense, y, si bien el marido de la mujer policía dijo que su esposa se había suicidado, la sospecha de los pesquisas es que pudo haberse tratado de un crimen, por lo que el hombre quedó demorado.

Los investigadores determinaron que la oficial de la policía bonaerense Natalia Elizabeth Fernández estaba embarazada de seis meses y convivía con su marido, también policía, llamado Maximiliano Fantino, con quien tenía una hija de un año y medio y un varón de seis años.

El hombre cumplía con un arresto domiciliario desde el 30 de abril del año pasado por una causa por un homicidio en el marco de un enfrentamiento policial, en el cual interviene una Unidad Funcional de Instrucción de Lomas de Zamora.

De acuerdo al relato de familiares y amigos, la convivencia entre ambos en los últimos meses no era la mejor y últimamente dormían en habitaciones separadas, aunque los investigadores aún no determinaron si existieron denuncias previas por violencia de género.

El hecho fue descubierto ayer por la mañana, cuando el hombre llamó al teléfono de emergencias policiales 911 para denunciar que su esposa se había suicidado.

Al llegar al lugar, los efectivos de la comisaría 6a.de Morón hallaron el cadáver de Fernández tirado a un costado de la cama, con un balazo en el pecho, y sobre la cama, la pistola reglamentaria calibre 9 milímetros con la cual se habría efectuado el disparo.

Si bien el hombre dijo que se había tratado de un suicidio, el fiscal Pablo Masferrer, titular de la Unidad Funcional de Instrucción 11 de Morón, ordenó demorar al Fantino y que se resguarden sus manos, para que sea sometido a un peritaje de dermotest.
Además, el fiscal separó a la policía bonaerense de los peritajes y solicitó la intervención del personal de la Gendarmería Nacional para que se abocara a los estudios balísticos.

 


Policiales Violencia de Género Violencia Policial