PROVINCIA

De Boca en Boca y #DesdeElTwitter


Un “alto guiso” en la Legislatura y el enojo de los empleados por la inusual celeridad de los fiscales. Cruce de peso pesados: Jerónimo vs. Touriñán. El audio de ¿Sierra? El juez Lleral reclama recursos. La minera Argenta levanta campamento. Y más.
13/03/2017 02:05

3.187

El conflicto desatado por el avance de un proyecto del dasnevismo para difundir los sueldos de los diputados provinciales y todos los empleados legislativos, tuvo su punto más álgido el jueves pasado, cuando la Asociación Provincial de Empleados Legislativos (APEL), el gremio que representa al personal de la Casa de las Leyes, decidió un paro en protesta por el proyecto impulsado por el diputado Adrián López, además de hacer mención a la situación de los fondos de la Legislatura, que el Poder Ejecutivo no transfiere desde noviembre pasado.

Desde el dasnevismo entendieron que el paro de APEL fue una jugada del gremio en tándem con el bloque del Frente para la Victoria, que salió a desmentir, en boca de su presidente, Javier Touriñán, tal especulación.

Los empleados de la Legislatura ocuparon la casa hasta altas horas de la noche con el claro objetivo de que los diputados no ingresaran al recinto para sesionar. Fueron tantas horas las que debieron pasar en el lugar que, dicen las malas lenguas, hasta se comieron un rico guiso en los pasillos.

Los aromas de la gesta gastronómica de la noche anterior todavía seducían los estómagos de los que el viernes estaban en el lugar, cuando muchos de ellos no podían creer lo que veían sus ojos: efectivos de la Brigada de Investigaciones de Rawson ingresaron al lugar con una orden de la Fiscalía para incautar las grabaciones de las cámaras de seguridad y la nómina de todos los empleados de la casa.

Fue la consecuencia de una denuncia presentada minutos antes por el vicegobernador y presidente de la Legislatura, Mariano Arcioni, quien acusó a la APEL de impedir deliberadamente la realización de la sesión del jueves.

Enojadísimos

Los empleados, enojados por la situación, no podían creer la celeridad con la actuó la Justicia. “Si te chorean en tu casa no viene nadie y los fiscales ni siquiera te reciben. Pero se ve que este tema los tenía muy preocupados”, dijo uno de los empleados de la Legislatura, que incluyó algunos epítetos irreproducibles contra los fiscales.

Otros pidieron que se publiquen todos los sueldos de la Administración Pública. “No puede ser que todos sepamos cuánto cobra el gobernador pero no podamos saber cuánto se llevan los cargos políticos de los organismos como Lotería y el Banco del Chubut”, criticó un dirigente de APEL.

El sábado, un audio en el que se escucha a una persona que sería Ángel Sierra, titular de APEL, haciendo comentarios fuera de lugar, circuló como pan caliente entre algunos periodistas. Nadie supo desde dónde salió pero todos intuyeron que la “opereta” venía de algún sector del poder muy interesado en perjudicar al líder de los legislativos.

“Nosotros no cobramos mucho, cobramos bien. Lamento la inoperancia de los demás sindicatos que no se preocupan por sus representados y se sienten a una mesa, no a transar para sus bolsillos, sino a arreglar para los trabajadores”, dice alguien en ese audio, que tiene una voz muy parecida a la de Sierra.

El audio termina con ese mismo dirigente –que parece estar hablando ante un grupo de personas entre las que estaba el que lo grabó- diciendo que “es verdad que una cafetera de la Legislatura cobra 40 mil pesos.”

Sin palabras.

Pelea de fondo

La puja del gremio y los bloques de Chubut Somos Todos y el Frente para la Victoria, como era obvio, llegó a los medios. El viernes, el programa “A Tiempo”, que conduce Ramiro Outeda y su equipo en FM Tiempo Trelew (91.5), tuvo a los presidentes de ambos bloques.

Primero salió Jerónimo García, un declarador experto, que no paró de tirar títulos: “En la Legislatura hay ñoquis. Si un día vienen todos a laburar, no entran en la Legislatura”, disparó el “Comandante”.

García, además, discrepó con el gobernador Das Neves, que más de una vez ha dicho que los diputados provinciales ganan 160 mil pesos por mes: “La dieta es de 75 mil pesos, si se suman los gastos de bloque, que hoy no estamos cobrando porque no hay fondos, y se cuantifica los pasajes que disponemos cada mes, ahí sí se llegaría a ese número que dice el gobernador.”

Mientras Jerónimo salía al aire en FM Tiempo, la producción del programa preparaba la siguiente nota: Javier Touriñán. Pero cuando el conductor del programa sugirió de un posible cruce al aire, García no quiso saber nada y se quejó al aire.

Cuando el diputado dasnevista se despidió refunfuñando, apareció al aire el jefe del bloque del FpV, otro hábil declarador. Aseguró que su bloque no tuvo nada que ver con el paro de APEL y hasta contó que él fue a sesionar, como correspondía: “Llegué a la Legislatura y no pude subir porque no andaban los ascensores y estoy con mis capacidades motrices reducidas”, dijo, haciendo alusión a unas muletas que lo acompañan últimamente.

Y disparó munición gruesa: “Hablan de que sobra gente y yo, como presidente del bloque, apenas asumí presenté al presidente de la Legislatura la baja de tres asesores de mi bloque que no los necesitaba. Todavía estoy esperando que tome una decisión. Además, si hubo designaciones de asesores injustificadas fueron durante la anterior conformación de la Legislatura, cuando por ejemplo una parienta del gobernador cobraba como asesora del bloque del PJ Modelo Chubut y, además, como asesora en el Senado de la Nación”, recordó Touriñán.

Fallo y reclamo

La reciente resolución del juez federal Gustavo Lleral, titular del flamante Juzgado N° 2 de Rawson, en la que procesó al empresario madrynense Omar “Cura” Segundo por evasión, dejó algunos párrafos que no tienen desperdicio por su nivel de bajada de línea por fuera del caso en cuestión.

“Sin perjuicio de la solución que se propicia precedentemente, no puedo dejar de expresar que cualquier demora en la tramitación de la presente causa, desde la habilitación de este Juzgado Federal Nº 2 de Rawson (02/11/2016) a la fecha, es consecuencia del enorme cúmulo de causas que fueron transferidas desde el hoy Juzgado Federal Nº 1 de Rawson a este órgano a mi cargo, de acuerdo a lo dispuesto por la Ley 26.716”, escribió Lleral.

Ya agregó el juez: “En este sentido no está de más recordar que el entonces Juzgado único de la ciudad de Rawson por años atravesó una situación de profundo colapso que, además de haberse comunicado a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, al Consejo de la Magistratura del Poder Judicial de la Nación y a la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia, motivó su desdoblamiento y la creación de este nuevo Juzgado Federal Nº 2 hoy a mi cargo.”

“Es por ello que este órgano jurisdiccional de muy reciente habilitación (que tiene de funcionamiento menos de 60 días hábiles), viene afrontando con mucho esfuerzo el objetivo de poner al día causas con atraso que le fueron transferidas y de tramitar con la mayor celeridad posible los nuevos expedientes que a diario se inician, ello no obstante la escasez de personal y de recursos que se padece.”

Claro, conciso y al hueso.

Infeliz Navidad

No hubo ningún anuncio oficial y algunos voceros oficiosos de la empresa dijeron en “off the record” que no es una despedida definitiva, pero lo cierto es que la empresa Minera Argenta, la filial local del gigante de la minería mundial, la canadiense Pan American Silver, comenzó a trasladar a todo el personal afectado al Proyecto Navidad en la zona de Gastre, a su proyecto Manantial Espejo, en Santa Cruz.

Se trata de unos cuarenta empleados, casi todos oriundos de la meseta central de Chubut, que deberán viajar hasta la vecina provincia debido a que el Proyecto Navidad sigue empantanado por la negativa del Gobierno de Chubut a abrirle la puerta a minería.

Pan American Silver adquirió el proyecto en el 2010 a través de la adquisición de Aquiline Resources Inc., otra empresa canadiense que había desarrollado los primeros cateos en la zona de Gastre, en lo que se considera la mayor reserva mundial de plata.

Morillo no para

El militante del PRO y dirigente de la agrupación Alberdi, Eduardo Morillo, fue duramente cuestionado hace algunas semanas por poner en duda a los nietos recuperados. Es más, desde el mismo PRO Chubut salieron a criticarlo con dureza y el presidente de ese partido, el madrynense Daniel Laudonio, rechazó que Morillo sea dirigente del PRO y hasta lo calificó de “piscópata”.

Ahora, Morillo volvió a la carga en donde más se mueve; la redes sociales. Desde su cuenta de Twitter lanzó un cuestionable petición vía internet, que inclusive –asegura- fue enviada al presidente Mauricio Macri, “con el fin de clarificar la situación de los 121 Nietos Recuperados”, para lo cual –asegura- “es necesario que se realicen un nuevo ADN de confirmación, que permitirá saber la verdad y despejar todo tipo de dudas sobre las indemnizaciones pagadas (millones de dólares), pensiones otorgadas, etc.”, dice Morillo, sin ponerse colorado de la vergüenza.

Escudado en la “libertad de expresión” que le asiste a todo ciudadano en democracia, Morillo sigue haciendo relucir su perfil de “provocador”.#

Desde el Twitter
 


APEL Das Neves Jerónimo García juez Lleral Legislatura