POLICIALES

Baleó a un sujeto y lo vio un policía: está detenido


Tiene 46 años, le disparó a otro hombre y en ese preciso instante lo sorprendió un efectivo. Lo persiguió hasta un popular bar de Trelew, donde el involucrado quiso ocultar el revólver. Sería un ajuste de cuentas. El hombre baleado está fuera de peligro. Ocurrió frente a la estación de servicio La Lusitania.
19/03/2017 02:00

6.485

Un sujeto de 46 fue detenido poco después de haber baleado a otro en la zona oeste de Trelew. El hecho se produjo a plena luz del día frente a la estación de servicio La Lusitania.

Según confirmó el comisario Ariel González, jefe de la Seccional Distrito Tercera de Trelew, un cabo de policía que transitaba por la colectora de la avenida La Plata, a la altura de la mencionada estación de servicios, detuvo la marcha de su automóvil cuando notó cómo dos sujetos se enfrentaron. Uno de ellos, iba a bordo de una Fiat Cubo. Descendió y fue hasta donde se hallaba a pocos metros el conductor de la Toyota Hilux.

Cuando éste último bajó, el conductor de la Cubo, extrajo de su cintura una pistola y disparó contra el restante. Le produjo una herida en la ingle derecha. Está fuera de peligro.

Tras el disparo, se subió a su automóvil y emprendió la fuga. El Policía que vio la secuencia, se puso su chaleco antibalas y comenzó a perseguir al pistolero. El hombre se ocultó en el conocido bar Armonía, ubicado en Tacuarí y avenida Rawson, hasta donde fue el policía.

En un mostrador

Allí ocultó la pistola debajo de un mostrador en desuso. Eso lo vio un parroquiano que leía el diario Jornada sobre una barra. Se trata de un revólver calibre 22 largo con 8 alveolos y uno servido, es decir, que fue percutado. En la puerta de acceso lo redujo bruscamente y lo esposó.

Poco después, salió del baño otro sujeto que ofició de testigo. A todo esto, en el lugar del tiroteo encontraron manchas de sangre y en la guantera del Fiat Cubo, descubrieron que había una réplica de arma de fuego.

Los testigos pudieron ver cuando el detenido entró al bar, dejó la pistola escondida y volvió a salir cuando llegó el policía y lo detuvo. El hombre en principio no tendría antecedentes y habría actuado en un brote de ira, producto de un conflicto insalvable.

Los dos rodados fueron secuestrados y puestos a disposición de la fiscal de turno, doctora Mónica Carlassare.

En el lugar intervino personal de Criminalística y de la Brigada de Investigaciones, bajo las órdenes del comisario Mauricio Zabala.

De franco

El jefe de la Unidad Regional destacó que el cabo primero, que presta servicios en la Seccional Cuarta, se hallaba de franco pero sin embargo, tuvo un acto de arrojo en aras de detener al pistolero.#

El policía que intervino estaba de franco, pero se puso el chaleco y salió a correr al hombre armado con un revólver calibre 22, que luego procuró esconder adentro de un bar.


Baleado Trelew