SOCIEDAD

Droga en Poseidón: el juicio empieza en junio con los primeros testigos

Será con videoconferencias. Escucharán testimonios desde Mar del Plata y Buenos Aires. Buscan que se designe un tercer juez.

22/03/2017 02:00

1.847

Por Rolando Tobarez  /  Twitter: @rtobarez



En la tercera semana de junio comenzarán a declarar los testigos por el caso de los 110 kilos de cocaína hallados en la pesquera Poseidón de Puerto Madryn. Serán videoconferencias entre Comodoro Rivadavia con Mar del Plata, Buenos Aires y posiblemente la ciudad del Golfo.

Desde el punto de vista procesal estas citas serán el inicio del esperado juicio oral y público, aunque sin la forma de las tradicionales audiencias. Para ver sentados en el banquillo a los cinco procesados habrá que esperar, con suerte, hasta julio. Si no, después de la feria judicial de invierno.

Los datos los confirmó Enrique Guanziroli, presidente del Tribunal Oral Federal que juzgará el caso. El magistrado explicó que por cuestiones operativas, se anticiparán testimonios por esta vía a distancia para simplificar las audiencias posteriores.

“Los cronogramas se nos complican un poco en función de audiencias que se prolongaron más de lo debido”, advirtió. Otro problema será integrar el tribunal: las videoconferencias las puede presidir Guanziroli en soledad, pero las audiencias requerirán de tres jueces y en mayo se jubila Pedro de Diego. El tercer miembro será un tema que resolverá el Consejo de la Magistratura de la Nación.

Por esta causa están procesados y libres Héctor Omar “Cura” Segundo, Nicolás Seoane, Salvador Pennisi y Juan Burgos. El quinto, el español Alfredo Aranda Barberá sigue preso en la Unidad 6 de Rawson.

La idea es “adelantar llevando a cabo audiencias de instrucción suplementaria con gente que está en Buenos Aires, Mar del Plata u otros sitios, antes del comienzo de la audiencia formal”, dijo Guanziroli. “Se puede adelantar porque estos testimonios son contenidos con cierta autonomía”. El integrante del TOF confirmó que este proceso ya es parte del juicio. Aunque se notifica también a los acusados, lo usual es que en las videoconferencias –que son públicas- haya defensores y fiscales. Luego, estos testimonios se incorporan al debate. La posibilidad de estos adelantos “acortará el debate y lo simplificará a situaciones de tipo jurídico”.

En cuanto a las audiencias, donde se podrá ver a los acusados sentados en el banquillo, se harán en Rawson “por razones de practicidad. Hay personas detenidas en la capital (por Barberá) entonces comenzaríamos en Rawson. Las suplementarias podrían ser además de Buenos Aires, en Madryn, que es donde también hay mucha concentración de testigos”.

En cuanto al reemplazo de De Diego, consideró que “hay que buscar juez y el tema no es menor. Lo designa la Cámara de Casación o el Consejo de la Magistratura, lo cual es más interesante porque lleva más complejidad”. Guanziroli admitió que resolver estas vacantes temporarias “es complicado y lento; por eso, para evitar esas dilaciones estamos adelantando un trámite que no necesita que estén los tres jueces. Y desde allí eso se puede ir avanzando en la audiencia formal”. Ya sucedió lo mismo en juicios de Esquel.

El miembro del TOF también graficó que en el juicio habrá “unos cuantos testigos” aunque en acuerdo de partes en audiencias previas “se redujo notablemente el número y ya sabemos quiénes son”. En este escenario, “calculamos un juicio más complicado que largo, porque hay testigos diseminados en diferentes puntos y muchas partes letradas, por lo que no se descartan pedidos de nulidades y otras incidencias”.#

El anuncio de Guanziroli.

El anuncio de Guanziroli.