PROVINCIA

Editorial / El “Plan Piripipí” y la lucha por los reembolsos por puertos patagónicos


Leé La Columna del Domingo, el análisis de la edición impresa de Jornada.
14/05/2017 02:05

3.770

El mismo Gobierno nacional que hace siete meses demora el arranque de una obra como la doble trocha Trelew-Puerto Madryn, que fue relicitada y anunciada su adjudicación con bombos y platillos, y utilizada políticamente como símbolo de la “corrupción K”, quiere convencer a los habitantes del sur del país que su “Plan Patagonia” es serio y está pensado para solucionar muchos de los problemas que tienen los patagónicos.

Es el mismo Gobierno que licitó, adjudicó y nunca puso en marcha la obra de remodelación del Muelle Storni de Puerto Madryn, y el mismo que inauguró la ampliación del Aeropuerto de Trelew sin estar finalizada como exigía el contrato.

Fue el propio gobernador Mario Das Neves el que salió esta semana a poner los puntos sobre las íes, al calificar el “Plan Patagonia” impulsado por el presidente Mauricio Macri como “puro piripipí”.

Según el mandatario provincial, se siguen reuniendo los mismos dirigentes hace 50 años, se hacen los mismos pedidos que hace 50 años y la respuesta siempre es la misma: “Nada”, disparó Das Neves.

La sintonía entre Nación y Chubut fluctúa de acuerdo a las semanas, pero en las últimas el gobernador ha tirado de la cuerda lo suficiente como para que no queden dudas que ciertos consensos que se han logrado no significan un alineamiento automático.

Chubut, por ejemplo, anunció que ya llega a 500 millones de pesos la deuda del Gobierno nacional con la provincia por la construcción de viviendas. Las promesas de la Casa Rosada de ir saldando esa deuda nunca se cumplen, como la mayoría de las cosas que se anuncian.

Lo de la doble trocha Trelew-Madryn es para un libro. Su reinicio se anunció tantas veces y nunca se cumplió, que ahora el verborrágico Javier Iguacel, titular de Vialidad Nacional, ya ni siquiera se anima a salir por los medios de Chubut para decir cuándo va a empezar la obra de una vez por todas.

Mientras tanto, sigue subiendo fotos a Twitter con “obras en la Ruta 3” que nadie ve, o sobre el “nuevo” asfalto de la Ruta 25 que une al Valle con la Cordillera, a esta altura una sucursal de los cráteres lunares.

Iguacel, sin embargo, convenció al Gobierno de Chubut que el atraso en la obra tenía que ver con que las máquinas que debían comenzar a trabajar en ella estaban asignadas a la reconstrucción de Comodoro Rivadavia. Una mentira de patas cortas, porque la responsable de la obra de la doble trocha es la firma Corsan Corviam, que está atravesando una situación escandalosa con su matriz española, concursada en aquel país, a lo que hay que sumarle ahora una investigación por presunto pago de sobornos para beneficiarse con obras públicas en Bolivia.

Reembolsos

Esta semana podría ser clave para que las provincias patagónicas logren torcerle el brazo al presidente Macri con una de sus primeras medidas “antipatagónicas”: la eliminación de los reembolsos por puertos patagónicos.

El miércoles, el Senado está en condiciones de tratar el dictamen de rechazo de la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo al DNU que firmó Macri el año pasado dando de baja ese beneficio para la Patagonia.

Aquel rechazo de la Bicameral fue apenas una primera batalla ganada de un largo combate que ahora necesita la aprobación de las dos cámaras como para convertirse en un triunfo político que restituya los reembolsos.

En la sesión del 29 de marzo pasado se aprobó una moción de preferencia para que el dictamen sea tratado en la primera sesión ordinaria posterior, es decir, la del próximo miércoles 17.

Si el Senado aprueba el rechazo del DNU ocurriría algo inédito en la historia política reciente: desde que se sancionó la ley que reglamentó los decretos presidenciales en 2006, ninguna de las dos cámaras votó por el rechazo de una norma. Ese dato, estiman muchos, dimensiona el impacto negativo que podría tener la derrota a la que se enfrentaría el Gobierno nacional.

Para que el decreto quede anulado, después de ser aprobado en el Senado es imprescindible que la Cámara de Diputados también vote su rechazo.

Varios de los legisladores patagónicos vienen haciendo un trabajo de hormiga para reunir las voluntades suficientes para tirar abajo el decreto. Entre ellos, los tres senadores chubutenses: Juan Mario Pais (PJ-FpV), Nancy González (PJ-FpV) y Alfredo González Luenzo (Chubut Somos Todos). Curiosamente, Pais no va a estar en la sesión del miércoles porque se encuentra de viaje en China, pero González y Luenzo siguen “poroteando” con los bloques del PJ y el Frente Renovador de Sergio Massa, que prometieron apoyo.

El gobernador Das Neves anticipó que estará el miércoles en el Senado apoyando la restitución de los reembolsos. Pero hay dudas sobre cómo jugarán algunos gobernadores patagónicos, como el neuquino Omar Gutiérrez, cada vez más cercano al Gobierno nacional. No son pocos los que creen que podría haber fuga de votos patagónicos.

Otro que es una incógnita cómo jugará con sus senadores es el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, que también últimamente se ha acercado peligrosamente a la Casa Rosada en detrimento de los intereses patagónicos. Hay un dato que alimenta la duda: el rionegrino fue invitado a la reciente gira presidencial por España. Y por estas horas integra la delegación del Presidente Macri en su visita a China.

Si los reembolsos terminan cayendo de manera definitiva por la falta de apoyo del propio bloque patagónico, no sólo será un enorme triunfo político de la Casa Rosada. También podría marcar a fuego el futuro de una región que ni siquiera puede articular una estrategia común para defender sus propios intereses.


La Columna del Domingo puertos patagónicos reembolsos