PROVINCIA

Collio quedó al frente de la CGT con respaldo nacional

Pablo Moyano y Juan Carlos Shmid estuvieron en el acto de normalización. Pidieron que los disidentes se sumen.

16/06/2017 02:00

Dirigentes. Moyano, Schmid, Collio, Suárez y Taboada tras el plenario de normalización de la central obrera.

1.704

Con una amplia participación gremial y el apoyo de los máximos dirigentes del triunvirato de la Confederación General del Trabajo, se concretó en Puerto Madryn la normalización de la CGT Valle Inferior del Río Chubut. El electo secretario general es Luis Collio, un joven dirigente del Sindicato de Camioneros, acompañado por Mateo Suárez, de la Unión Obrera de la Construcción, en la Secretaría Adjunta. Fueron ungidos ante la mirada de Juan Carlos Schmid, integrante del triunvirato, Pablo Moyano, secretario gremial de la CGT, y el diputado nacional Jorge Taboada, además de Alfredo Beliz, anfitrión.

Sufragaron 45 delegados en el plenario normalizador en el camping del Sindicato de Empleados de Comercio, quienes avalaron a la Lista “Celeste y Blanca”, única presentada. Tras la ratificación del plenario fue proclamado Collio, hombre de Trelew que emergió en las últimas jornadas como el elegido para conducir este momento.

La máxima autoridad de la CGT convocó a la unidad del movimiento obrero de la comarca, además de bregar para que los gremios ausentes se sumen a trabajar en la normalizada entidad.

“Es un día histórico para los trabajadores de la región”, dijo. “Esto lo esperábamos hace mucho porque hoy más que nunca necesitamos un movimiento obrero unido”. Tuvo fuertes críticas a la política económica del Gobierno nacional, que aumenta la precarización laboral y profundiza la desocupación.

Collio comentó que “convoco a la unidad de todos los trabajadores y a los gremios que hoy no están, los convocamos a la unidad porque el enemigo es fuerte y poderoso. La CGT está de pie y vamos a salir a la calle a pelear. Este es el principio de la lucha”.

La presencia de la cúpula de la CGT nacional en Madryn ratificó el proceso de normalización pese a las advertencias de Luis Núñez de ir a la justicia.

Moyano afirmó: “Con la presencia de más de 10 dirigentes del Consejo Directivo de la CGT más la presencia de uno de los secretarios generales queda claro que se eligió la única CGT de Trelew y Madryn. Acá no hay posibilidad de impugnación”.

Tras la ratificación de la actual conducción, el dirigente nacional advirtió que “en cada acto del presidente hay un ataque a los dirigentes hablando de mafias sindicales. Quisiera preguntarle qué pasó con los Panamá Papers con sus empresas en el exterior; con el dinero que se le encontró a la vicepresidente que nunca fue aclarado; con el escándalo del Correo Argentino donde gran parte de la deuda se le condonó al padre del presidente. Si eso no es la mafia, ¿dónde está la mafia?”

Moyano enfatizó que “quiero decirle a Macri que los responsables del endeudamiento, de la pobreza y de todo lo que está pasando son los políticos que están llevando adelante la política del empobrecimiento del país”.

Desde el atril el dirigente afirmó que “lo más bajo fue meterse con las pensiones graciables. Hay que ser h…d…p…para meterse con los más necesitados; la CGT no puede seguir mirando ante lo que está pasando. Por eso el compromiso seguirá estando en cada ruta, en cada reclamo de un trabajador”.

El miembro del secretariado general de la CGT, Schmid, cerró el plenario de normalización. “Es una enorme satisfacción estar en este regional tan importante para la región patagónica”. Dejó claro que se debe tener “un marco de confrontación contra un trazado económico que va en contra de nuestros intereses, contra un gobierno nacional que puso un marcha un plan económico que no tiene en cuenta al hombre y la mujer del trabajo”.

“No somos la mafia. Hace rato que hay mafiosos en la Argentina, tienen que buscarlos en la city, búsquenlos dentro de los bancos, ahí están”, en referencia a los dichos del presidente Mauricio Macri. “Los sindicatos siguen siendo la célula viva de la resistencia social en este país”, además de instar a los trabajadores de la región a conducir el proceso de resistencia.

Referenció a la situación electoral y la determinación de avanzar sobre el Partido Justicialista. “Hay quienes quieren destruir el sentido mayoritario del pueblo trabajador, que es el peronismo. La única solución que puede poner de relieve el corazón del pueblo trabajador es el peronismo”.

Schmid afirmó que los dirigentes tienen “ceguera para enfrentar a quien tenemos enfrente y no a quien está al lado; no le cerramos la puerta a nadie porque todos sufrimos los mismos atropellos”.

“Todos tenemos las mismas necesidades, defender los convenios colectivos porque todos juntos tenemos que enfrentar a un gobierno que viene por nuestros intereses y que tiene una mirada distinta. No hay sensibilidad porque se toman las decisiones mirando una computadora”.