PROVINCIA

“Repunte”: familiares de víctimas piden ayuda y aseguran que los tripulantes tenían miedo


Desconfían de que Prefectura siga buscando a los desaparecidos y reclaman vehículos para recorrer la costa por su cuenta. Advirtieron que según los sobrevivientes, el barco no estaba en condiciones de navegar en altamar. Protestaron en Casa de Gobierno en Rawson.
12/07/2017 02:00

1.996

Un grupo de familiares de los tripulantes desaparecidos del pesquero “Repunte” se movilizaron en la Peatonal Fontana frente a Casa de Gobierno. Piden que Prefectura Naval siga con la búsqueda de los marineros y que les muestren pruebas de las tareas realizadas.

El dolor y la impotencia por la falta de noticias, a 25 días del hundimiento, llevó a los familiares a pedir ayuda a todos los vecinos, principalmente vehículos tipo 4x4 para recorrer las costas cercanas a la zona de la tragedia y rastrear elementos o a los mismos tripulantes arrojados por las aguas del mar.

Rocío Arias es hija de José Omar Arias, el primer oficial de pesca, aún desaparecido. Pide que se retome la búsqueda por tierra, aire y mar. “Según el testimonio de uno de los sobrevivientes, mi papá estaba desenredando la balsa y le pegó algo y lo hizo desaparecer”.

“Pedimos colaboración de la gente y del Gobierno para que nos ayuden a conseguir camionetas y poder ingresar a Punta Ninfa, Bajo los Huesos, Punta León y seguir con el rastrillaje”.

“Nos dicen que siguen con la búsqueda pero no tenemos pruebas, no aparece nada, todo lo que encontraron fue de la familia Samite, que alquilaron camionetas que le salían cuatro mil pesos; fueron los que encontraron todo, no la Prefectura: queremos seguir buscando pero no tenemos recursos. Que no se termine porque hay 7 personas desaparecidas. Esto pasó un sábado, el domingo apareció el último cuerpo y después más nada”.

En cuanto a Prefectura, “ellos dicen `Hoy bajamos´, pero no tenemos pruebas de que los buzos bajen. Exigimos pruebas porque el buque está amarrado en Puerto Madryn. Filman pero nos dicen que no nos pueden mostrar porque la jueza no autoriza”.

Los elementos encontrados en las costas los halló la familia Samite. “Nos mostraron esas cosas por fotos”, asegura Rocío Brunt, sobrina del desaparecido Arias. “No los pudimos visualizar personalmente pero sí por fotos”.

Los familiares reconocen el apoyo de los Bomberos Voluntarios de Puerto Pirámides que en todo momento participaron de la búsqueda y de los guardafaunas de la Península que conocen bien la zona y ayudaron a ingresar a la costa para poder recorrerla.

Los familiares denunciaron que una tragedia así puede pasarle a cualquier vecino ya que muchos viven de la pesca. “Los barcos no están en condiciones porque lamentablemente es un sistema que hoy se encuentra sucio. Si uno se acerca a Rawson podrá ver en qué condiciones se encuentran y esos mismos barcos son los que ingresan a altamar”.

“Los doce tripulantes subieron con miedo, con inseguridad, no estaban seguros de las condiciones del barco pero en la necesidad uno lo hace porque cree que no le va a pasar”.

“Mi papá lo último que me dijo fue que él estaba asustado. Que escuchaba un ruido y se levantaba”.

Aseguran que la empresa los amenaza si ellos no suben al barco, dejándolos sin trabajo. “Es una orden, vos tenés que cumplir y subir”. También aseguran que la empresa nunca los llamó: “No nos enteramos por ellos. Nos enteramos de que el barco se estaba hundiendo por las redes sociales. El armador, encargado de la gente, no fue capaz de decir `Tuvimos un accidente´”.

Aseguran que los sindicatos no los ayudaron. “Mi papá estaba afiliado al Sindicato de Patrones y no nos dan apoyo”, dijo Rocío Arias. “Se supone que ayuda al marinero, al patrón, al capitán a que estén las condiciones dadas para que puedan salir a navegar”.

Otro familiar, Matías Arias, confirmó que “los sindicatos no aparecieron, estamos los familiares nada más. Hay muchos barcos que no están en condiciones y están saliendo”.

Por el naufragio “ahora sí se están haciendo controles, pero deberían haberse hecho antes. El Repunte no fue el primero, antes se hundieron 40 barcos y ahora salen a hacer inspecciones sorpresa. Está bien que las hagan pero las tendrían que haber hecho antes; si hubieran actuado como corresponde no hubiese pasado”, se lamenta Rocío.

“Salen barcos habilitados que no están en condiciones. Los permisos vienen de Nación pero cuando el barco sale de puerto tienen que ser inspeccionados por Prefectura. Si alguien hubiese inspeccionado al ´Repunte´, no estaba en condiciones. Nuestros familiares lamentablemente tuvieron que salir igual”.

Explicó que los barcos para ser reparados deben ir a dique seco y no pasó con el “Repunte”. “Fue reparado con una soldadura precaria y por este lugar empezó a entrar agua. No pudieron usar las bombas de achique porque estaban oxidadas”.

Relataron que el barco días antes de la tragedia sufrió una colisión en el muelle de Mar del Plata. Por eso se hizo la soldadura. Y llegando a Madryn “casi se hunde en Punta Mogotes”.

Los familiares de Arias pudieron hablar con un marinero rescatado. “La tormenta azotaba al barco y empezaron a sacar agua de la cocina, que se encuentra abajo del barco; cuando la situación se hace insostenible mi tío (Arias) con otro marinero empezaron a desatar las balsas”.

“Mi tío no tenía chaleco porque no todos pudieron agarrar chaleco. Algunos lograron subir a la balsa pero tratando de desatar algo enredado, voló un elemento del barco que golpeó a la balsa y una ola los dio vuelta y él (el sobreviviente) no vio nada más porque el mar lo separó del grupo”.#


familias Rawson Repunte