SOCIEDAD

Puerto Madryn: se llevó un millón

La noche del domingo fue inolvidable para todos los presentes en la sala del bingo municipal.

18/07/2017 02:00

La jubilada Reyes González cantó bingo en la bolilla 40 y que representó sacarse el pozo acumulado que ascendía a 1.095.641 pesos.

1.497

Sobre las 23:50, con una sala completa, la jubilada Reyes González cantó bingo en la bolilla 40 y que representó sacarse el pozo acumulado que ascendía a 1.095.641 pesos.

La fortuna recayó en esta jubilada de la provincia de Santa Fe que se encuentra visitando a sus hijos, una de las cuales estaba junto a ella cuando la mujer completó el cartón 740 con todos los números.

La jefa del bingo, Luciana Molina, comentó que “estamos muy contentos” porque “sabíamos que el pozo iba a salir aunque no teníamos idea de cuándo sería”. Cuando se escuchó suavemente la palabra bingo se hizo un estremecedor silencio entre los presentes hasta tanto se corroboró que todos los números correspondían a los sacados en la jugada 12 de la noche.

El grito de bingo se oyó sobre la bolilla 40, que era la tope, y tras cantarse el número 7 aunque con el correr de los minutos se pudo determinar que la jubilada había completado el cartón con anterioridad y que no había cantado bingo porque era la primera vez que lo jugaba por un premio en efectivo.

“Fue algo impresionante la cantidad de gente que había para un día domingo. Fue todo muy lindo porque pese a ser una persona que no es de nuestra ciudad, la gente que estaba en la sala se paró y saludó”, comentó Molina, quien sostuvo que “le tocó a esta mujer que vino a visitar a sus hijos y se llevó el millón de pesos”.

Lo sucedido en los momentos previos a cantar el bingo fue todo raro porque “ella había completado el cartón antes de la bolilla 40, estimamos en el orden de la 38. No se animaba a cantar porque no sabía de ahí que canta en la 40 con el número 7 cuando en el cartón no figura ese número”, dijo la jefa de sala. En el diálogo mantenido con el personal del bingo, esta mujer les dijo que “no sabía si gritar o no porque no sabía cómo era el bingo porque nunca había ido a uno de lotería y casinos” agregando que “la bolilla tope era la 40 y si no lo cantaba lo perdía”, indicó Luciana Molina.

A partir de ahora el nuevo pozo quedó en 300 mil pesos siendo una cifra por demás apetecible para todos los asistentes en la sala del bingo municipal, que en el último tiempo fue desbordada por la afluencia de personas habidas por obtener el pozo máximo en juego.