SOCIEDAD

Hay una víctima argentina entre los fallecidos por el atentado en Barcelona

Tenía ciudadanía española murió en el atentado yihadista ocurrido ayer, en el que otros dos compatriotas sufrieron heridas. La víctima fatal es Silvina Alejandra Pereyra, de 40 años, oriunda del barrio porteño de Barracas y residente en Barcelona desde hace una década.

18/08/2017 18:07

1.414

El texto puntualizó que la confirmación de la identidad “se efectuó a través de contactos mantenidos con familiares residentes en Bolivia y luego del reconocimiento del cuerpo llevado a cabo por una prima de la fallecida, en la morgue de Barcelona”.

“El gobierno argentino lamenta profundamente el dolor que causa entre sus familiares y allegados su fallecimiento, y el Consulado de Barcelona, como la Embajada en España, se mantienen en contacto para coordinar la asistencia del caso”, concluyó el texto oficial.

La embajada argentina en España, a cargo de Ramón Puerta, informó por su parte que los dos connacionales heridos fueron María Cristina Deambrosi y Pablo Sebastián Abecasis.

Información aportada por el Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona y difundida por la embajada precisó que Abecasis, residente en Barcelona, fue internado en el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, con "contusiones leves" y fue dado de alta anoche.

"Abecasis, de 36 años, que trabaja en un kiosco en La Rambla, fue atropellado por la camioneta de modo directo, impactando con la cabeza y la espalda sobre el parabrisas. Fue trasladado por transeúntes en taxi al Hospital, donde se verificó que no tenía lesiones de gravedad, más allá del hinchazón y fuertes dolores en la cabeza, la mandíbula y hematomas en el cuerpo", apuntaron.

En tanto, Deambrosi, de 67 años, en España por fines turísticos, está internada en el Hospital Bellvitge, donde se recupera de una fractura de pelvis y fémur, producto de los empujones producidos por la estampida que se generó tras el ataque.

"Se pudo constatar personalmente que se encuentra consciente. Según se adelantó en diagnóstico preliminar, debería permanecer algunos meses inmovilizada para su recuperación. En estos momentos", señalaron.

Silvina Pereyra se suma a una lista de otros siete ciudadanos y ciudadanas argentinos muertos en episodios de violencia política en los últimos 17 años, en todos los casos ocurridos en el marco del enfrentamiento entre Israel y Palestina.

Reuben Eduardo Birmajer, apuñalado el 23 de diciembre de 2015 en Jerusalén, fue la séptima víctima argentina desde el recrudecimiento del conflicto por la ocupación militar israelí de Palestina, a fines de 2001, según un recuento de Télam.

El rabino argentino-israelí Birmajer, de 45 años, era padre de siete hijos y hermano del escritor argentino Marcelo Birmajer, y fue muerto por dos palestinos que lo apuñalaron cerca de la puerta de Jaffa, uno de los principales accesos a la Ciudad Vieja de Jerusalén.

De acuerdo con el recuento, su muerte fue la primera de un argentino por un ataque palestino desde las de Julio Magran y Gastón Perpiñal en un atentado suicida en un shopping de la ciudad de Kfar Saba, en el centro de Israel, el 4 de noviembre de 2002.

Magran, oriundo de la provincia de Misiones y de 51 años, era custodio en el shopping, y se abalanzó sobre el atacante suicida para tratar de minimizar el número de víctimas, pero no evitó la muerte de Perpiñal, de 16 años.

El joven había viajado junto a su familia para radicarse en Israel y jugaba al básquetbol en un club israelí.

Al menos cuatro argentinos más murieron en otros atentados reivindicados por grupos extremistas palestinos desde el inicio de la última y ya finalizada Intifada (levantamiento) palestina contra la ocupación militar israelí, a fines de septiembre de 2001.

El 22 de abril de 2001, el médico israelí de origen argentino Mario Goldin murió a los 53 años en un atentado suicida palestino en la misma ciudad de Kfar Saba.

Oriundo de Córdoba, Goldin se había recibido de médico a mediados de la década del 70 en la Universidad de Córdoba y residía en Israel desde 1977, donde se especializaba en

tratamientos contra el dolor y víctimas de atentados.

El 31 de marzo de 2002, el israelí-argentino Carlos Wegman murió cuando un palestino detonó los explosivos que llevaba consigo en un restaurante de la ciudad de Haifa, en el norte deIsrael.

Wegman almorzaba con su compatriota y amigo de la infancia Carlos Jerusalimsky, director de un noticiero de televisión, quien murió dos días más tarde en un hospital de esa ciudad. Amboshabían llegado a Israel en 1977.

El 31 de julio de 2002, el diplomático israelí de origen argentino David Diego Ladosky murió en un atentado suicida perpetrado en la Universidad Hebraica del Monte Scopus, enJerusalén este.

Ladosky, de 29 años, había emigrado a Israel en 1991 y tenía previsto viajar a Perú para ocupar un puesto en la embajada israelí en Lima.

Otra argentina murió en 2006 en Israel en un ataque en el marco de un conflicto armado, pero en este caso en el enfrentamiento de 34 días entre Israel y el movimiento libanés Hezbollah, en julio y agosto de ese año, no en un ataque palestino.

La víctima fue Mónica Saidman, de 47 años, originaria de Buenos Aires y madre de tres hijas, quien fue alcanzada por un cohete lanzado por Hezbollah desde el sur del Líbano contra la ciudad israelí de Nahariya, donde la mujer residía con su marido desde hacía tres años.