PROVINCIA

El incendio del buque: Prefectura aseguró que no hay riesgo ambiental para el Golfo


Se inicia el operativo para sacar 650 mil litros de combustible de sus tanques. Siguen enfriando la estructura del buque.
12/09/2017 02:00
1.015

Sigue el trabajo en el sitio 4 del muelle Almirante Storni de Madryn para el enfriamiento del buque pesquero “Urabain” y la remoción de las cenizas, que generan focos ígneos que sofocan bomberos voluntarios y la Prefectura Naval.

El mejoramiento de las condiciones permitirá el retiro de los 650 mil litros de combustible que hay en los tanques del pesquero, que tenía previsto realizar una marea de 45 días.

“La situación es distinta a las primeras 48 horas, que fueron críticas”, dijo el prefecto Rodolfo González, jefe de la fuerza naval en Madryn. Aseguró que es una situación controlada que permitirá -tras las tareas de remoción- a la empresa contratada achicar el combustible a bordo. Mientras, hay maniobras de achique del agua y espuma utilizada para extinguir el siniestro.

El operativo fue a destajo porque el buque cuenta con muchos lugares confinados que dificultan las tareas de lucha contra el incendio. “Una vez que se logra bajar la temperatura a los parámetros normales se puede continuar con el resto”, dijo González.

“El personal está con las cámaras térmicas que indican si se continúa con la espuma o con las tareas de remoción; hechos de esta magnitud llevan más de 4 o 5 días. El buque es un lugar que no se compadece con una casa sino que tiene lugares confinados y el revestimiento del buque es combustible. Cuando el acero naval se calienta permanece durante mucho tiempo en esas condiciones”.

La labor se centró en mantener la estabilidad del buque, atacar los focos ígneos, enfriar la estructura y controlar los gases porque se cuenta con elementos a bordo que son complejos.

El prefecto González indicó que la estabilidad del buque tuvo una mejora significativa el fin de semana. “Desde la madrugada del domingo se comenzó con las maniobras de achique en una de las bodegas donde había gran cantidad de líquidos. Esto hizo que se mejorase la posición”.

El jefe de la fuerza naval aseguró que ante un incendio desatado en el buque pesquero “el riesgo ambiental existía” pero aclaró que “fue en todo momento considerado y el equipo que trabajó a bordo lo hizo de manera profesional; estamos fuera de ese riesgo porque en esta condición es extraer el combustible y darle disposición final. No afectará al Golfo Nuevo”.

En el marco de la investigación para determinar el origen del siniestro, se tomaron 15 declaraciones a tripulantes y tras las tareas de remoción los peritos buscarán esclarecer la razón del incendio.