SOCIEDAD

Justina, la lucha de una nena por vivir que espera un corazón

Una nena de 12 años que está internada en la Fundación Favaloro espera un corazón para ser trasplantada decidió que sus padres iniciaran una campaña para que la gente tome conciencia sobre la importancia de donar órganos.

13/09/2017 22:01

Pese a estar en grave estado, Justina pidió a sus padres que concienticen a la gente en la necesidad de donar órganos. (Archivo).

3.678

Se trata de Justina Lo Cane, quien el sábado sus médicos debieron intervenirla quirúrgicamente para conectarla a respiración asistida y asistencia ventricular, complementando y ayudando a sus funciones respiratorias y cardiológicas.

La chica, cuando tenía un año y medio de vida, le descubrieron una malformación cardíaca, pero dos meses atrás su corazón manifestó un agotamiento.

Su papá, Ezequiel Lo Cane, señaló que todos estos años ella "tuvo una vida relativamente normal, con la salvedad que debía hacerse estudios, tomar medicación y cuidarse la exigencia cardíaca en esfuerzos físicos".

Al enterarse de que debía ser trasplantada, Justina le solicitó a sus padres que comiencen una campaña, #LaCampañadeJustina, pero no para conseguirle un corazón a ella, sino para que se tome conciencia de la importancia de ser donante.

Fue así que se creó el lema #MultiplicateX7, a través del cual se trata de que más argentinos se inscriban como donantes, ya que por cada persona que done sus órganos se pueden salvar 7 vidas y en algunos casos hasta 9 (si se toman en cuenta algunos tejidos).

La joven manifestó su deseo de que con esta iniciativa, ninguna persona deba vivir el sufrimiento que experimentan quienes aguardan que aparezca un órgano que le permita mejorar sus condiciones de salud o en algunos casos seguir con vida.

En ese aspecto, #LaCampañadeJustina ha logrado el apoyo de artistas, deportistas, personalidades, medios de comunicación, periodistas y ciudadanos en general que se ven emocionados por la generosidad de una nena que piensa en los demás, antes que en sí misma.

Según se desprende de la base de datos solo 2.866.618 personass –de 45 millones habitantes que tiene el país- manifiestan su expresión positiva de ser donantes de órganos.

Aunque miles más creen serlo (por haber manifestado su voluntad en actos electorales, al sacar su carnet de conductor, y otras cuestiones), pero la realidad es que dicha decisión no consta en la base de datos del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI).

Por eso se recomienda a aquellas personas que optaron por ser donantes en esos actos o encuentros, que ingresen a la página del Incucai (http://www.incucai.gov.ar) para constatarlo.