PROVINCIA

“Los nuevos planes para ejecutar casas de Nación no sirven para el interior”


Martín Bortagaray, presidente del Instituto Provincial de la Vivienda. El funcionario cuestionó los sistemas habitacionales que proyecta Nación y anticipó un plan “propio” dentro de Chubut. “Ser funcionario no es decir a todo que sí, sino también decir que no cuando corresponde”, fue su definición.
02/10/2017 02:00

1.811

Por Ismael Tebes.

-¿La respuesta a la demanda de viviendas nunca alcanza?

-Lógicamente ocurre teniendo un padrón de 30 mil inscriptos y teniendo en ejecución 3.300. Son 2.200 en realidad porque este año y en los últimos meses del año pasado se entregaron 1.000 viviendas. Esta semana se entregarán en diferentes lugares 120 con lo cual el número se achicará. Lo que nos preocupa es la falta de nuevas viviendas. Uno entiende los nuevos programas y para mi humilde entender y mi criterio, no sirven para el interior. Se les va a complicar la construcción de viviendas con estos sistemas que el Estado Nacional cree que serán la gran salvación de los vecinos. No creo que sea así, por el costo de vida de los chubutenses y cuando más abajo te vas, peor es. Esto va a dificultar que aquel trabajador que gane 24 o 25 mil pesos pueda tener acceso a la posibilidad. Son las discusiones que uno plantea.

-¿Cómo define la política actual en el área?

-Es muy fuerte. Hay que tener en cuenta que en los 8 años anteriores el gobernador Das Neves hizo más de 20 mil soluciones habitacionales. Hoy en día de la inversión que se lleva a cabo en 2016–2017 son 2.500 millones de pesos de los cuales 1.620 millones son producto del Estado provincial, con recursos propios. Sólo 880 fueron aportados por el Estado Nacional. Detrás de una vivienda hay una familia, niños, bienestar y unión familiar. También hay arraigo en el pueblo y en el barrio. Hay un montón de situaciones que llevan a consolidar un crecimiento armónico y sustentable. Es cierto que vivimos una situación compleja, difícil en lo económico y financiero que hace que las cosas demoren más de lo deseado, pero se trabaja todos los días para resolver y darle bienestar a todos los vecinos.

-¿Se puede mejorar la calidad de la construcción con cuotas más altas?

-La calidad de las viviendas sociales que se construyen en Chubut es mucha calidad. Se ven pisos cerámicos, terminaciones y artefactos; están bien terminadas y le dan dignidad a la gente. Se ingresa y sólo se tienen que poner cortinas y lamparitas. No pasa como en otras provincias que se entregan con terminaciones mínimas como pasaba años atrás; con un alisado de cemento interior y una calidad poco aceptable.

-¿Colaboran los municipios en la cesión de tierras para planes habitacionales?

-Todos tratan de aportar. Hay algunos municipios que tienen otra complejidad por la escasez de terrenos dentro de su ejido, pero todos colaboran en la cesión de tierras para la construcción de viviendas. No solamente el Instituto, sino asociaciones intermedias, cooperativas y el trabajo de todos los intendentes.

-¿Es bueno que los gremios se involucren generando proyectos cooperativos?

-Es importante que estén involucrados porque todo apunta a ir hacia sindicatos, asociaciones intermedias y empresas, pero también digo que esto va a complicar a otra gente en cuento al acceso a viviendas. Si bien va a solucionar a algún sector no se mantiene el parámetro abierto donde todos tenían iguales posibilidades. Habrá gente a la que se le cortarán todas las expectativas de poder tener una vivienda.

-¿Cómo está hoy el Instituto Provincial de la Vivienda teniendo en cuenta algunas situaciones que se ventilan en la Justicia?

-El IPV tiene un muy buen grupo de trabajadores. Es una institución con los problemas lógicos de la administración pública pero es muy ordenada, muy prolija y tiene todo bien en orden. Es cierto que ha pasado en otras épocas lo que ha pasado, cuestiones que la verdad son despreciables. Si se hizo lo que dicen que se hizo la verdad es altamente condenable y corresponde no sólo a malos funcionarios sino a muy malas personas.

-¿Cuál puede ser el mensaje optimista para quienes siguen esperando su vivienda?

-Seguimos trabajando fuerte. Tenemos algunas estrategias que se anunciarán en su momento en las cuales se trabajo para llevar adelante planes de viviendas, incluso un plan propio dentro de la provincia.

Discusiones

-¿Cómo se interactúa con Nación en las discusiones por los aportes por las viviendas?

-Son las discusiones lógicas que tenemos que dar porque si uno se calla todo tampoco hay crecimiento, ni tampoco nos entendemos. No tengo miedo a las discusiones. De hecho también discutimos con gente que viene a plantear cuestiones. Tiene que haber cordura porque hay algunas discusiones que dejan mucho que desear. Al trabajo hay que hacerlo todos los días, levantándose bien temprano, escuchando a la gente, poniendo la cara habiendo o no solución porque hay que explicarle y entiende más de lo que uno cree. Lo que uno no puede hacer es esconderse. Exponemos lo que realmente pasa y de la forma que pasa. No hay que tener miedo a decir que no, siempre que se diga la verdad. Ser funcionario no es decir a todo que sí, sino también decir que no cuando corresponde.#


Bortagaray casas ipv