SOCIEDAD

Madryn: proyectan una ley para prohibir el ingreso de barcos secuestrados

Por los pasivos ambientales y económicos que generan.

08/10/2017 02:00

1.258

Ante las serias dificultades que han generado, a lo largo de la historia, los barcos interdictos en las aguas y costas del Golfo Nuevo, desde el gobierno provincial se está procurando la sanción de una normativa que impide a la Prefectura Naval o la Armada Nacional dejar en los muelles madrynenses buques detenidos pescando ilegalmente. Esto porque con el paso de los meses nadie se responsabiliza de la nave ocasionando un perjuicio ambiental y pérdidas económicas que nadie termina de cancelar.

“Tenemos un proyecto de ley, que estamos acercando al diputado Alejandro Albaini, para prohibir el ingreso de barcos secuestrados”, dijo el ministro de Ambiente, Ignacio Agulleiro porque “el barco que ingresa al puerto de Madryn tiene un 90 por ciento de posibilidades de ingresar en el muelle sin ningún tipo de responsabilidad y queda como un pasivo para la ciudad y la provincia”. En consonancia con ello, remarcó que los buques “ingresan secuestrados por la Secretaría de Pesca de la Nación pero luego los abandona también. En el caso del buque chino no se hizo cargo” porque todo “lo hizo la Administración Portuaria, provincia y –ahora- está colaborando la Prefectura Naval”.

En el caso del potero chino, que lleva casi dos años  y medio interdicto, se están realizando todas las tareas para lograr su hundimiento con el fin de convertirlo en un parque submarino, permitiendo generar un nuevo atractivo para los amantes del buceo.

El ministro de Ambiente, Ignacio Agulleiro, sostuvo que “nos quedan algunos pasos” acotando que “esperemos que antes de fin de año se pueda liberar ese sitio en el muelle” porque hace casi dos años y medio que permanece interdicto. En la actualidad se está aguardando finalizar los diferentes aspectos operativos vinculados a la limpieza del barco y que implicaría 30 días de trabajo porque se deben sacar todas las puntas, sellar los ingresos, es decir “tiene que ser preparado para que sea un parque submarino. Tras ello habrá que armar la maniobra para llevarlo al lugar del hundimiento”.

Toda la inversión que demanda el trabajo de limpieza y el operativo de hundimiento corre “por la Administración Portuaria aunque la provincia colaborará en todo lo que podamos pero el peso del esfuerzo lo llevará el puerto”, dijo el funcionario chubutense.

En el caso del barco siniestrado Urabain se está terminando de hacer una evaluación sobre los plazos que demandaría adecuarlo para su hundimiento, que serían 5 meses aproximadamente, o si la Administración Portuaria Puerto Madryn pide la liberación inmediata del sitio de amarre que implicaría el traslado del barco pesquero a otro punto del país para realizar las tareas de desguace.

El costo de estas tareas corre por cuenta de la empresa y el seguro que posee para sus barcos. “Estamos hablando de un proceso que demandará entre 4 y 5 meses y no dos años y medio”, dijo el ministro de Ambiente, quien recalcó que “irá muy rápido, que será muy caro pero que tiene la responsabilidad la gente de la empresa hacerlo”.#