SOCIEDAD

El calvario de un hombre al que el PAMI y la Anses lo dieron por muerto

Ramón Álvarez tiene 61 años y quedó inválido por un accidente laboral. En 2009 muere un hijo en un accidente y su esposa cae en una profunda depresión. Otro hijo, discapacitado, fallece dándole a la pareja otro duro golpe. Cuando notificó a la Anses sobre la muerte de su hijo discapacitado, por un error, le cortaron los beneficios a él y hoy no tiene ni pensión ni medicamentos.

24/10/2017 19:35

Ramón Álvarez golpeó las puertas del PAMI, de Anses y hasta de Desarrollo Social de Nación, pero al día de hoy sigue sin ingresos ni cobertura social. (Foto: Agustín Martínez-Imneuquén)

4.091

Un hombre hizo público el calvario que vive desde hace unas tres semanas cuando por un error administrativo lo dieron por fallecido en Anses y el PAMI, lo que lo dejó sin la cobertura de los medicamentos que necesitan con urgencia tanto él como su esposa, quien también padece una enfermedad crónica.

Ramón Álvarez tiene 61 años, vive en la ciudad neuquina de Plottier y cobra una pensión no contributiva de la Anses por un accidente laboral que lo dejó con un 89% de incapacidad, tiene problemas de descalcificación y de columna, más enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

En 2009, su hijo Marcos murió en un accidente de tránsito y el conductor responsable tuvo una condena mínima, lo que hizo que su esposa cayera en depresión. Ella padece, además, diabetes e hipertensión.

La situación empeoró en junio de este año cuando otro de sus hijos, Pedro, que tenía parálisis cerebral, empezó a desmejorar y también falleció.

Mientras se sobreponían a la nueva pérdida, Ramón mandó al Anses una nota informándoles que ya no iba a cobrar el adicional por familiar discapacitado y les adjuntó el acta de defunción de Pedro.

Alguien en Buenos Aires se equivocó y, en lugar de dar de baja la ayuda adicional por el hijo, directamente registró como fallecido a Ramón y cerró el expediente.

Eso provocó que le quitaran la pensión y el beneficio de la obra social PAMI, que les cubría los medicamentos al 100 por ciento a él y a su mujer.

Ramón se enteró del error el 2 de octubre, cuando fue a la farmacia a buscar los remedios de donde debió volver a su casa con las manos vacías y con la noticia de que, para el Estado, estaba muerto.

Golpeó las puertas del PAMI, de Anses y hasta de Desarrollo Social de Nación, pero al día de hoy sigue sin ingresos ni cobertura social.

“Me dieron una nota donde reconocen el error. Dicen que, por cuestiones administrativas, recién me pueden dar de alta en diciembre, pero yo me pregunto qué como en estos tres meses", comentó.

El matrimonio no pudo pagar la luz y el gas de octubre y está racionando la comida. Pero lo que más le preocupa a Ramón son los remedios, sobre todo los de su mujer. Los necesita urgente y le cuestan más de 5 mil pesos.

Indicó a LM Neuquén que se cansó de explicar en cada organismo que no puede esperar a diciembre porque no tiene dinero.

"Me dicen que lo entienden y no entienden nada, porque ellos tienen un trabajo seguro y comen todos los días", señaló. Dijo sentirse agotado y "sin salida".