POLICIALES

Piden reabrir causa contra la defensora que atropelló y mató a nene de 6 años

El pequeño jugaba a las escondidas cuando fue atropellado por una conocida abogada en Comodoro Rivadavia . La familia afirmó que habría usado sus influencias para quedar desvinculada de una causa por homicidio culposo. Denunciaron que desaparecieron videos. Este viernes habrá una marcha de vecinos en Comodoro.

26/10/2017 02:00

Yolanda sufre cada día al recordar el día en que su nieto murió. Siente que quedaron solos ante la Justicia.

2.919

El 21 de febrero de 2015, una abogada de Comodoro Rivadavia atropelló y mató a un nene de seis años. La causa quedó en la nada y la familia pide que se reabra la causa.

Yolanda Marinao es la abuela del nene y reveló que su familia contrató al abogado Hernán Onofri “quien nunca se presentó como querellante. Sentimos que quedamos solos, es como si mi nietito hubiera sido un perro”.

“Uno a veces va con cuidado de no pisar un perrito por cariño. Estas personas no sienten estas cosas. La señora usa sus contactos e influencias, dejaron que la causa se caiga”.

Denuncia



En un descargo público que lleva la firma de la madre del nene, María Ester Santúl, indicó que “ese día, mi hijo jugaba a las escondidas con otros niños y el violento impacto fracturó el cráneo con la parte media del capot del vehículo mencionado, arrastrando su cuerpo hacia atrás por debajo de la pick up, siendo su resultado fatal. Federico sufrió politraumatismo, todos sus huesos quebrados al igual que sus órganos, desencadenaron su muerte casi instantánea”.

El luctuoso hecho ocurrió en la calle Alsina al 144 de Comodoro. Según denunció la familia, hay dos registros de video que desaparecieron y que el nuevo abogado de la familia no pudo acceder al expediente.

Este viernes a las 18 habrá una marcha desde el centro de Comodoro Rivadavia para pedir que la Fiscalía revise el caso con otro fiscal y evalúe su actuación ante la muerte de una criatura inocente. La abogada en cuestión no está imputada y forma parte del Ministerio Público de la Defensa. Estuvo demorada unas horas mientras le practicaban un test de alcoholemia. “La fiscal Camila Banfi Saavedra no resguardó y no cuidó la cadena de pruebas esencial para el esclarecimiento”, dijo Santúl. “Desaparecieron dos videos del lavadero donde se captó el hecho. Nadie investigó ni realizó gestión alguna para recuperarlos”, agregó.

Las pruebas



La fiscal “Banfi omitió pruebas, escondió verdades y terminó archivando rápidamente el caso. Se puede sospechar de una posible complicidad y falta de imparcialidad”.

La familia mostró que existen peritajes que demuestran que Aranda manejaba a unos 69 kilómetros por hora. Aunque el peritaje oficial da cuenta de que manejaba entre 48 y 45 kilómetros por hora y la velocidad máxima en esa calle, debe ser de 20 kilómetros por hora.

“Este caso de homicidio culposo quedó impune. Exigimos que se reabra el caso Nº 66.873 y que los involucrados y responsables se sean ajusticiados  como corresponde”, finalizó la misiva que acercaron a los medios del Valle esta semana. Resta aguardar qué sucederá con la queja de la dolorida familia. #