SOCIEDAD

Madryn: aparecieron aguas vivas


Los vecinos que durante el fin de semana se acercaron hasta las playas madrynenses se encontraron la presencia de una importante cantidad de aguas vivas (medusas) de gran tamaño, lo que generó inquietud y preocupación aunque rápidamente se aclaró que no traen consecuencias a los bañistas pese a que en sus brazos cuentan con un elemento que provoca un leve ardor.
27/12/2017 02:00

3.390

Su presencia masiva obedece al permanente viento que está afectando la zona y que contribuyó para la llegada de medusas en la costa durante el fin de semana. Desde el CENPAT se puntualizó que las medusas viven en mar abierto, no en los golfos, aunque el viento imperante en la zona junto a las corrientes marinas fue clave para que llegaran hasta la costa. “Todas estas especies viven más fuera de los golfos pero cuando hay mucho viento del norte o del este entran”, dijeron los especialistas, puntualizando que “siempre sucede en verano que es cuando crecen más”. “Las medusas, que son muy grandes, te pican en la zona de los brazos. Tienen un disco gelatinoso que es la parte donde tiene los órganos y la boca, en los cuatro brazos tienen un filamento con una flechitas que usan cuando capturan presas”, explicó el CENPAT. Asimismo, se enfatizó que “si el ser humano toca la parte del disco, que es la más grande, no pasa nada. Si se tocan los filamentos de los brazos hace que te arda la piel”, aunque se aclaró que “no son venenosas. En la Argentina no hay venenosas como puede suceder en otras parte del mundo”. Otra de las características es que fuera del agua las medusas mueran porque necesita permanecer en contacto con el vital elemento ya que no tiene una sobrevida importante. No obstante, se aclaró que estando fuera del agua si la persona entra en contacto con los brazos sufrirá la reacción de urticaria. Desde allí que se recomendó que “si alguien quiere sacarla que la tomen desde el disco porque ahí no pica”, agregando que “las células quedan vivas salvo cuando están secas”. Desde el CENPAT se puntualizó que los buzos de la institución hacía 10 días las habían observado aunque “la gente las ve cuando el viento viene desde el mar y aparecen en la costa, pero quienes bucean las habían observado desde hace 10 o 15 días”.#


Aguas Vivas Madryn